El Tartiere como principal arma

El Real Oviedo disputará más de la mitad de los encuentros que le quedan como local. Tras las buenas sensaciones mostradas a domicilio, los azules esperan seguir haciéndose fuertes ante su afición

0

El Real Oviedo encenderá por primera vez, en 2018, las luces del Carlos Tartiere. Será el sábado a partir de las 18:00, cuando los pupilos de Juan Antonio Anquela salgan al municipal carbayón para enfrentarse al Almería. Un encuentro clave para los intereses de los asturianos. Tras dos empates consecutivos, el equipo oviedista espera reencontrarse con la victoria ante los suyos y ratificar las buenas sensaciones que le acompañan desde finales del pasado año.

Y, como viene siendo habitual desde que se consiguiese el ascenso, el Oviedo vuelve a su hábitat. Porque el Carlos Tartiere ha servido de sustento para que el equipo pudiese optar a los puestos nobles de la tabla. Este año no ha sido menos. Hasta la fecha, los de Anquela suman 23 de los 30 puntos que se han disputado en su estadio. Solo el Rayo logró doblegar a los azules en Oviedo (2-3). Zaragoza y Tenerife, por su parte, rascaron un empate (2-2 y 1-1 respectivamente). Además, a todo esto, hay que sumar la buena racha a domicilio. Con 22 jornadas disputadas, el equipo asturiano suma 14 puntos fuera de casa, tres menos que en toda la temporada anterior y cinco menos que el primer año tras el ascenso.

Con estos datos sobre la mesa, y echando un ojo al calendario, el Carlos Tartiere se postula como la principal arma de los azules. Es cierto que aún quedan veinte partidos y que es demasiado pronto para sacar conclusiones. Pero si algo se saca en claro es que el Oviedo disputará más de la mitad de los partidos que le quedan ante su gente (11 de 20). Un factor que puede acabar determinando por qué luchan los asturianos a final de temporada. Esto es Segunda División, y todo el mundo sabe que jugar ante los tuyos, y más con los antecedentes del Oviedo, siempre aumenta las probabilidades de victoria.

A lo largo de los próximos meses, estos son los equipos que pasarán por el Tartiere: Almería, Sporting, Albacete, Barça ‘B’, Granada, Alcorcón, Nástic, Valladolid, Lorca, Sevilla Atlético y Huesca. Es decir, de los llamados a estar arriba, muchos aún deben someterse al examen del feudo carbayón. Eso sí, por ahora, solo el Huesca ocupa posiciones de ascenso directo o playoff. Pese a ello, todo el mundo sabe lo que varía la Segunda División.

El calendario aprieta fuera

Con tres victorias, cinco empates y cuatro derrotas, el Oviedo se sitúa, al término de la primera vuelta, y con el partido del Rayo, como el mejor sexto visitante. Como decíamos en líneas anteriores, los azules han sumado catorce puntos, más de un tercio de los que poseen. Pero ahora llega el momento de la verdad. A diferencia de lo dicho anteriormente, el Oviedo debe visitar a equipos que en la actualidad luchan por el mismo objetivo. Partidos que, a priori, ofrecen una mayor dificultad que los de casa.

Lugo, Numancia y Cádiz, que actualmente están metidos en ascenso directo o playoff, recibirán al Oviedo durante la segunda vuelta. También lo hará Osasuna, que de ganar el jueves podría ponerse en tercera posición, la que ahora mismo ocupa el equipo de Juan Antonio Anquela. Los asturianos también visitarán a Reus, Zaragoza, Tenerife, Córdoba y Cultural Leonesa. Rivales muy complicados que por el momento no luchan por el mismo objetivo, aunque podrían hacerlo en el corto plazo. Ya saben lo cambiante que es esta Segunda División.

Imagen destacada: laliga.es

Por @javimorcin

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies