¿Qué pasa con Theo, Ceballos y Llorente?

Los tres han sufrido en sus carnes el estar en la cima... y en la grada

0

¿Dónde queda el baile constante sobre el césped de Ceballos? ¿El complejo de pulpo y la brújula de Llorente? ¿Y el rayo llamado Theo? ¿Se les ha olvidado jugar de la noche a la mañana? ¿Es Zidane un malvado? ¿Hay que desprenderse de ellos ya?

El baile de Ceballos, los tentáculos de Llorente y un tren de alta velocidad cuyo apellido es Hernández están ahí. En Valdebebas, junto a sus compañeros. Zidane lo tiene muy cerca. Demasiado cerca, incluso. ¿Acaso alguien pensaba que una irregular distribución de minutos para jóvenes promesas iba a funcionar siempre? ¿Es tan fácil digerir ser estrella a ser uno más de la segunda fila? Zidane tiene parte de culpa como entrenador por no haberles adaptado bien. Pero no en su totalidad. Al jugador del Real Madrid se le exige maximizarse frente a las adversidades, y es lo que deben hacer.

La motivación es el factor clave que afecta al futbolista. Y a Ceballos, Theo y Llorente, aún más. Un par de partidos consecutivos para que el utrerano se guste, para que “el Marquesito” desquicie al mismo cuero, y para que Theo acabe con calambres -en un sentido irónico-. Es muy fácil este asunto dentro de la vorágine que siempre encumbre al Real Madrid: tiempo, paciencia para los jóvenes, oportunidades… y a disfrutar. Son muy buenos. Son buenísimos. Y lo demostrarán.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies