El Reus salva su primer match-ball

Será LaLiga la que se haga cargo de la deuda pendiente con los jugadores del cuadro ganxet para garantizar que el club pueda concluir la temporada

0

El Reus Deportiu ha salvado su primer match-ball. O más bien LaLiga es quien ha decidido prolongar, al menos hasta final de temporada, la viabilidad de la entidad roig-i-negre. Y es que el organismo que preside Javier Tebas, según informaba el medio digital IUSPORT, ha decidido asumir esa deuda pendiente y hasta final de temporada si fuese preciso con los futbolistas de la entidad reusense.

Así el Reus, justo en el día en que se cumplían tres meses de los impagos, ha recibido la noticia de que el órgano director de la competición, será quien se haga cargo de su deuda con los futbolistas. Una deuda que, actualmente, asciende a un montante alrededor de los 700.000 euros. No lo hace LaLiga, en ningún caso, con carácter altruista. Sino para evitar que, en caso de que el Reus siguiese en la actual situación dejase de competir, dejando la liga en 21 equipos y alterando de forma notable la competición.

Además, esta intervención de la patronal, no le saldrá gratis, ni tampoco barata, al Reus. Primero porque a final de temporada, LaLiga realizará la liquidación con el club para recuperar lo abonado ahora por cuenta del mismo. La patronal deducirá ese importe de las aportaciones que le correspondan por los derechos de televisión u otros conceptos que sean gestionados por LaLiga.

El Reus se enfrenta, en caso de salvación, a un descenso administrativo

Segundo, porque además de ver descontada de su cuenta económica el montante total que la patronal abone por el pago de las nóminas a los futbolistas, el Reus no habrá eludido todo peligro. Esta intervención conlleva aparejada la apertura de un expediente por una falta muy grave de la entidad reusense y que acarreará, con casi total seguridad, una sanción. Una sanción que podría, dado el carácter de infracción muy grave, desembocar incluso en un descenso administrativo.

Pero eso no se sabrá hasta dentro de meses, probablemente hasta que la temporada haya concluído. La realidad es que de no haber llegado este lunes la intervención de LaLiga, los jugadores del Reus podrían haber solicitado la rescisión de sus contratos. Una medida (recogida en el convenio colectivo AFE-LaLiga-RFEF) que AFE recomendó a la plantilla ejecutar si se llegaba a esa situación. Una plantilla que ayer protestó permaneciendo inmóvil durante el primer minuto del partido que les enfrentó al Alcorcón y que acabaron venciendo por 0-1. Con esta intervención lo que es seguro es que el Reus podrá concluir una temporada en la que actualmente marcha en vigésima posición con dieciséis puntos, a uno de la salvación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies