El Real Madrid gana, pero no convence

El Real Madrid se ha impuesto al Rayo Vallecano por 1-0 en un partido donde la ausencia de gol empieza a ser destacable. Anotó Karim Benzema para la victoria.

0
Real Madrid 1 0 Rayo Vallecano

 

Derbi de la capital el que dejó la jornada número 16 de La Liga entre dos históricos del fútbol español. El Real Madrid y el Rayo Vallecano medirían sus fuerzas en un duelo con realidades dispares, pero con sensaciones y puntos vitales para las aspiraciones de ambos en juego. Recobrar sensaciones para unos y sumar puntos vitales para otros.

Arrancó el partido con un previo homenaje a Luka Modric, que entregó al Estadio Santiago Bernabéu el Balón de Oro recién recibido. El Real Madrid tenía la necesidad imperante de quitarse de encima los fantasmas de la derrota ante el CSKA, y planteó Santiago Solari desde el comienzo los signos claros de los blancos: el uso de la posesión y ataques directos. El Rayo Vallecano no tuvo otra opción que encerrarse en su área ante el abuso de balón de los locales.

Se tradujo ese dominio de balón en el primer gol de la tarde. Karim Benzema abre desde la banda izquierda a Lucas Vázquez  a la derecha. El español conduce hacia al medio y sirve un balón al área para que el francés bata a Dimitrievski con un derechazo que ponía el 1-0 en el minuto 13. El gal no abría la lata en un partido en el Estadio Santiago Bernabéu desde hacía más de un año ante el Málaga. Esto obligo al Rayo Vallecano a salir un poco más, y casi tuvo la igualada a la salida de un corner, pero el balón lamió el palo.

Con el ida y vuelta también perdonó Marco Asensio, que se quedó delante de Dimitrievski y falló ante la gran parada con el pie del guardameta. Se abrieron huecos para ambos equipos y cogió vida el partido cinco minutos después del gol del Real Madrid. Un partido que acabaría de nuevo dormido por las largas posesiones de balón blancas.

El partido quedó adormilado en ocasiones hasta el minuto 36. Karim Benzema recibe en la frontal del área y, tras recortar, habilita a Toni Kroos escorado a la izquierda para que reventara el balón con la zurda directamente al palo. Se salvó el Rayo Vallecano de ver aumentada a dos la desventaja en el partido, el cual ya se presentaba difícil.

Luka Modric entrega el Balón de Oro al Estadio Santiago Bernabéu. Foto: Real Madrid Club de Fútbol.

Mucha posesión, pero poco gol

El paso por el vestuario de ambos equipos no cambió el devenir del partido en el comienzo de la segunda parte. Incluso empezó como la primera, con una ocasión clara. Luka Modric se coló en el área en el minuto 50 y sirvió un balón al punto de penalti a un fallón Marco Asensio que estrelló el balón en Dimitrievski. Mala tarde para el balear, que acabó siendo pitado por el Estadio Santiago Bernabéu.

El Real Madrid seguía dominando el balón, la posesión era claramente blanca. Las ocasiones de gol también lo eran. La ventaja era lo único inmutable, el 1-0 del marcador. No sería por intentonas, pero parece que, esta temporada, el gol es un problema. Una asignatura que, históricamente, siempre ha estado aprobada con matrícula de honor.

En el minuto 65 volvió a tocar el gol el Real Madrid, pero fue anulado. Toni Kroos sirve una falta desde la banda izquierda, y Sergio Ramos remata sólo en el punto de penalti, anotando el gol. Una alegría que duró dos segundos, pues el asistente y más tarde el VAR se encargaron de mantener el 1-0 en el marcador. Respondía tímidamente el Rayo Vallecano, abocado a contragolpes y a tiros lejanos.

Gastó todos los cambios Míchel antes del minuto 75 y apostó por jugadores de ataque. Necesitaba un cambio el Rayo Vallecano si quería rascar algún punto en el Estadio Santiago Bernabéu. Una afición que empezaba a impacientarse con la incapacidad de cerrar el partido, para evitarse sufrimientos en los minutos finales. Corrió el run run por el estadio en el minuto 77, cuando se vio a Marco Asensio en el banquillo ponerse hielo como si tuviera molestias musculares, y cuando Karim Benzema tuvo que abandonar un minuto después el encuentro cojeando. No estaba el equipo para lesiones.

El partido fluía en el guión que se lleva viendo toda la temporada. La falta de gol del Real Madrid era patente, y se llegó a los últimos minutos con el partido abierto. Thibaut Courtois evitó que el Rayo Vallecano se llevará un punto muy valioso, con dos paradones de mejor portero del mundo. El belga fue el protagonista de que el partido acabara 1-0. Tres puntos y muchas dudas.

Daniel Carvajal conduce el balón en un Real Madrid – Rayo Vallecano. Foto: Real Madrid Club de Fútbol.

 

Ficha técnica
Real Madrid Club de Fútbol: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Marcos Llorente, Modric (Valverde, min 90+2); Lucas Vázquez, Benzema (Vinicius Júnior, min 78), Asensio (Dani Ceballos, min 71).
Rayo Vallecano: Dimitrievski; Tito, Gálvez (Ba, min 54), Velázquez, Álex Moreno; Imbula, Santi, Medrán (Bebé, min 54); Advíncula, Embarba (Álex Alegría, min 72), Álvaro.
Goles: 1-0, min 13: Benzema.
Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea. Comité Territorial de País Vasco. Amonestó a Gálvez (min 39), Bebé (min 64) e Imbula (min 83) por parte del Rayo Vallecano.
Incidencias: Partido correspondiente a la décimo sexta jornada de LaLiga Santander disputada en el Estadio Santiago Bernabéu, Madrid, España.

Más información del Real Madrid en mi Twitter personal, @rcastillejo16.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies