OPINIÓN | Isco Alarcón, ¿qué has hecho?

La suplencia de Isco se ha convertido en una rutina desde que llegara al Real Madrid, exceptuando cuando Julen Lopetegui estaba sentado en el banquillo blanco. Ahora, con Santiago Solari, parece más fuera que dentro. ¿Hay caso Isco?

0

Pocos casos son tan claros y tan visibles como cuando Isco pierde protagonismo. El mediocentro, que era un fijo en el esquema de Julen Lopetegui en el inicio de temporada, ha visto como su protagonismo ha quedado relegado a un segundo plano con la llegada de Santiago Solari al banquillo del Real Madrid. ¿Qué pasa con el jugador español?

Todo parece remontarse a un entrenamiento en el que Santiago Solari, en un ejercicio de presión, pidió a sus jugadores que cantaran en alto los pases realizados, algo que molestó a Isco, el cuál defendía que su labor es jugar al fútbol y eso era inútil. Un gesto feo por parte del jugador español; si el entrenador manda, el jugador obedece, ley fundamental del deporte, ya sea a alto nivel o a nivel amateur.

Tras este hecho llegaron las suplencias para Isco. El malagueño siempre ha sido conocido por ser un jugador de talento brillante, con unas aptitudes con el balón que muy pocos elegidos han tenido y tienen, pero que en los entrenamientos no se vacían. Con otros entrenadores con menos mano dura como fueron Carlo Ancelotti Zinedine Zidane no hubo problema, mimaban al jugador y le daban los minutos que se merecía y se podía. Pero con Santiago Solari eso se acabó.

Para quién no conozco a Santiago Solari, el entrenador del Real Madrid es un hombre con mucha mano izquierda, ya que fue jugador y sabe por su propia experiencia cuál es la mejor manera de tratar a los jugadores. Pero también es un hombre al que no le va a temblar el pulso. Desde que llegó al banquillo blanco esa ha sido su faceta más destacada. Vinicius ha contado con más minutos, ha contado con jugadores que con Julen Lopetegui parecían desahuciados como Marcos Llorente, y ha dejado fuera sin temblarle el pulso a jugadores que no están bien físicamente, como Isco.

Hay muchas informaciones en lo referente a lo que ha podido pasar entre Santiago Solari Isco. El encontronazo en el entrenamiento, el bajo rendimiento del jugador, un estado de forma físico pésimo por parte del español, una negación del saludo en el partido ante el Eibar… Una cosa está clara, hay caso Isco.

Isco da un pase en un partido con el Real Madrid. Foto: Real Madrid Club de Fútbol.

Isco debería cambiar su actitud y adaptarse a lo que le pide Santiago Solari. El malagueño es un jugador muy importante para la plantilla, uno de los favoritos de la directiva y de la afición y un referente mundial en su puesto. Esta cruzada en contra de su entrenador debe terminar, por su bien y por el del Real Madrid, que está por encima de todo y todos (algo que no entendió Cristiano Ronaldo).

Todos los deportistas quieren jugar y no quedarse fuera, pero para ello hay que trabajar. Una corriente que se enseña en todas las escuelas para entrenadores de deportes colectivos es que se juega como se entrena. Santiago Solari la toma y le da sentido, siendo justo con esto. Isco, cambia tu actitud ahora que estás a tiempo, porque el Real Madrid te necesita para llevar el barco a buen puerto en este temporal que no para de azotar el barco.

Además, hay un dato muy duro acerca de que Isco debe estar haciendo algo muy mal para que le pase lo que le está pasando. Ni Carlo Ancelotti, ni Rafa Benítez, ni Zinedine Zinedine y ni Julen Lopetegui han mandado a la grada a un jugador importante en un partido clave de Champions League, a excepción del entrenador francés, que lo hizo con James Rodríguez en la final de la competición que ganó el Real Madrid a la Juventus.

Precisamente James Rodríguez debería ser el espejo donde mirarse para Isco. Tras triunfar en el Real Madrid, una mala relación con el entrenador, en aquel tiempo Zinedine Zidane, le acabó alejando del Estadio Santiago Bernabéu. Acabó en el Bayern Munich, del cual parece que acabará volviendo al club blanco. El malagueño deberá tener ese caso muy presente, porque, como dice el dicho popular, fuera del Real Madrid hace mucho frío.

Para acabar, me gustaría añadir que lo Isco ya no sorprende a nadie. Cuando cuatro de cinco entrenadores le han relegado más al banquillo que al once titular, es que algo pasa ahí. El malagueño deberá trabajar mucho más si quiere, ya no sólo recuperar la confianza de Santiago Solari, sino recuperar el tono físico y de juego competitivo.

Isco controla un balón ante Rochina en un Real Madrid – Levante. Foto: Real Madrid.

Más información del caso Isco en mi Twitter personal, @rcastillejo16.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies