El Almería se hunde

La derrota del conjunto andaluz en el Carlos Belmonte ha provocado la destitución de Ramis

1

El sábado el Almería sucumbió de nuevo en otro partido, y ya van 8 seguidos sin ganar, pésimo por parte del equipo de Ramis. El equipo se vio superado, en todo momento, por el Albacete de Enrique Martín. ¿Por qué continua la mala racha? ¿Quiénes son los culpables del mal momento del equipo almeriense? Estas son las claves:

Poco olfato goleador y presión en campo contrario

Los delanteros del conjunto almeriense presentan unas cifras que dejan mucho que desear. Por un lado, Pablo Caballero, delantero que ha venido procedente del Lugo este verano, suma tan solo un gol en 13 partidos dispustados. Fue en la primera jornada de liga ante el Nástic de Tarragona, en el Nou Estadi. Por otro lado, Juan Muñoz no ha marcado ningún gol en los 10 partidos que ha jugado. Es cierto que empezó la temporada lesionado, pero desde que comenzó a jugar no ha demostrado de lo que es capaz.

Asimismo, los futbolistas más goleadores del equipo son Tino Costa y Jose Ángel Pozo con dos tantos, ambos centrocampistas.

El conjunto de Luis Miguel Ramis no es capaz de robar el balón tras pérdida. En cada partido, continuamente es dominado por el rival cuando tiene el balón. Cuando se ejerce la presión, esta no es compacta y se fractura rápidamente debido a que los jugadores van cada uno por su lado a la hora de presionar.

Por ejemplo, en el último partido ante el Albacete, el conjunto manchego ahogó al Almería en la salida de balón y dominó la primera parte. En la segunda mitad, el conjunto rojiblanco comenzó con algo más de intensidad que en la primera, pero el Albacete sorteaba la presión con facilidad y encontraba muchos espacios en ataque.

 

El entrenador

La temporada pasada, fue el artífice de la salvación del Almería en la última jornada. Cuando llegó cambió al equipo, le dio otra cara y lo unió. Introdujo su estilo de juego: salir con el balón jugado, los laterales tienen un papel fundamental en el ataque, libertad de movimientos al mediapunta para combinar con el resto del equipo, entre otras características.

Al inicio de esta temporada, el equipo se las prometía muy felices pero poco a poco han ido volviendo a la realidad. Los jugadores han perdido la confianza en el entrenador y diversas fuentes confirman que ya no confían en el míster. Después de esta mala racha, ha sido destituido oficialmente esta tarde.

 

Luis Miguel Ramis, ex entrenador del Almería, en el banquillo del Carranza.

Los jugadores y la suerte

Desde el último descenso consumado en 2015, todos los años se ha reprobado la falta de actitud de los jugadores por ser conformistas, perezosos o desinteresados. Diversos sectores de la afición rojiblanca reclaman a los futbolistas que suden mas la camiseta. Muchos jugadores se piensan que llegar al Almería es como unas vacaciones de verano y al ganar un partido se produce un exceso de relajación que les cuesta demasiados puntos en la clasificación.

La suerte es uno de los factores que condena al Almería año tras año. Ese balón que no entra en los primeros minutos, esas expulsiones injustas, ese gol en contra que llega cuando mejor se encontraban… Por ejemplo, en el último partido ante el Albacete, Pozo mandó un balón al palo tras una buena acción personal en el minuto 54, con uno a cero en el marcador. Tres minutos después, un error en la salida de balón propició en una contra que acabó en el gol de Roman Zozulya y liquidó el partido en favor del conjunto manchego.

 

Jugador del Almería lamentándose en el cesped
1 comentario
  1. JAP dice

    Comentarios muy certeros, pues es la pura realidad de lo que le está pasando al Almería. De diez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies