OPINIÓN | ¿Cuál es el libro de estilo del fútbol?

'Ganar' como estilo de juego

0

El fútbol es un deporte -especialmente- sujeto al debate continuo, todos estamos dentro de cualquier discusión entre las diferentes materias de este juego inventado por los ingleses. Valoraciones, opiniones y críticas son integradas en esta maravillosa atmósfera, donde ninguna de las anteriores -por descabellada que suene- pueden ser despreciada.

Aunque, me gustaría hacer hincapié en un tema tan candente como actual: los estilos de juego. En concreto, para poder apaciguar a aquellas masas -fervorosas- cegadas en un único modo de patear al balón. Como en todo, la diversidad es la mayor de nuestras riquezas. Afirmar rotundamente que tan solo es compatible con el fútbol un estilo de juego es un grave error. Pero, hoy en día, es más preocupante -y común- la forma en que se desprestigia métodos menos atractivos.

Me declaro aficionado incondicional de aquellos equipos que le dan un trato magistral a la pelota. Las largas posesiones de balón, dinámicas, embotellando al rival sin darle opción a replica. Defender con el dominio constante, soy muy de Pep Guardiola, Quique Setién, Maurizio Sarri, y muchos más. Me encantan los equipos vertiginosos, que con apenas cinco toques son capaces de aniquilar cualquier fortín. Admiro gratamente a esos técnicos que aprovechan los espacios para salir rápido; como una estampida de ‘ñus’. Confieso cierta fascinación por otros técnicos que prefieren ser atacados todo el tiempo, a los oportunistas que si les concedes una ocasión te destrozan cualquier plan inicial. Los mismos que ven en el sufrimiento la satisfacción, los de sistemas impenetrables con una ética de esfuerzo y trabajo envidiable.

En fin, en un deporte sujeto a normas y reglas, nunca se inventó ningún tipo de estilo mandatario. El libro de los gustos está en blanco, dicen. Realmente, el único parámetro para establecer un estilo es ganar. Al final, este deporte está estrictamente ligado a los resultados, y no al juego. Aunque, normalmente suelen caminar de la mano. Por tanto, el técnico -como coordinador de un grupo- tiene que establecer un modo en el que lo jugadores den el máximo rendimiento posible y que les acerque -de modo regular- a la victoria. Así, la explotación de los recursos con los que uno cuenta es la clave de este juego. En fin de un beneficio colectivo.

Por ello, es imposible determinar que estilo es más correcto frente a otros, delimitar el fútbol a un único modo de práctica sería no entender los fantásticos matices -e imperfecciones- que envuelven este deporte. Respetemos la diferentes maneras de entender el fútbol, aprendamos de aquello que no nos guste.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies