La metarmofosis de Antonio Puertas

Tras 8 jornadas disputadas de la presente campaña del atacante almeriense ha firmado su mejor inicio de campaña tras anotar 6 goles en los primeros 8 partidos del curso

0

Corría el verano del año 2017 en el que tras una nefasta temporada del Granada en la 1º Divsión, con un descenso incluido, se  cocinó un nuevo proyecto con el único propósito de ascender cuanto antes a la máxima categoría del fútbol español. Tras una buena temporada en las filas de la UD Almería, el Granada no se lo pensó 2 veces a la hora de que volviera Antonio Puertas  a la disciplina rojiblanca, pero esta vez para jugar en el primer equipo.

Todo el mundo decía que era una muy buena contratación ya que tanto el jugador como el club veían con buenos ojos a la que fue su casa una vez. Pero en la vida, y mucho menos en el fútbol, nada es lo que parece y en cuanto el jugador volvió a jugar en el Nuevo los Cármenes desde un inicio ya se veía que iba a ver más sobras que luces en su primera temporada con su equipo. No arrancó mal el año siendo titular en los primeros partidos para el entonces entrenador Jose Luís Oltra, pero fu trascurriendo el  paso de las jornadas y un fuerte inicio de Pedro Sánchez le quitó rápidamente el puesto de titular. Aunque no jugaba de inicio era uno de los cambios ya fuera el equipo ganando o perdiendo, pero jornada tras jornada iba perdiendo la titularidad.

El inicio del 2018 no fue nada bueno para él ya que con la contratación en forma de cesión de Salvador Agra   fue privado incluso de ir convocado a los partidos. Tras la destitución de Oltra llegó Pedro Morilla al banquillo jugando varios partidos alternando con la titularidad y la suplencia pero sin convencer al técnico murciano.Al final de esa temporada firmó un bagaje muy corto en cuanto a números: 19 partidos disputados  0 goles.

Con la llegada de Diego Martínez, el nuevo entrenador todo cambió para el. Iniciando siempre de titular en todos los partidos y marcando goles (pichichi actualmente la competición), cuando le ves ahora jugar se le ve un jugador disfrutado, corriendo, tirando diagonales, marcando y haciendo disfrutar a su afición. Lo que no sabemos es si su entrenador tendrá algo que ver en ese cambio o es que simplemente Antono Puertas sufrió una metamorfosis, a la mariposa almeriense le han crecido las alas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies