Autoexigencia

0

Siempre me gustó tener a ese entrenador que me exige, ese equipo que pide más de mí, esa compañera bajo palos que te pone a prueba en cada entrenamiento, pero me he dado cuenta que eso es lo más sencillo, lo más fácil.

Cuando te falta todo eso, te sientes perdido, y no sabes ni por dónde empezar. Cuando llegué aquí (Estados Unidos) me encontré con esa situación y sabía que la única persona que me podía exigir era yo misma, y nadie más. Tenía que empezar por encontrarme a mí misma y mantener a mi lado a la gente que siempre me apoya y me ayuda en cualquier situación.

Os puedo asegurar que es muy difícil. Es muy difícil estar cada día al 100%, preparada para entrenar llueva, truene o nieve, y darlo todo en cada ejercicio sin que nadie te dé un toque de atención cuando te relajas. Estar cada día al 100% para demostrar a tu equipo que eres líder fuera y dentro del campo. LIDERAZGO. Eso es lo que ellos me exigen. Ser capaz de motivar a tu equipo cada día antes que motivarte a ti mismo, para que lo den todo en el campo, para que sean valientes y no tengan miedo de demostrar quién son de verdad.

Pero es que ni siquiera yo misma sé que me motiva a entrenar cada día. ¿De verdad necesito una motivación? No lo sé. Otro día dejaré que mis manos tecleen lo que mi cabeza piense sobre esto, ahora mismo solo tengo en mi cabeza la palabra “Autoexigencia”. Y es que al verme sola ante todo esto, me siento aún más viva. Un reto diario, en el que si fracaso, sé que fracasaría conmigo misma, porque no hay nadie más detrás, ni siquiera para decirme que he fracasado.

Y por todo esto aún os valoro más. Vosotros ENTRENADORES. Que dedicáis la vida al deporte y sois capaces de olvidaros a vosotros mismos para motivarnos a nosotros cada día. Ahora mismo tengo una sonrisa en la cara al pensar todos esos días en los que iba a entrenar de mala cara, y vosotros erais capaces de sacarme una sonrisa y recordarme lo mucho que disfruto con el fútbol. GRACIAS. Os admiro y me siento afortunada de haber descubierto esto tan pronto.

Simplemente me he puesto a escribir y este ha sido el resultado. Valores, que ahora mismo están en mi mente, que espero que nunca se me vayan y que pueda escribir sobre muchos más. Ojalá algún día logre convertirme en una entrenadora capaz de todo eso.

Lecciones del fútbol. Lecciones de la vida.

 

Maria Echezarreta Fernández

@Maria19cheza

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies