Ser tercero no es garantía de ascenso

En las siete ediciones anteriores del play-off de ascenso a Primera División solo en tres ocasiones el tercer clasificado logró el ascenso

0

CD Numancia y Real Zaragoza dan hoy el pistoletazo de salida al play-off de ascenso. Serán un total de once días; seis partidos en los que la plaza de ascenso que resta por conocerse a la Liga Santander tenga dueño. Mañana entrarán en liza también Real Valladolid y Real Sporting de Gijón. Cuatro equipos de los que solo podrá quedar uno.

Han pasado muchos meses y muchas semanas desde aquel lejano 19 de Agosto en el que la temporada dio comienzo. Cuarenta y dos partidos después Real Zaragoza, Real Sporting, Real Valladolid y CD Numancia han concluido entre los puestos tercero y sexto respectivamente. Aunque el play-off es una competición nueva, esa posición ocupada no es nada baladí. Cuanto mejor sea la clasificación mayor ventaja. Una es el factor campo de poder jugar la vuelta en casa. La otra es que cuanto mejor clasificación en la liga regular, es el mejor clasificado quien avanza en caso de que se registre empate.

Es por ello que ser tercero confiere una serie de ventajas importantes. Pero no definitivas. La de este año será la octava temporada en la que se disputa este play-off. Y en las siete anteriores solo en tres ocasiones el tercer clasificado logró el ascenso, lo que equivale al 42,85% de las ocasiones.

En las temporadas 2011/2012, 2012/2013 y 2016/2017 fue el tercer clasificado quién ascendió. Pero en las otras cuatro ocasiones no lo hizo. De hecho en tres de las otras cuatro, el tercer clasificado cayó eliminado a las primeras de cambio. Solo el Elche -que aunque fue cuarto por ser tercero el Barça ‘B’- como mejor clasificado se quedó a las puertas del ascenso tras perder en la final contra el Granada. Los otros tres terceros clasificados (Real Murcia -también cuarto por el mismo caso del Barça ‘B’-, Girona FC y Nástic) cayeron a las primeras de cambios en sus sendos play-off.

El caso más curioso: El Córdoba CF ascendió tras acabar séptimo

El caso más bizarro lo protagonizó el Córdoba en la temporada 2013/2014. El conjunto entrenado por Albert Ferrer se coló en los play-off siendo séptimo tras cuarenta y dos jornadas. Disputó el play-off, beneficiado por el tercer puesto que ocupó el filial culé; y ascendió. Eliminó al Real Murcia primero y después a la UD Las Palmas con aquel recordado gol del mexicano Dávila en el Estadio de Gran Canaria en el último minuto. Un partido que se tuvo que detener debido a una invasión de campo.

Serán dos semanas de emociones, alegrías, penas y tristezas. Pero… ¡Que den comienzo los juegos del play-off de ascenso!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies