El Sporting responde y se defiende

El Real Sporting respondió al comunicado de la pasada medianoche del Real Oviedo en el que se anunciaban, entre más cosas, la ruptura de relaciones con la entidad gijonesa

0

La reacción del Sporting al comunicado de la pasada noche del Real Oviedo no se ha hecho esperar. La entidad rojiblanca citó en el estadio a los medios de comunicación a las 13:15 horas. Los consejeros de la entidad, Javier Martínez y Fernando Losada, comparecieron en la sala de prensa de El Molinón, donde se leyó un comunicado que minutos más tarde estaría disponible en la página web. Martínez fue el encargado de leerlo.

Accesos de la afición azul

Sobre los accesos de la afición azul, Martínez expuso lo siguiente: «La declaración de alto riesgo conlleva, como debiera saber cualquier club por muy poco que lleve en el fútbol profesional, la obligación del organizador de reforzar las medidas de seguridad y los cacheos para el estricto cumplimiento de las prohibiciones existentes, aumentando no solo el dispositivo privado sino el de las fuerzas públicas de seguridad, todo ello debido a la rivalidad deportiva de carácter especial o los precedentes que existan entre las aficiones rivales. Si algún aficionado lleva consigo elementos prohibidos, le han de ser retirados, y si los llevan como prenda de vestir, han de ser conminados a su retirada».

Incidentes en el acceso al estadio

Martínez también declaró, sobre la polémica surgida sobre la escasez de aseos: «se habilitan, asimismo, con carácter exclusivo para ellos, dos zonas con baños y bares, la puerta 6 en la parte de abajo y la 6 bis a nivel de grada, con un total de 22 baños o cabinas individuales y 4 metros corridos de urinarios. Con la entrada de los seis primeros autocares de aficionados visitantes se inutilizan y destrozan por estos seis cabinas nada más acceder, viéndonos obligados a retirar por seguridad a la encargada de los mismos y establecer un dispositivo de seguridad, de lo que tomó buena nota el Director de Integridad y Seguridad de la Liga presente en el encuentro».

Además, sobre la no dispensación de bebidas dentro del estadio: «Durante todo el encuentro se dispensó servicio de bar en las dos zonas habilitadas, como dato que les facilitamos, se consumieron en el encuentro 483 botellas de agua, quedando no obstante, un sobrante no requerido por los aficionados del Real Oviedo de 348 unidades, todo ello sin contar el servicio de cuatro mochileros con bebidas para aquellos aficionados que no querían bajar al bar de la zona baja, servicio adicional en esta temporada».

Incidente en la puerta del parking

La entrada del párking del estadio gijonés, Martínez declaró que es un incidente provocado única y exclusivamente por parte de la delegación del club: «En todas las reuniones mantenidas en la Delegación del Gobierno, con asistencia de representantes del Real Oviedo, se acuerda y ordena que el autobús con familiares y amigos (la directiva estaba en El Molinón – Enrique Castro «Quini» desde las 15:15 horas) haría su entrada por la puerta cero, y una vez llegan al estadio se dirigen a la puerta del garaje sin autorización alguna y por decisión propia, provocando un incidente entre los coordinadores de seguridad, simple y llanamente por no cumplirse lo dictado por la Delegación del Gobierno. Con posterioridad a dicho suceso, el coordinador del Real Oviedo se disculpó personalmente con el personal de seguridad por su actuación en la puerta del parking».

Sobre la ruptura de relaciones, Martínez declaró: «El Sporting lamenta la decisión del Real Oviedo de romper relaciones de forma unilateral y sin previo aviso. Esperamos que rectifiquen, por el bien del fútbol y de Asturias».

Gravísimos desperfectos en la zona visitante

El enfado del club gijonés no viene solo por la sorpresa causada por la ruptura unilateral de unas relaciones que, anteriormente al derbi, tampoco eran fluidas. También por los graves desperfectos que se detectaron en la zona visitante del Estadio de El Molinón-Enrique Castro «Quini» tras el partido y al día siguiente. Más de un centenar de butacas rotas y varios aseos destrozados son parte de los desperfectos que el club tendrá que reparar para volver a habilitar la zona visitante de cara a futuros compromisos.

Estado en el que quedaron algunos asientos y aseos de la zona visitante

AVISPA defiende la actuación de la seguridad privada

La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (AVISPA) ha salido al paso de las acusaciones que el Real Oviedo realizó ayer en su comunicado.  Argumentan que: «Las actuaciones realizadas fueron en todo momento fueron correctas y ajustadas a lo que determina la normativa reguladora. Nadie quedó en sujetador públicamente. Únicamente se ejercieron las medidas preventivas. En cuanto al acceso con prendas no autorizadas, de lo que ya tenían conocimiento previo dichos desplazados, haciendo caso omiso de las indicaciones para provocar».

Además, en dicho comunicado, el colectivo de vigilantes acusa tanto al club azul como a las peñas y afición del Real Oviedo de lo sucedido. «Están apoyando, dando cobijo y respaldo a unos aficionados ultras, cuya labor principal es provocar altercados».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies