Vettel se encuentra la victoria en Australia

La suerte sonrió a Vettel en Australia. El alemán se llevó la carrera gracias a un Virtual Safety Car en el momento justo, en un fin de semana donde nunca pudo acercarse al ritmo impuesto por Hamilton, que acabó segundo con Räikkönen detrás. Los españoles en los puntos: Alonso 5º y Sainz 10º

0

Vettel se hizo con la victoria a pesar de que el campeonato de F1 empiezó este 2018 en Albert Park, Australia, tal y como acabó el año pasado, con superioridad manifiesta de Mercedes. Ferrari no pudo con Mercedes en todo el fin de semana, necesitando echar mano de la suerte para que sonase de nuevo el himno italiano con Vettel exultante. El ritmo de los alemanes fue siempre superior. Sólo el accidente de Bottas en Q3 evitó el doblete germano en la parrilla de salida, que penalizó con caja de cambios y salió décimo quinto. Räikkönen clasificó por delante de su compañero cerrando la primera fila de salida.

Plantel de Pilotos de F1 en el 2018 en Australia. Vía: f1.com

 

La carrera comenzó con pocas sorpresas. En un circuito estrecho y con pocas posibilidades de adelantamiento (sólo dos en pista en toda la carrera) nadie se quiso arriesgar en la primera carrera del año. Verstappen perdió posición al salir con una estrategia diferente con neumáticos más duros. Los sorprendentes Haas se mezclaron entre los Red Bull para seguir a Hamilton y los Ferrari. Detrás los Renault y McLaren cerraban los puestos con puntos con Sainz y Alonso 9º y 10º. Un desesperado Bottas incapaz de adelantar, se colocaba detrás de los Force India.

Primer abandono del Motor Honda

Los primeros abandonos de la temporada los protagonizan Sirotkin con el Williams sin frenos y Ericsson con el Sauber con problemas de dirección, ambos en la vuelta 6.

Pero la vuelta a la realidad de estos últimos tres años se produce en la vuelta 15 cuando el motor Honda del Toro Rosso de Gasley explota. Las caras en Red Bull eran largas. Se confiaba en este motor para equipar al equipo principal el año que viene, abandonando Renault. Pero de nuevo parece que, a pesar de la fiabilidad mostrada en pretemporada, los motores japoneses siguen siendo frágiles y menos potentes que el resto, a tenor de los pobres registros de los Toro Rosso este fin de semana. El único superviviente, Harley, fue el único doblado en carrera.

Los Red Bull con otra estrategia de neumáticos intentan pasar sin suerte a unos consistentes Haas. Verstappen incluso acaba haciendo un trompo en un exceso de celo en la vuelta 10, cayendo hasta la octava posición. Las declaraciones de Alonso diciendo que los coches americanos son una reproducción casi exacta de los Ferrari 2017, algo no autorizado por la FIA, han abierto una polémica que promete alargarse toda la temporada.

La pistola de la debacle

A pesar de las promesas de Pirelli de mejorar el espectáculo con neumáticos más blandos que obliguen a al menos 2 paradas, todos los equipos hicieron una sola. El asfalto poco abrasivo de un circuito semiurbano, permitió a algunos pilotos hacer casi la mitad de la carrera con los neumáticos más blandos de clasificación.

Kimi abrió la ventana de cambios de neumáticos en la vuelta 19, montando blandos. Hamilton se defendió copiando la estrategia en la vuelta siguiente, para evitar el undercut (un adelantamiento en pit lane al parar antes para montar neumáticos más nuevos).

Carlos Sainz y Fernando Alonso en el paddock de Australia. Vía: f1.com

 

Antes de la entrada al pit de los españoles, que se pasaron la primera parte de la carrera peleando, Sainz acabó en la grava, sin consecuencias en el enésimo ataque de Alonso, ganando éste su posición.

En la vuelta 23, Magnussen entra a cambiar ruedas y cuando sale se aprecia como un mecánico da la voz de alarma: el danés se retira con la rueda trasera izquierda mal fijada. Puede sacar el coche a una escapatoria y la carrera continúa. Pero inexplicablemente, en el equipo no reaccionan y usan las mismas pistolas para Grosjean que sufre la misma suerte, pero no llega a apartar el coche de la pista. Dirección de Carrera decreta Virtual Safety Car (no se puede adelantar, se reduce la velocidad y la distancia entre los coches se mantiene con un indicador en el volante).

La suerte de Vettel y Alonso

Con parte de los pilotos que ya han entrado a hacer el cambio de neumáticos (perdiendo 22 segundos), el resto aprovechan para cambiar, perdiendo solo 15 segundos. Esos 7 segundos de diferencia permiten a Vettel auparse a la primera posición, ante un sorprendido Hamilton que preguntaba por radio si habían hecho algo mal. Räikkönen también cedía su posición y era perseguido de cerca por Ricciardo. Alonso también se vio beneficiado y se aupaba hasta una inesperada 5 posición para desesperación de un impotente Verstappen.

La entrada de la grúa para retirar el coche obligó a salir al Safety Car. Pero incluso con todos los coches agrupados, no se producen sorpresas al relanzar la carrera.

Tras un segundo stint sin apenas variaciones, Hulkenberg, Bottas, Vandoorne y Sainz cerraron la clasificación de puntos del primer GP de la temporada.

Force India no pudo luchar en ningún momento del fin de semana. Unos lentos Williams, los Toro Rosso con motor Honda y unos Sauber que siguen sin mejorar, cerraron la tabla todo el fin de semana.

Clasificación final del GP de Australia de 2018. Vía: f1.com

 Sígueme: @jesusmedinamot1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies