Estados Unidos sigue sin encontrar su «Muro»

Estados Unidos siempre fue una selección a la que era muy díficil crearle una ocasión y aún más anotarle un gol pero eso se ha acabado

0

Cada partido de la Selección Femenina de los Estados Unidos deja la misma sensación: una gran debilidad defensiva. Hace unos años, era casi impensable ver que partido tras partido la USWNT recibía más de un gol por encuentro. Desde que se sancionó a Hope Solo, Krieger y Klingenberg dejaran de contar para Jill Ellis, la defensa empezó a ser su talón de aquiles.

Jill Ellis ha tenido tres años para volver a tener un «Muro» en la parte de atrás de su equipo pero no encuentra la forma de que su selección no reciba gol partido en cada partido.

Tras la debacle en los Juego Olimpicos de Río de Janeiro en el 2016, Ellis tuvo que dejar de llamar a Hope Solo, mejor portera del mundo, a la que se suspendió por 6 meses y a posteriori se retiró. Poco después, dejó de contar con Krieger y Klingenberg que hasta ese entonces eran la laterales indiscutiles de la selección.

Tras eso, Jill probó a jugar con defensa de 3, poniendo a Allie Long atrás junto a Becky Sauerbrunn y Casey Short. Parecía que ni en los amistosos funcionaba pero Ellis no se dio cuenta de eso hasta que Francia ganó la She Believes Cup y dónde su seleción mostró una gran debilidad defensiva.

Rory Dames, entrenador de Chicago, decidió poner a Julie Ertz en el centro del campo, donde jugó en su etapa universitaria. Jill vio que ahí funcionaba y ella decidió tomar la misma decisión, adelantar a Ertz al centro del campo. Con esa medida le llegó un gran problema: ¿Quién acompañaría a  Becky Sauerbrunn en el centro de la Zaga?

La directora técnica de USA decidió darle la oportunidad a dos jugadoras: Abby Dahlkemper y a Tiernan Davidson. La primera lleva unos años siendo la central titular de NC Courage, equipo que el año pasado gano la NWSL y la fase regular. Por otro lado, estaba Tierna Davidson. Cuando la llamaron llamaron por primera vez con la absoluta ella aún jugaba en la Liga Universitaria y no fue hasta el Draft de este año cuando la reclutó Chicago Red Stars.

Ellis lleva casi dos años alternando entre ellas dos para el puesto titular y parece que ninguna termina de convencerla.

Las laterales son otras de las debilidades de esta selección. Kelley O´Hara lleva desde el 2010 en la selección y fue titular en los Juegos Olimpicos de Londres por la lesión de Krieger. Pero quitando eso, no era la titular de ese puesto hasta el 2017. La suerte que tiene con la portadora del dorsal número 5 es que puede jugar en ambas bandas y en el centro del campo. La banda izquierda era propiedad de Meghan Klingenberg pero le pasó lo mismo que a Ali Krieger, desapareció del mapa de la US Soccer. Jill probó con Casey Short pero hace un año decidió retrasar a Crystal Dunn para esa posición.

Ahora mismo la zona defensiva está formada por O´Hara-Dahlkemper-Sauerbrunn-Dunn. De ellas se habla mucho por la poca solidez defensiva que demuestran partido tras partido. Por ello, las seguidoras de la US Soccer siempre tiene la duda de que pasaría si vuelven a poner a Julie en el centro de la defensa para mejorar ahí. No sería un cambio nada drástico y ella ha demostrado que es una defensora muy buena. Además, en el centro del campo la podría sustituír Sam Mewis y todo seguiría igual.

Otro de los problemas es en la portería. La sombra de Hope Solo es demasiado grande. Las entrenadoras de la selección han probado con Ashlyn Harris, titular con Orlando, que siempre termina salvando a su equipo de perder o de que les marquen más goles, pero con la selección nunca ha mostrado ese nivel. Parece que Jill Ellis confía en Alyssa Naeher. Es la portera titular de las Red Stars pero con la selección también deja mucho que desear. Muchos fans no olvidan la cantada contra Brasil en el Tournament of Nations. La otra plaza la ocupan entre Adrianna Franch y Jane Campbell. Parece que Franch, mejor portera de la liga, ha tomado la ventaja. Es la titular con Thorns y siempre parece transmitir seguridad pero con la selección nunca juega.

A Jill Ellis se le acaban las pruebas porque en menos de dos meses empieza el Mundial de Francia 2019 dónde su selección es la favorita para ganar por cuarta vez el torneo y la segunda de forma seguida.

Foto Vía US Soccer

@cris10koala

@futfem_g3

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies