La garra del «7»

Aridai se ha convertido en una pieza clave para Vicente Moreno a base de trabajo y compromiso

0

Un jugador que nunca pasa desapercibido. Eléctrico, inciso, intenso, temperamental y con mucho compromiso, así defino a Aridai Cabrera. Un chico que no deja indiferente a nadie, cuando está enchufado y en forma es una pesadilla constante para las defensas rivales, pero en un momento en el que no le salgan las cosas la pesadilla se vuelve contra él mismo.

En el Mallorca parece haber encontrado el hábitat perfecto, un entrenador que confía en él, un equipo que le busca y una afición que se ve entregada ante el derroche de intensidad que demuestra en cada partido. El canario está dejando grandes actuaciones esta temporada y así lo reflejan sus estadísticas, cuatro asistencias y cuatro goles así le avalan.

Tras llegar en el pasado mercado invernal como fichaje estrella para volver a La Liga 123, el bermellón se ha asentado en el mejor Mallorca desde que descendiese en 2013. Se sobrepuso a un verano intenso donde se llegó a especular con su salida, pero su buena pretemporada hizo que Vicente Moreno confiase en él. Empezó la temporada titular ante el Osasuna y el Rayo Majadahonda donde no destacó en demasía y eso le condenó a vivir dos partidos en el banquillo. Este suceso dejó huella en un chico que rebosa competitividad y tras esas dos suplencias salió en la segunda parte ante el Cádiz a comerse a los gaditanos. Desde ahí acumula titularidad tras titularidad llegando al climax de su estado de forma ante el Tenerife donde marco y asisitió en dos ocasiones.

Aridai en un entrenamiento con el RCD Mallorca

Este año ha encontrado en Lago Junior su mejor aliado, así es que el costamarfileño ha sido el encargado de materializar tres dianas a pase suyo. También han sido capaces de intercambiarse los papeles y ser el 17 del Mallorca el que asista al 7, digamos que se han convertido en una especie de Batman y Robin, siendo los dos máximos anotadores del conjunto isleño.
Superando a Valcarce y a Merveil Ndockyt, el canario tampoco está exento de críticas. Dos fallos en dos mano a mano ante Oviedo y Zaragoza que han supuesto puntos perdidos han provocado que Aridai se encuentre en el punto de mira. No obstante, se ha vuelto a sobreponer a los problemas y el domingo fue capaz de exhibir su hambre marcando el gol de la victoria ante el Numancia dando tres puntos de oro al Mallorca, que le sitúa en zona de promoción de ascenso a LaLiga.

El trabajo siempre da su recompensa y Aridai Cabrera es el ejemplo más claro, fijo en los onces de Moreno y siendo trascendente en el devenir de este equipo que quiere soñar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies