La carrera astur | Pk.15: Oviedo y Sporting sonríen y miran hacia arriba

Los dos conjuntos del Principado logran vencer en sus respectivos partidos, algo que permite que se alejen las críticas y que se vuelva a mirar al futuro con ilusión

0

La nueva era José Alberto y la reafirmación del triunfo en el derbi. Esos eran los dos titulares con los que Oviedo y Sporting arrancaban su decimoquinto paso en el camino. Tras la destitución de Baraja, los de Gijón afrontaban una nueva etapa con un hombre de la casa. Y ya saben aquello de ‘entrenador nuevo…’. Bueno, ocurre a veces, y en esta ocasión pasó. Victoria muy importante que permite romper una muy mala racha. A pocos kilómetros, en la capital de Asturias, también hay un estado de felicidad. Tras vencer en el gran partido de la región, el equipo de Juan Antonio Anquela volvió a ganar. Lo hizo ante el Reus, con un triunfo que le deja muy cerca de la zona noble.

Vuelve el Tartiere

  • El fortín azul. El Oviedo necesitaba recuperar el modo Tartiere. Ese estado en el que los rivales se empequeñecen ante un equipo que domina, que quiere el balón, crea ocasiones y hace goles. Y parece que el coliseo oviedista vuelve a ser lo que era. El que sustentó al equipo desde su regreso al fútbol profesional, donde se antoja muy costoso sacar los puntos. Son cuatro triunfos en los últimos cinco encuentros como local. El de hoy deja al equipo en una buena posición en la tabla, a dos puntos del playoff de ascenso a Primera División. Además, el equipo ha hecho pleno en estas dos semanas. Dos triunfos que calman las aguas.
  • De menos a más. Al Oviedo le costó abrir la lata. Prueba de ello fue que en la primera mitad, los azules apenas inquietaron la meta visitante. Daba la sensación de que al equipo le faltaba algo. Quizás un hombre más por dentro, puede que una marcha más, pero había algo que tenía que cambiar. Y parece que el paso por vestuarios reactivó a los azules. Nada más salir, Mossa puso el primero, y apenas cinco minutos después, Bárcenas el segundo. El tercero llegaba tras el rechace de un penalti. Sería Joselu el encargado de enviar el balón a la red.
  • Un gol muy importante. Precisamente, ese tercer vale más que un simple tanto. Sobre todo para Joselu. Al delantero se le resistían los goles. Lo intentaba, corría, tiraba buenos desmarques, pero al final, de cara a puerta, no acababa de tener suerte. Hoy, tras fallar un penalti, Yoel le regaló el rechace para que rompiese la sequía. Joselu es un delantero que se entrega por el equipo, pero, como todos dicen, un punta vive de sus goles. El oviedismo espera que la racha cambie y los ‘chicharros’ empiecen a caer.
  • La mayor victoria de la temporada. Aunque es verdad que el equipo había marcado cuatro goles en Córdoba, la de hoy, es la victoria más contundente del año. Un 3-0 que deja una segunda parte sensacional, de esas que se deben repetir muchas veces de aquí a final de temporada. El derbi parece haber permitido recuperar la ilusión. El equipo, por otro lado, ya piensa en el próximo duelo ante Las Palmas. Un partido por la zona noble de la tabla.

Si al final no era tan difícil

  • Debut de pie: Es imposible tener un debut mejor que el de Jose Alberto López. Victoria, un juego que convence y una propuesta que agrada. Además gana donde nadie lo había hecho esta campaña, ni nadie en la centenaria historia sportinguista lo había hecho: Granada. Tras la conclusión del partido si algo abundaba en las caras tanto de los integrantes de la expedición del equipo, como de la afición, era felicidad. Y la afición ya cuenta las horas para el sábado a las 20:30 horas regresar a un Molinón que apunta a ser una caldera para recibir al CD Tenerife.
  • Intensidad, valentía y agresividad: Durante la semana Jose Alberto López anunció que quería que su equipo fuese valiente y fuese a por la victoria. Y lo cumplió. Si algo fue el Sporting en Granada fue valiente, intenso y agresivo en el buen sentido de la palabra. Los primeros veinticinco minutos del Sporting en el Nuevo Los Cármenes rozaron la perfección. Cierto que sufrió frente a un gran rival. Pero con el 0-1 no se echó atrás. Buscó con ahínco el 0-2 y solo su falta de acierto en el remate se lo impidió y casi se le escapa el partido. Pero aunque lo hubiese hecho, esto es lo que la afición rojiblanca pide ver a su equipo. Parece que, al final, no era tan difícil.
  • Djurdjevic sigue desesperando: El ariete serbio fue uno de los ocho cambios que Jose Alberto López introdujo como novedad en el once respecto al derbi. Se le vio, como era costumbre en la era Rubén Baraja, bastante perdido. El balcánico no ganó apenas ningún duelo con los centrales nazaríes y volvió a marrar las dos ocasiones de las que dispuso. Especialmente clara fue una justo antes de ser sustituido con un remate de cabeza que parecía más difícil rematar entre palos, que fuera. Blackman, su sustituto, aportó mucho más en la mitad de minutos y presenta su candidatura a la titularidad.
  • Tirando del refranero: El entrenador hizo bueno el dicho de: ‘a entrenador nuevo, victoria segura’. Pero cerca estuvo de hacer otro que reza que ‘el que perdona, lo acaba pagando’. Perdonó en varias ocasiones el 0-2 y el Granada logró el 1-1. Ahí la fortuna en las decisiones arbitrales benefició al Sporting sin duda alguna. Lo que en las salidas a Cádiz y Almería habían sido decisiones que le costó puntos al cuadro rojiblanco, ésta vez se los dieron. El, más que dudoso, fuera de juego señalado a Adrián Ramos privó al cuadro nazarí del 2-1. Tres minutos después Traver lograba el 1-2. Dice otro dicho que ‘la suerte sonríe a los valientes’. Y el Sporting fue muy valiente en Granada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies