La Carrera Astur | Pk.17: El Oviedo vuelve a sonreír; el Sporting sigue en caída libre

Los azules vencieron con solvencia al Amorebieta en el Tartiere en un encuentro que decidieron en la primera mitad. El cuadro rojiblanco, por su parte, volvió a caer, esta vez de forma muy contundente en Ponferrada

0

El Oviedo regresó a la senda del triunfo y el Sporting sigue en caída libre. Un pequeño resumen de lo que dio un nuevo fin de semana para los equipos asturianos en Segunda División. Los azules volvieron a sumar de tres, y lo hicieron en el Tartiere ante el Amorebieta. Con canteranos de El Requexón como jugadores determinantes de cara a portería, los de Ziganda quieren que este triunfo sea la base sobre la que edificar un gran final de temporada. Además, la victoria llegó con portería a cero, un aspecto determinante.
La otra cara de la moneda volvió a mostrarla el Sporting. El equipo rojiblanco sumó una nueva derrota en Ponferrada y para seguir perdiendo posiciones en la tabla clasificatoria. Superados en todos los aspectos, el equipo gijonés se llevó un duro correctivo en su visita a El Toralín. Un 4-1 que pudo, incluso, ser algo más. La situación ya es crítica, y el encuentro de este fin de semana podría decidir varias cosas de cara a un futuro inmediato.

Una agonía prolongada

  • ¿Hasta cuando seguirá pitando Pulido Santana? Aunque nada puede ocultar ni mitigar el desastre de partido en Ponferrada, lo cierto es que una semana más y ya son muchas, una nueva acción clave a nivel arbitral vuelve a castigar al equipo. A los cuatro minutos Agus Medina le dobla el tobillo a Guille Rosas y se va de rositas sin una tarjeta de color tan rojo como la antigua bandera soviética. Que López Toca, un pésimo colegiado pero que en El Toralín llevó bien el partido, se equivoque puede ocurrir. Pero que con varias pantallas de televisión, Pulido Santana no le reclame una revisión es ofensivo. Llueve sobre mojado en el Sporting con el colegiado canario que no hay ocasión en la que se cruce con el Sporting y éste se vea perjudicado.
  • Un desastre absoluto. Después de esa acción, que fue clave pues Agus Medina que debió enfilar vestuarios participó de forma clave en tres de los cuatro goles bercianos, todo fue un desastre. El sistema de tres centrales fue un fiasco absoluto porque se vio que fue una pura improvisación no trabajada. A pesar de que el Sporting acostumbra a realizar mucho una salida con tres hombres, los tres centrales estuvieron totalmente perdidos. Aunque no fueron los únicos, porque en los goles estuvieron, además, vendidos por sus compañeros sobre el césped. El experimento mostró que David Gallego está tan o más perdido que el equipo. La racha es terrible y nunca nadie en la historia rojiblanca en Segunda tuvo el margen que el técnico de Súria está teniendo.
  • Nada que salvar en el césped. De todo lo rojiblanco que pasó por El Toralín, lo único salvable fue la afición desplazada. Prácticamente fueron 700 aficionados los que allí se concentraron y con la salvedad de algunos descerebrados que no tuvieron otra idea que acabar llegando a las manos, el comportamiento fue ejemplar a pesar del chaparrón que le estaba cayendo a su equipo sobre el ‘verde’. Al menos alguno de los jugadores tuvo la decencia de pedir perdón por el esperpento despachado y que hace que en algo más de un mes el Sporting haya caído del primer al duodécimo puesto y vea más de cerca el descenso que el play-off de ascenso.
  • Llega el coliseo romano. Dado que no ha habido cese del entrenador catalán, todo apunta a que El Molinón será el sábado frente al Fuenlabrada un coliseo romano en su máximo esplendor. El público, hastiado, será la herramienta que un Consejo de Administración incapaz de tomar decisiones firmes en tiempo y forma, utilice para poner fin a la etapa de un David Gallego amortizado o prolongue la agonía en busca de recuperar una buena línea que vistas las sensaciones sobre el césped se antoja poco menos que imposible. Todo apunta a que lo que no sea ganar al cuadro azulón el sábado supondría el cese del técnico.

El Oviedo vuelve a sonreír

  • El Requexón decide de cara a portería. Los canteranos ya son una realidad en el Real Oviedo de Ziganda. De eso no hay ninguna duda. Muchos de ellos se han ganado a base de trabajo y esfuerzo ser indiscutibles en los planes del técnico. El pasado sábado, además, dos de ellos acabaron decidiendo el partido a base de goles. Porque al fin y al cabo, lo que importa es que la pelota entre. En dos jugadas de estrategia, en dos acciones a balón parado, el cuadro carbayón se llevó el partido. Viti abrió la lata con un golazo, y Borja Sánchez cerró el partido con su primer gol de la temporada. El Requexón, una de las mejores noticias de la presente temporada para Ziganda, el club y toda la afición.
  • Viti sigue creciendo. En un partido presumiblemente muy cerrado, las bandas centraban muchas de las miradas del Real Oviedo en ataque. Futbolistas como Borja Sánchez y Viti se antojaban decisivos para poder romper la telaraña defensiva del Amorebieta. El ’10’ cuajó un notable encuentro, reencontrándose poco a poco con su mejor versión. Pero si tenemos que destacar a alguien tras el triunfo oviedista, ese es Viti. Partidazo del de Laviana. Al margen del gol, cada vez que intervino fue para generar peligro. Un auténtico quebradero de cabeza para la zaga visitante. Siempre vertical, con la mente puesta en la portería, Viti fue la nota diferenciadora del Oviedo en ataque, sobre todo en esa primera parte.
  • Portería a cero. No estuvo tan exigido como en Leganés, pero en todas las intervenciones en las que le tocó aparecer lo hizo con solvencia. Femenías volvió a dejar la portería ante el Amorebieta. Lo hizo por segundo partido de forma consecutiva. Ya sabemos que el Real Oviedo es un equipo que defiende bien y al que cuesta hacerle gol, pero a los azules les faltaba sacar provecho de esas porterías a cero. Ante el Amorebieta, al margen de no encajar, el equipo ganó. Y esa es la base y línea a seguir de cara a este final de 2021.
  • Una victoria importante. Más de lo que puede parecer a simple vista. A lo largo de los últimos días se venía hablando de la opción que tiene el equipo de acabar este 2021 peleando o, incluso, dentro de la zona noble de la clasificación. La victoria ante el Amorebieta sirve como base a la que dar continuidad a lo largo de las próximas semanas. Partido a partido, semana a semana, los azules buscan seguir creciendo con los tres puntos de la semana pasada como punto de partida.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies