100 recuerdos para 100 años: Matador Kempes

No diga gol, diga Kempes. Frase muy común entre los comentaristas deportivos en la final de la década de los 70 y principios de los 80

0

Mario Alberto Kempes ha sido con toda seguridad el jugador más internacional con el que ha contado el Valencia CF en su ya centenaria historia. Uno de los más laureados, idolatrados y recordados símbolos de la dilatada trayectoria valencianista. Sin embargo, su llegada a tierras valencianistas no hacía presagiar nada parecido.

Llega un semidesconocido

Mario, Marito para sus más íntimos compañeros, llegó a Valencia de la mano de Pasieguito, secretario técnico por aquel entonces de la entidad que dirigía Ramos Costa. El presidente envió a su mano derecha deportiva a Argentina con el objetivo de traer a una figura para su proyecto faraónico. Su primer deseo, Rainer Bonhoff, no fue posible y se lanzó a la caza de nuevos talentos sudamericanos.

El capo deportivo de la entidad, buen conocedor del mercado argentino, apostó por Kempes para comandar ese proyecto y no se equivocó. No fue fácil, sin embargo, su llegada a Valencia. La directiva de su club de origen, Rosario Central, convocó un referéndum entre su hinchada para justificar la salida del ídolo local hacia España. Todavía hoy hay fundadas sospechas de que aquel referéndum no fue todo lo lícito que se dijo.

Un inicio descorazonador

300.000 $ tuvieron la culpa del trasvase del Matador a tierras valencianas en el verano de 1976. Casi desconocido para la gran afición valencianista, su llegada no despertó grandes emociones ni la ilusión de los cracks que el presidente prometía. Su primer partido, ante el CSKA de Moscú, tampoco sirvió para aumentar las expectativas ya que el rosarino falló un penalty y cuajó una mala actuación. No fueron pocos los que se apresuraron a calificar de fracaso aquella contratación.

Con la llegada de la competición de Liga, y con un Kempes ya más entrenado y adaptado, su rendimiento aumentó exponencialmente y los goles fueron llegando sin prisa pero sin pausa. Tras abrir su cuenta ante el Celta de Vigo con un doblete, su primera temporada a orillas del Turia sería todo un éxito, cosechando un trofeo pichichi para sus vitrinas.

Goles, títulos y leyenda eterna

La temporada siguiente, pese a no ser una buena temporada a nivel colectivo, volvió a revalidar el título de picichi, esta vez con 28 goles. Sería el preludio de su gran momento como jugador de la selección argentina. Máximo goleador y figura destacada del mundial que se disputó en su país y del cual Argentina salió campeón, encumbrando a Mario a figura del firmamento futbolístico internacional.

Tras su participación en el mundial, vendría un trienio dorado con los títulos de Copa, Recopa y Supercopa de Europa de manera consecutiva y en el que el » Matador» se ganó para siempre su sitio en la leyenda valencianista. Lugar que no ha dejado nunca y que, generación tras generación, sigue conservando.

Aún hoy, más de 40 años después de su llegada, la sola presencia de Mario Alberto Kempes supone la efervescencia popular al más alto nivel, agasajado por jóvenes y no tan jóvenes en todas sus apariciones en la capital valenciana.

El que les habla tuvo el inmenso placer de hablar con él por  teléfono para realizarle una entrevista. Aquí les dejo el enlace para que puedan disfrutarla.

Síganme en @VicentSarrion y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo ; twitter: @sextoanillo y también en Instagram: sextoanillo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies