Un pasado que podría ser presente

Dentro del mar de dudas en el que se encuentra sumido el Real Madrid podemos apreciar parecidos razonables entre la situación que se vive actualmente en Valdebebas y la de la temporada 2015-2016.

0

Aunque las comparaciones son odiosas, parece inevitable establecer paralelismos entre lo que fue la etapa de Benítez con el Real Madrid con la de Lopetegui. Por si fuera poco, las comparaciones entre Zidane y Solari también son bastante razonables.

Aunque es cierto que es pronto para juzgar, no es menos cierto que las sensaciones que están dejando estos primeros partidos con Solari recuerdan en cierto modo a las que dejó Zidane en su día. Muchos goles a favor, pocos encajados y un juego atractivo para el espectador. Todo ello hace inevitable que a los madridistas se les dibuje una sonrisa en la cara imaginándose un final de temporada glorioso.

Que Solari emule la hazaña del francés es algo prácticamente imposible. Hasta para el propio Zidane. Algo de lo que él mismo es consciente y por eso abandonó el club merengue el pasado Junio. Si el propio Zidane no se veía capaz de seguir triunfando con esa plantilla. Tampoco sería justo cargar todas las culpas en Lopetegui.

Las similitudes entre la etapa de Benítez y la de Julen se centran sobre todo en el tiempo que duraron ambos. Aún así parecen evidentes dos diferencias. En primer lugar la destitución del vasco, aunque esperada, fue un jarro de agua fría sobre una plantilla que creía en su proyecto. Esta es la principal diferencia con el madrileño, cuya relación con el equipo dejaba mucho que desear. No era respaldado y hasta tuvo encontronazos con jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo.

La segunda diferencia radica en las carencias de la plantilla. Julen llegó a un cementerio, unos jugadores que lo habían ganado todo y acababan de perder a su mejor jugador; esto sumado a que cada año el fondo de armario era de peor nivel respecto al anterior han hecho casi imposible el éxito del técnico.

Si nos ponemos a buscar culpables del mal arranque del Real Madrid creo que las miradas deben de caer sobre el Florentino Pérez que lleva unos años más centrado en la reforma del estadio que en lo estrictamente deportivo, algo que está perjudicando al club. Si tu presidente no se preocupa por los títulos, y en vez de asumir culpas tiene como manera de solucionar las crisis echar a los entrenadores… difícil es que el resultado sea positivo.

En cualquier caso Solari buscará emular la hazaña de Zinedine Zidane devolviendo al equipo a la senda del triunfo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies