La carrera astur | Pk.34: Ya están aquí…

El Sporting logra superar al Granada en un encuentro decidido en apenas once segundos y junto con el Real Oviedo, que suma los tres puntos correspondientes al encuentro frente al Reus, siguen acercándose al play-off

0

Jornada perfecta para Real Oviedo y Real Sporting de Gijón. Los carbayones tienen ‘finde libre’ y suman tres puntos sin jugar debido a que les correspondía el encuentro en Reus. Los azules se ponen con 52 puntos y recortan la distancia respecto a unos puestos de play-off que se comprimen más y que ahora están solamente a tres puntos. Caso y distancia idéntica para los rojiblancos, que tras vencer a un Granada que demostró en El Molinón-Enrique Castro «Quini» el por qué de su clasificación, la cual no es casualidad. Un triunfo de mérito y sufrimiento el logrado por los rojiblancos que se sitúan con los mismos puntos que el cuadro azul.

Once segundos fueron suficientes

  • Un gol que entra en la historia: Diez segundos. Eso fue lo que tardó Uros Djurdjevic para lograr su, éste sí, décimo gol del curso y que por semana consecutiva el serbio sume tres puntos al casillero gijonés y entrar en la historia rojiblanca con el gol más rápido de sus casi 114 años de vida  En una jugada que perfectamente podría estar ensayada tras el saque de centro, tres toques dejaron al serbio solo ante Rui Silva, al que batió con un disparo potente abajo para poner el que sería el único gol del encuentro. Tras unas jornadas de sequía, el serbio está volviendo a ser fundamental y sus goles están valiendo muchos puntos.
  • Mariño volvió a sostener al equipo: Pero, tras el gol de Uros aún quedaban más de noventa minutos por jugarse. Y ahí el Sporting tuvo dos caras. Una primera parte mala, en la que solo Mariño y la falta de puntería de Puertas en sus testarazos evitaron el empate. Y una segunda algo mejor en la que el equipo gijonés supo sufrir y jugar con el reloj. Es increíble ver el nivel de competitividad que ha logrado alcanzar el equipo en apenas dos meses. Pero volviendo al gallego. Tuvo que intervenir en apenas tres o cuatro ocasiones, pero con intervenciones salvadoras y de puro reflejo. El vigués sigue demostrando que es portero de otra categoría. Y no hay mejor ejemplo que la mano a disparo cruzado de Fede Vico en el segundo tiempo.
  • El Molinón recordó tiempos mejores: El partido fue en algunas fases de un sufrimiento extremo. Casi agónico. Pero cuando al Sporting pudieron faltarle las fuerzas apareció su afición. Sobre todo en los últimos minutos donde el cuadro nazarí enviaba balones largos de forma constante al área rojiblanca. Ahí volvió El Molinón y las más de 20.000 almas a recordar porque el estadio gijonés tiene fama de ser una plaza donde es muy difícil ganar. Quedó claro que este Sporting engancha a su afición, que volvió a despedir a los suyos con una tremenda ovación.
  • El halago debilita: Cauto como poco se mostró José Alberto López tras el partido. Tanto como satisfecho con el trabajo de sus jugadores. Elogió a todos, uno por uno y también al colectivo como a la afición. Pero también quiso lanzar un aviso a navegantes. Y es que no hay nada hecho y que el sábado que viene habrá un nuevo compromiso muy difícil en Tarragona. No quiere relajación, ni tampoco confianza. Y es que el halago, debilita.

Jornada redonda desde el sofá

  • A una victoria del play-offEl Real Oviedo ve más cerca que nunca la zona noble de la tabla. Además, en esta ocasión, desde su propia casa. Los tres puntos que competición le otorgó por el encuentro ante el Reus y el resto de resultados de la jornada hacen que los azules se sitúen a dos puntos de los puestos de promoción a Primera División. Las derrotas de Deportivo y Málaga y el empate del Mallorca dejan al equipo en una situación privilegiada. Un triunfo ante el Córdoba podría meterle de nuevo entre los seis primeros.
  • Fin de semana diferente. En Oviedo, al igual que en el resto de localidades con equipo de fútbol, un fin de semana sin competición es algo distinto. Días en los que no se vive ese ambiente futbolero, de nervios, de saber que te estás jugando algo. Al contrario, todo es calma y tranquilidad. Al algunos les viene bien, otros echaron de menos el gusanillo de tener que estar noventa minutos delante del televisor, la radio o en el propio estadio viendo jugar al equipo.
  • Centrados en el Córdoba. El encuentro ante los andaluces en el Tartiere se ha vuelto trascendental para el Real Oviedo. Los azules ya piensan en un partido que podría meterles de nuevo entre los seis primeros clasificados. El conjunto blanquiverde llega a la capital de Asturias después de perder por 0-4 frente al Lugo. Derrota que les aleja aún más de una salvación que tienen a once puntos de distancia. Pese a ello, el equipo que dirige Rafa Navarro intentará agotar sus opciones para mantener la categoría.
  • Sin duelos directos en la próxima jornada. La trigésimo quinta semana en LaLiga 1|2|3 traerá partidos decisivos para todos los equipos, lo normal a estas alturas de temporada, pero ningún duelo directo entre los de arriba. Depor, Oviedo, Sporting, Mallorca, Cádiz y Granada, candidatos a ascender a Primera División, se enfrentarán a conjuntos que luchan por sobrevivir en la categoría. El Málaga, que visitará al Alcorcón y el Albacete, que recibirá a Las Palmas, parecen ser los dos únicos equipos que, a priori, tendrán en frente a rivales que ya no se juegan nada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies