‘Unocerismo’ en el Metropolitano

Un gol de penalti de Griezmann decidió el partido en el Metropolitano

0

Madrid. Domingo a las 12:00 de la mañana, el termómetro oscila por debajo de los diez grados, con suerte. Un día soleado, algo húmedo, frío, sin embargo no impide a los aficionados del Atlético de Madrid y del Levante a presenciar el partido -entre ambos equipos- perteneciente a la jornada 19. El equipo dirigido por Diego Pablo Simeone disfrutó de su condición de local, en casa, con su indumentaria habitual, la rojiblanca; los de Paco López abandonan el color granota que tanto les define para utilizar su segunda equipación, negra y blanca.

Atlético de Madrid 1 0 Levante U.D.

Al marcar las doce del mediodía se oye un estruendo en el Metropolitano que se hace eco en todo el estadio, un silbido prolongado, atronador que marca el inicio del partido. Arranca el encuentro con los jugadores condicionados por las condiciones climatológicas. Sin que el reloj marque los primeros diez minutos del primer tiempo el defensa central de la zaga rojiblanca -Savic- tendría que abandonar el terreno del juego. En su lugar le sustituiría el uruguayo Giménez que vuelve de un largo tormento con las lesiones.

Un Atlético atrevido con ganas de hacer los deberes pronto, se plantaba ante los más de 57.000 espectadores allí reunidos con la clara intención de dominar. El frío cesó, un atronador grito de gol hace temblar los cimientos del estadio, el Atlético de Madrid, por mediación de Koke en una buena jugada colectiva, anota el primer gol del partido. La temperatura asciende notablemente -para los atléticos-, pero algo no iba bien. El VAR informa a Prieto Iglesia que en el inicio de la jugada del gol ha habido una irregularidad, efectivamente la hay. Rodrigo agarra -levemente- a Bhardi en el inicio de la jugada, suficiente para anular el buen gol del jugador español.

Punto de inflexión desde ese momento, el termostato parece estropearse, por parte del Atlético de Madrid, y el ritmo controlador de los locales tras el gol anulado se esfumó. Entra en escena el equipo visitante, da un paso al frente para tratar de dar un golpe sobre la mesa. Momentos de desconcierto, imprecisiones que acentúan la igualdad.

Ninguno decide, falta de proposiciones por los jugadores más peligros de cada equipo, alguna ‘pillería’ (entendiéndose como la búsqueda de peligro en favor de su equipo) del Comandante Morales, por parte de los granotas, pero poco más en el intervalo de tiempo en el que los locales volvería a subir la temperatura. Los aficionados ‘colchoneros’ comenzaron a arroparse bajo la sensación de peligro constante. Un Vitolo animado, dinámico, vertical constantemente buscando a su marca, encarando atrevido aprovechando el premio de su titularidad.

Comienza a combinar Koke, Correa, Vitolo y Griezmann, el muro granota comienza a ser a asaltado, los de Simeone aprovechan la gran incidencia y participación de su lateral diestro: Arias. La concentración en labores defensivas del equipo de Paco López comienza a ser digno de admiración. Un equipo bien posicionado, pocas veces desordenado, a pesar de la gran movilidad de la delantera local. El cronómetro sigue corriendo sin variaciones en el marcador, y así se llegaría al descanso. Empate a cero con más impresiones que resultados claros.

Empieza el segundo tiempo del mismo modo que terminó el primer tiempo, con la única diferencia que Paco López está obligado a cambiar a Chema -por un golpe en el primer tiempo- por Coke. Los últimos cuarenta y cinco minutos se convierten en un monólogo ofensivo del equipo madrileño, proponiendo y saliendo en busca de su rival en su propio campo cuando se producen pérdidas ofensivas.

De nuevo aumenta el protagonismo para el jugador canario y el rosarino, con una movilidad que descompone el orden granota. Minuto 55 y Thomas pisa área, centro a ras de suelo y contacta en la mano del defensor. El árbitro no se lo piensa y concede penalti. Un penalti más que dudoso que sin ninguna duda transforma en gol ‘El Principito’. Uno a cero y el guión sigue siendo el mismo. No importa que salga Vitolo y Correa, para dar paso a Kalinic y Lemar. El asedio no dio tregua alguna, pero sí concedió espacios al Levante. El equipo de Paco López se siente cómodo con campo para correr, con el Atlético volcado e incapaz de cerrar el partido.

Así, y aprovechando que Giménez no está a punto, Morales y, posteriormente, Borja Mayoral, le buscaron las cosquillas al central uruguayo. Con lo que no contaban los visitantes era con la gigantesca figura de Jan Oblak. Poco trabajo, pero como siempre crucial, mantiene la concentración en un partido donde poco pasaba por su área y supo resolver estas peligrosas jugadas.

El caos favorece al Levante que quiere dañar al Atlético de Madrid al contragolpe, sin embargo, Rodrigo, Koke y Griezmann decidieron dar la pausa que el partido necesitaba. No convenía la ida y vuelta para los locales. Una lectura maravillosa, diez minutos que volvió el frío. El Atlético no cerró el partido, pero fue capaz de conservar una -corta- ventaja que doblegó a un buen Levante.

Ficha técnica
Atleti:  Oblak; Arias, Savic (Giménez, min. 8), Godín, Juanfran; Koke, Rodrigo, Thomas, Vitolo (Kalinic, min. 76); Correa (Lemas, min. 71) y Griezmann
Levante: Oier; Jason, Cabaco, Rober Pier, Chema (Coke, min. 46); Toño, Campaña, Vukcevic (Rochina, min. 67); Bardhi, Morales y Roger (Mayoral, min. 67).
Goles: 1-0, min.57: Griezmann, de penalti.
Árbitro: Prieto Iglesias (Comité Navarro). Amonestó a Jason (min. 41), a Cabaco (min. 84) y a Campaña (min. 93) por parte del Levante.
Incidencias: Wanda Metropolitano. 57.903 espectadores.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies