El 2018 del Celta B, el año del yin y el yang

En el 2018 el filial celeste ha pasado de la gloria de rozar un ascenso, a vivir un inicio de curso que lo deja al borde del abismo

0

El 2018 ha sido un año en el que el Celta B peleó por vivir su segundo Playoff consecutivo. Objetivo logrado y rozado el ascenso, empezaba una nueva temporada como uno de los favortios a volver a estar en la zona noble, sin embargo, el curso no ha comenzado como estaba previsto.

Lucha hasta el final por el Playoff

El 2017 acababa para el filial celeste con derrota 1-0 ante el Guijuelo. A pesar del pinchazo, el filial celeste ponía fin a la primera vuelta en cuarto puesto con 32 puntos. El año comenzó con empate a 1 ante el Pontevedra que le sirvió para mantener ese puesto en la zona noble. Un puesto que hasta el último suspiro se disputó con Rápido de Bouzas y Navalcarnero.

El conjunto celeste llegaba a la última jornada jugándose el cuarto puesto ante Rápido de Bouzas y Navalcarnero. Las opciones del filial celeste pasaban por que el Navalcarnero no ganase. Los madrileños tenían el golaverage particular ganado a los celestes por lo que en un hipotético empate se llevarían el gato al agua. Si se producía un empate en el Baltasar Pujales, y el Celta ganaba, tendría dos puntos más por lo que la cuarta plaza sería suya. En caso de empatar y que también hubiese un empate en el otro partido, el filial vigués acabaría sexto.

La otra opción podría haber sido victoria de los dos conjuntos vigueses En este caso el golaverage particular estaba empatado por lo que habría que ir al general. Teniendo en cuenta que para que se diese ese empate ambos tendrían que ganar, el conjunto celeste tendría que meter dos goles más que los aurinegros. Por ejemplo, en caso de que el Rápido ganase por 1-0 al Navalcarnero, el Celta tendría que imponerse al Guijuelo por 3-0.

Los olívicos cumplieron con creces, venciendo al Guijuelo por 4-1 y acabando en la cuarta plaza con 63 puntos beneficiado también por el empate de Rápido y Navalcarnero. De nuevo los celestes jugarían la fase de ascenso.

La segunda fase puso final sueño

Comenzaba el sueño del ascenso con una dura y rodeada de polémica fase de ascenso ante el Marbella. En ambos partidos el resultado fue de 2-0 consiguiendo el conjunto celeste pasar en los penaltis. Un pase que lo emparejó con el Cartagena. En Barreiro, gallegos y murcianos empataron a cero dejando todos por decidir para el duelo de Cartagonova donde la victoria local por la mínima, 1-0, acababa con el sueño celeste que un año más se quedaba a las puertas del ascenso.

Un verano de movimientos

Como cada verano en los equipos hay movimientos en la plantilla. En el caso del Celta B además de salidas como la de Dani Sotres, Agus Medina, Pol Roigé o Juan Hernández, el primer equipo también se quedó con Kevin Vázquez y con Brais Méndez que ya había jugador buena parte de la temporada con el primer equipo. En el capítulo de llegadas, el filial celeste incorporó a jugadores como Dani Vega, Jacobo, Apeh, Farrando e Iban Salvador, entre otros.

De la cumbre al borde del abismo

La temporada no puedo comenzar mejor para un Celta B que se apoderó del liderato en los primeros compases de Liga demostrando ser un claro candidato a luchar un año más por el Playoff de ascenso. La temporada empezaba como acabó la anterior, goleando al Guijuelo.

Diez jornadas sin ganar, desde el derbi ante el Rápido de Bouzas, llevaba el Celta B sin ganar cuando se impuso al líder Fuenlabrada. Una reacción que no pudo prolongar en la visita al líder Ponferradina que remontó el marcador en dos ocasiones dejando sin premio a los celestes. Una derrota que dejó al equipo con 22 puntos en el puesto 13, 4 por encima del Playout y con 6 de renta sobre el descenso. En la última jornada del año, el filial celeste cayó en casa ante el Burgos por la mínima 0-1. Actualmente el equipo es décimo cuarto con 22 puntos, con 2 de renta sobre el Playout y 3 sobre el descenso quedando al borde del abismo.

Una situación sorpresiva para un equipo que hace unos meses luchó por el ascenso a LaLiga 1|2|3 y hace un año era cuarto con 32 puntos en el casillero.  La pérdida de Apeh por lesión, ya recuperado, coincidió con la mala racha del equipo, de hecho, el equipo celeste tiene un balance negativo con 17 goles a favor y 19 en contra. Ocho de esas dianas se produjeron en los 5 primeros partidos de liga antes de entrar en una espiral negativa en la que han anotado 9 tantos en 13 partidos quedando el marcador a cero en 7 encuentros.

¿Y ahora qué?

Ahora toca afrontar un 2019 en el que la lucha por el Playoff se ha convertido en lucha por la salvación. El último partido de la primera vuelta y el primero de un año con un propósito claro, será el duelo a domicilio ante el Salamanca, un rival directo por la permanencia. El mes de enero lo completarán los duelos ante Guijuelo y Sanse como visitante y el mini derbi ante el Fabril en Barreiro. Además habrá movimientos de mercado, el primero de ellos ha sido la incorporación de Sergio Bermejo procedente del Navalcarnero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies