Luces y sombras en el «debut» de José Alberto López

El Sporting vence de una manera aparentemente cómoda en el primer partido del equipo con una plantilla e idea más parecida a lo que vimos con el técnico ovetense en el filial rojiblanco.

0

El domingo en Almendralejo el Sporting volvió a dar motivos para el optimismo tanto a su afición como a sí mismo. Sin embargo en sala de prensa el entrenador volvió a hablar de confianza y posibilidades, variando su discurso únicamente en un punto importante. Antes de la derrota ante el Deportivo más de un miembro de la primera plantilla hablaba sobre intentar ser uno de los mejores en la segunda vuelta. Tras la victoria ante el Extremadura parece que esa parte del discurso se ha dejado atrás. Solo para hablar únicamente de ir partido a partido. Ahora se habla de que el partido del viernes ante el Osasuna es una final.

No puede ser que la temporada se acabe cada fin de semana dependiendo de los resultados del fin de semana anterior. Tan importante como construir una idea de juego, puede ser hacer un discurso único o por lo menos constante. La confianza de 26 jugadores no puede cambiar por un sólo partido, por lo menos a estas alturas de la temporada. Aún hay tiempo para todo, tanto de pelear el directo como de volver a meterse en el pozo y pensar en salvar la temporada,. Así que bien haría el técnico en aclararse no solo él. Si no aclararnos a todos, empezando por sus jugadores.

Un Sporting más afín a su estilo

Por el lado del juego por suerte si dispone por fin de materia prima para plasmar su idea de juego. Medios con recorrido, extremos profundos y verticales y delanteros de referencia. Las llegadas de Aitor García e Ivi por fin suman un perfil que lleva cojeando años. Únicamente fue parcheado por la cesión del propio Jony. Las primeras sensaciones que deja Aitor son claramente positivas. Mostró dominio de las dos piernas, desparpajo y desborde por fuera y por dentro. En los pocos minutos de los que dispuso Alex Alegría se pudo ver lo que se le presuponía; juego aéreo y de espaldas y capacidad de fijar centrales.

Hace unas semanas decía que las posibilidades del Sporting pasaban por recuperar a Djurdjevic y Lod y sumar al resto de efectivos. Por ahora el serbio es otro futbolista. Uno por el que si merece la pena pagar lo que se pagó. Su doblete fuera de casa parece liberador para él mismo y, aunque no podrá mantener una racha como la actual mucho tiempo, desde luego que ha callado a sus detractores a base de su trabajo. La siguiente tarea de José Alberto López es crear el hábitat para Robin Lod, que este fin de semana se quedó sin convocar. El Sporting no se puede permitir tener a un jugador como el parado. Y si se han rechazado ofertas por él aún más. Es prioritario que pueda demostrar sus condiciones y sumar al equipo tanto como Djurdjevic.

Si todo esto se diera es difícil pensar que el Sporting no competirá seriamente por el ascenso. Ya sea por el directo o por vía de los play-offs. Queda tiempo y hay jugadores de sobra. Tanto en calidad como en cantidad para lograrlo y siendo muchos de ellos ideales para el modelo de juego del entrenador. Miguel Torrecilla ha cumplido su parte, así que ahora es todo responsabilidad de José Alberto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies