El 2018 del Atleti B, un año de bronce

Repasamos el 2018 del Atlético de Madrid B, un año en el que tras el ascenso en 2017 el equipo se consolida paso a paso en el bronce

0

El año llega a su fin y es momento de echar la vista atrás y repasar lo acontecido. En el caso del Atleti B el 2018 será recordado por el año de la consolidación en Segunda B. El equipo vivió un tramo final de temporada y uno inicial este curso que demuestran una regularidad para asentarse en la categoría de bronce y seguir creciendo para aportar al primer equipo.

Un final de temporada agridulce

El 2017 acababa para el filial rojiblanco con 27 puntos en el casillero y en octava posición. Un buen punto sobre el que partir en la segunda vuelta. Una segunda vuelta que comenzaba con un partido ante la Gimnástica segoviana que, por causas metereológicas, no se pudo jugar hasta el 31 de enero y que finalizó con victoria 0-2 para los colchoneros.

Un triunfo que ponía la guinda a un mes de enero para enmarcar. El 2018 comenzaba por todo lo alto con 5 victorias, la mencionada ante la Gimnástica y ante Pontevedra, Unión Adarve, Valladolid B y Celta B. Acabado el mes de enero se complicó el camino esperanzador de los rojiblancos. Desde el 31 de enero hasta el final de curso, el filial solo sumó dos victorias. El equipo finalizó la temporada con 51 puntos en novena posición tras 12 victorias, 15 empates y 11 derrotas. Una buena posición para un recién ascendido que, sin embargo, supo a poco viendo que el equipo pudo aspirar a más, pero el tramo final de curso complicó el Playoff.

Un inicio de curso de menos a más

Tras un verano con las clásicas idas y venidas, el filial colchonero afrontaba su segunda temporada consecutiva en la categoría de bronce con el firme propósito de consolidarse en ella y sin ponerse techo. Al equipo le costó hacer carburar las nuevas piezas del equipo y los inicios no fueron todo lo buenos que se esperaba. Tras 18 jornadas el equipo es sexto con 28 puntos tras 7 victorias, 7 empates y 4 derrotas.

Un fiel reflejo de ese ir de menos a más, es que en las 12 prineras jornadas el equipo solo sumó tres triunofos de los 7 con los que cuenta. La temporada comenzaba para los rojiblancos con una racha de empates ante Unión Adarve, Real Madrid Castilla y Unionistas. El primer triunfo de la temporada no llegó hasta la jornada 5 ante el Navalcarnero.

Un inicio de curso que contrasta con el final de año a máximo nivel que ha vivido el equipo. En los últimos 5 partidos de 2018, el filial colchonero ha sumado cuatro triunfos ante Fabril, Sanse, Rápido de Bouzas y Pontevedra; y un empate ante el Coruxo.

¿Y ahora qué?

Un final de año que da lugar a soñar con un 2019 en el que el equipo pelee por estar arriba y luchar por un puesto en un disputado Playoff en el Grupo I. El primer escalón será acabar la primera vuelta con una visita a Las Palmas Atlético. El mes de enero lo completarán los encuentros ante Unión Adarve, Real Madrid Castilla y Unionistas. Empezar bien el año catapultaría al equipo a lo alto de la tabla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies