Huesca y Lugo, dos modestos con mucho que decir

El enfrentamiento entre Huesca y Lugo, colíderes de la categoría, saca a la luz el trabajo de dos equipos que luchan por alcanzar la élite del fútbol español

0

Huesca y Lugo son dos equipos que históricamente han estado acostumbrados a competir en el barro, es por esto que llegar como colíderes de La Liga 1|2|3 al encuentro del domingo tiene mucho mérito, más sabiendo de dónde vienen.

Entre los dos suman 64 temporadas en 3ª División (30 Huesca, 34 Lugo), 40 temporadas en 2ªB (17 Huesca, 23 Lugo) y tan solo 14 en la división de plata del fútbol español, siendo esta la octava temporada de los oscenses en la categoría y la sexta del conjunto lucense.

La historia del Huesca en segunda comienza en la campaña 2008/2009. Una ciudad y una provincia que se volcaron con el equipo lo vieron ascender a segunda división en el verano de 2008. Su primera experiencia en el fútbol de plata se prolongó durante cinco años hasta el descenso en el Nuevo Colombino en la última jornada de la temporada 2012/2013.

Tras dos temporadas en 2ªB, la SD Huesca consigue la vuelta al fútbol profesional en 2015 de la mano de Luis García Tevenet en los banquillos, y jugadores como Fran Mérida, Morillas, Tyronne o David Mainz. La vuelta a segunda es más dura de lo esperado, a mitad de año Juan Antonio Anquela se hace cargo del equipo y consigue, primero salvarlo y después llevarlo a un playoff de ascenso a 1ª en la temporada 2016/2017, aunque caen eliminados a manos del Getafe CF. Anquela es fichado por el Real Oviedo y llega Joan Francesc Ferrer, “Rubi”. A partir de entonces, el equipo comienza a vivir si cabe un momento todavía mejor, hasta el punto de llevar líder cinco jornadas en la presente temporada.

El CD Lugo tiene una historia bastante similar. Alcanzó la 2ª división (en el formato actual) por primera vez en la temporada 1992/1993 y no volvió hasta la 2012/2013. Aquel equipo, dirigido por Quique Setién, superó en la fase de promoción a Eibar, Atlético BalearesCádiz CF, ganando en el Ramón de Carranza por penaltis. Desde entonces, seis temporadas de forma ininterrumpida en el fútbol profesional. En este tiempo destaca la campaña pasada, donde, a pesar de acabar en noveno lugar, estuvieron peleando por entrar en puestos de Playoff de ascenso a 1ª. Curiosamente, sus opciones de entrar entre los seis primeros acabaron en El Alcoraz tras perder por 1-0 con un solitario gol de Samu Sáiz que los dejaba matemáticamente sin opciones.

Ocupar los puestos de ascenso directo a estas alturas no te asegura nada, pero no es casualidad que estos dos conjuntos estén en lo alto de la tabla. Existe un trabajo detrás para haber llevado a ambos clubes, primero al fútbol profesional y después a pelear por ascender a primera. Si normalmente ser líder de segunda es complicado, más lo es para equipos que cuentan con dos de los topes salariales más bajos de la categoría (5,3 millones por parte del Huesca y 5,6 por parte del Lugo).

Más allá de efemérides, triunfos o nombres, el partido de este domingo enfrenta a dos equipos que no tienen sueldos astronómicos, ni una masa social comparable a la de los gigantes de la categoría, en definitiva, enfrenta dos exponentes del fútbol modesto de nuestro país que han sabido hacer las cosas bien, siendo conscientes de sus posibilidades y sus limitaciones, pero como se viene diciendo por Huesca en las últimas semanas, hay que estar con los pies en el suelo y la ilusión por las nubes.

Podéis seguirme en twitter: @marcosgdiaz_

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies