Tango solitario y dos luchas en Argentina

El Gran Premio de la República Argentina vivió una exhibición aplastante de Marc Márquez, el doblete de Lorenzo Baldassarri y el estreno de Jaume Masiá

0

El Gran Premio de la República Argentina celebrado en el circuito de Termas de Río Hondo es la segunda prueba del Campeonato del Mundo de Motociclismo tras el inicio en el desierto de Qatar. El país del tango fue testigo de la mano de hierro de Marc Márquez, la segunda victoria seguida de Lorenzo Baldassarri en la categoría intermedia y el primer día de gloria en la carrera de Jaume Masiá.

El baile de Marc

El tango solitario. Es la frase que resume el fin de semana de Marc Márquez. Estaba de vuelta en Argentina, donde había sido protagonista de un momento pésimo para el aficionado durante la temporada pasada. Venía de caer derrotado ante Dovizioso y la rápida Ducati en Losail. Pero tocaba en un territorio donde vuela. A una y a 25 vueltas. No dejó opción a nadie. Desde que el semáforo se puso en verde, hasta que la bandera a cuadros cayó. Ritmo perfecto, vuelta tras vuelta. Incluso bajando el ritmo tras la insistencia de su jefe Alberto Puig. Victoria y liderato, uno de los combinados que mejor saben en MotoGP.

El piloto de Repsol-Honda no tuvo rival, sería injusta una valoración de su carrera si pensásemos que sufrió. El circuito le venía como anillo al dedo, y ni Dovizioso, Viñales o Rossi pudieron con el de Cervera. La diferencia fue mayor de 10 segundos, la máxima que logra sobre superficie seca. En otras palabras: recital, clase magistral o, simplemente, puro Marc Márquez.

vía: El Confidencial

Para Andrea Dovizioso el trabajo era, como mínimo, llegar segundo, pero su GP19 no estaba en su salsa. Argentina no es un circuito para los de Borgo Panigale y acabó cayendo incluso con Valentino Rossi. Afirmaba que era un gran trabajo, pero la gran diferencia con la que ha caído ante el 93 deja claro que Dovi tendrá que sudar sangre. Si hablamos del Doctor, comentaríamos lo de siempre. No le den por muerto, 40 años y segunda posición. Adelantamiento precioso al de Forli y llevando a su Yamaha a un gran resultado. Y es de los que sientan mejor, pues su compañero de box, Maverick Viñales, no pudo terminar la carrera.

El de Roses se fue al suelo en la última vuelta tras ser embestido por la Yamaha satélite de Franco Morbidelli, y firma dos carreras con más sombras que luces. Lo mismo ocurre con Jorge Lorenzo, fuera de cualquier opción con una Honda que sigue siendo difícil de descifrar. Todo lo contrario le ocurre a Álex Rins. El de Barcelona remontó y estuvo a punto de pelear por el cajón, y nos deleitó con movimientos que dejan claro su nueva actitud. Pelea y más pelea.

Luchas y locuras

Si lo de Marc Márquez fue un baile, lo de Lorenzo Baldassarri es un solo en la victoria. Pues el del Pons Racing es el único piloto en la categoría intermedia que se ha llevado el máximo galardón. En Qatar dominio y en Argentina carrera de otro corte, más propia de la categoría reina. Es decir, pocos candidatos y luchas variadas. Pero fue el mejor, esperando a la parte decisiva y acertando en sus decisiones. Pudo con el valiente Remy Gardner, con su primer podio y siendo otro hombre de moda. Ambos superaron a un Álex Márquez, que levantó los ánimos en el seno del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS, que se habían hundido tras el abandono en la warm up lap del poleman Xavi Vierge.

vía: La Vanguardia

Y para el final dejamos lo mejor. La locura total y habitual que se vive en Moto3. Las carreras en las que más de 15 jóvenes se dejan todo. Y en la que hay un nuevo héroe. Un chico nacido en el año 2000. El piloto de KTM Jaume Masiá, que imitó a Márquez en el fondo de la mano de hierro, pero no en las formas. Tuvo que ver innumerables cambios de líder, y tener al lado pilotos con mucho que ganar y poco que perder. Como el nervioso Darryn Binder, segundo final tras venir desde la vigésima plaza. O el italiano Arbollino, cerrando el podio y dejando sin puestos de honor a los teóricos favoritos como Dalla Porta (7º), Ramírez (9º), o los más perjudicados, Arón Canet (12º) y Romano Fenati (16º).

En diez días el gran circo viaja a otro país, a otro circuito. Al Gran Premio de los Estados Unidos en el Circuito de Austin. Y como una similitud con Termas de Río Hondo: es territorio Márquez. ¿Viviremos un nuevo tango solitario del siete veces campeón del mundo?

Sígueme en Twitter @eugemf7 y siga todas las novedades del motor en @motor_g3.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies