KTM va por el camino difícil en MotoGP

La firma austriaca continúa su ardua tarea de adaptarse al MotoGP.

0

Este año KTM no ha demostrado grandes avances, ni maravillas. Se mantiene en una línea de progreso, pero no el suficiente, viéndose superado por sus propias carencias. A pesar de haber demostrado estar a la altura en 2017, en esta temporada de MotoGP vemos como las cosas no están saliendo demasiado bien. Por suerte, les permiten cambios completamente liberados en el motor y carenado.

El equipo

En números, Pol Espargaró es el mejor piloto de la marca, marchando en la 14° posición del campeonato. En esta temporada el español no logró meterse nunca en el topten, en ninguna de las carreras disputadas; pero solamente tuvo dos ceros. Esto lo hace más estable en cuanto a resultados que su compañero de equipo.

Bradley Smith, en cambio, si se colocó dentro de los diez mejores en una ocasión (Alemania). Pero sus caídas, y su bajo rendimiento lo llevaron a cosechar 13 puntos en esta mitad de temporada, ubicándose 19° en la tabla. Será una tarea difícil para el británico salir del pozo cuando sabe que en 2019 no tendrá lugar en el equipo.

Mientras que el wildcard, Mika Kallio, no tuvo muchas posibilidades con KTM en este 2018. A duras penas logró un décimo puesto, en Jerez, aunque sus oportunidades no fueron muchas. En su segunda participación, Alemania, se lesionó por un incidente y no pudo participar de la carrera.

Las austriacas en las curvas de COTA. Foto: press.ktm.com

Los cambios para futuro

Para 2019 ya se plantea un nuevo equipo oficial formado por Espargaró y Johann Zarco, sumando dos motos satélites. Pero KTM necesita resultados inmediatos en esta temporada. Por ello es muy posible que las modificaciones lleguen después del parón.

Los resultados positivos en las carreras no son reflejo de mejoras en la montura austríaca. Son más bien por fortuna, y caídas de los pilotos de otros equipos. Pero se necesita actualizar cuanto antes la motocicleta, sobre todo a nivel chasis. Las KTM ruedan promediando un segundo de diferencia con la cabeza de carrera; con una marcada mejora en la última fecha.

El principal punto que caracteriza a los austriacos es su parte ciclo, es decir su chasis y sus suspensiones. El cuadro tipo Trellis (estructura multitubular), es único en la parrilla, viéndose en desventaja con respecto a los demás. Las quejas por las vibraciones, producto del chasis, son constantes por parte de los pilotos. Además trabaja en conjunto con las suspensiones WP, que al ser una marca que pertenece a KTM, son las que se utilizan. Estos dos aspectos que las diferencian del resto son justamente los que debe mejorar ampliamente para correr a nivel del resto de las fábricas.

Esa actualización podría llegar en casa, en el GP de Austria, según aclaró Espargaró hace dos meses atrás. Declaró que “KTM lo intentará, hará un gran esfuerzo para dárnosla tal vez en Spielberg”, asegurando que la montura prototipo de 2019 llegará para esa fecha.

Twitter: @flayopi – @Motor_G3

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies