Como cambia la Cultural en ocho años

La primera vez que fui al Reino fue en la 2010/11 y lo hice contra el Palencia. Ayer, 31 de octubre, jugamos de tú a tú al FC Barcelona

0

En el de día de ayer, yendo para León -estudio en Madrid– me acordé que otro 31 de octubre pero de 2010 visité el Reino de León por primera vez. Y lo primero que piensas es: cómo ha cambiado la película. De aquella estábamos penúltimos con 8 puntos, sin un duro, y, para muchos, con un pie en la tumba.

Ese día estaba más contento que nunca. Apenas dormí esa noche -como ahora cada vez que jugamos-, solo tenía ganas de que llegasen la cinco de la tarde y que rodara la pelota. El viaje desde mi pueblo -media hora- se me hizo hasta largo. Aparcamos y fuimos a las taquillas. Las entradas fueron para el fondo sur, lo que ahora siento como casa.

No los había visto nunca, pero los conocía a todos. El partido no empezó muy bien. Al poco nos endosaron el primero de falta, y a la media hora ya íbamos 0-2 y con uno menos. Al inicio del segundo tiempo Mena nos dio alas y recortó distancias. El equipo, a pesar de estar con 10, jugó bien, plantando cara y hasta con ocasiones para empatar. Al final perdimos 1-3 pero el resultado, aunque me dolió, fue lo de menos; me sentí orgulloso de mi equipo -al igual que ayer-, porque sabía que jugando así nos acabaríamos salvando. Por cierto, el rival era el Palencia.

Recordando todo aquello, no solo me di cuenta de lo que ha cambiado la situación en la Cultural, sino personalmente. Cuando fui ese día no sabía que el fondo sur fuera a ser mi verdadero sitio; tampoco que 8 años después íbamos a merecer ganar al Barça; ni que, aunque aún en la B, fuéramos a tener el equipo que tenemos y el objetivo que perseguimos.

Esos 11 que jugaron, dando patadas a un balón como dicen algunos, hicieron que me lo pasara como un niño, animando, y sufriendo, todo el partido y sobre todo, sintiéndome orgulloso de mi Cultural y Deportiva Leonesa; porque, aunque ya en 2011 decía con la cabeza alta que era del equipo de mi tierra, ahora lo hago más que nunca.

Ayer hicimos que el FC Barcelona tuviera que marcar en el minuto 91′; además sin merecerlo. Estuvieron todos de 10, desde Palatsí hasta Aridane, pasando por Iván, Saúl, Vicente -vaya joyita el canario- Bernal o Sergio Marcos, que secó a todo un Arturo Vidal. Todos jugaron de 10, no sería justo destacar a alguien por encima de los demás.

Para cerrar, solo espero que Cea les ponga el partido repetido y les diga que con esas ganas hay que jugar cada domingo. Porque de ello depende cumplir nuestro objetivo que no debe ser otro que el ascenso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies