Los riesgos de no morderse la lengua

El encuentro entre el Valencia y el Celta de Vigo trajo una nueva polémica, ante la cual tanto Hugo Mallo como Iago Aspas hablaron tras el partido y sus palabras podrían traer algunas consecuencias

0

Las polémicas en el fútbol están a la orden del día. Algunas decisiones arbitrales no siempre sientan bien y eso es algo que pasó ayer en el Estadio de Mestalla. Un penalti en el minuto 78 del Tucu Hernández sobre Nacho Gil sería el detonante, ya que esto le haría perder a los gallegos por 2-1. Ante esta decisión de Munuera Montero, tanto Iago Aspas como Hugo Mallo no supieron morderse la lengua y el enfado del momento les llevo a decir ciertos comentarios que les pueden acarrear algún tipo de sanción.

El primero de ellos fue Iago Aspas, quien fue entrevistado al término del encuentro por el micrófono de BeIN: “Con este hombre siempre nos pasa lo mismo. Ya nos pasó en anteriores jornadas. El año pasado con el capitán cuatro partidos. Debe tener algo contra nosotros. La próxima vez pediremos jugar con la tercera camiseta a ver si no se da cuenta de que somos el Celta de Vigo“.

Posteriormente, el propio capitán mencionado con anterioridad, Hugo Mallo, no se cortaría un pelo y declararía abiertamente: “Nos han robado, siempre pasa algo raro. Vale ya, siempre que nos arbitra esta persona pasa lo mismo, que no nos arbitre más“.

Hablar de más suele acarrear consecuencias

No hay que irse muy lejos para comprobar que el Comité de Competición y el Comité Técnico de Árbitros no se cortan un pelo a la hora de impartir disciplina. A principios de esta misma temporada, Zidane habló sobre la sanción de cuatro partidos sobre Cristiano Ronaldo dejando entender que había algún tipo de influencia en esa decisión. La respuesta fue inmediata y el técnico blanco recibió una multa económica y la apertura de expediente informativo.

Zidane durante una rueda de prensa | Imagen: Real Madrid

Otro caso claro se daría la temporada pasada, donde el defensa blaugrana Gerard Piqué tuvo que pagar 3.000 euros de multa por dos sanciones de 1.500 euros. La primera sería por unas declaraciones tras el partido de Copa de Rey ante el Athletic y la segunda tras su visita al campo del Villarreal. Dos declaraciones donde criticaba la labor de los árbitros que acabaron con su correspondiente sanción.

Pero no solo corren peligro los jugadores o los entrenadores. Otro caso a destacar de la temporada pasada lo protagonizó el propio presidente del Villarreal, Fernando Roig. Tras su encuentro frente al Real Madrid, Roig declaró: “Gil Manzano y sus asistentes han salido del estadio con bolsas del Real Madrid. Eso no está bien, me parece a mí“. A pesar de aquellas declaraciones, finalmente el Comité de Competición concluyó que era “un ejercicio de libertad de expresión sin que hubiera intención alguna de herir sensibilidades”.

Todos estos casos dejan claro que las palabras en el mundo del fútbol hay que medirlas muy bien, a pesar de cómo se encuentre uno tras una decisión polémica. Habrá que esperar y ver en los próximos días si finalmente se toman medidas contra Iago Aspas y Hugo Mallo por sus declaraciones o si finalmente no tienen ninguna repercusión.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies