Las aventuras de Al-Thani: payasadas y un barco a la deriva

El presidente del Málaga demuestra su incapacidad para dirigir una entidad de la talla del Málaga Club de Fútbol, actuando en más ocasiones de Community Manager que de presidente

0

Mi incursión en el Periodismo no va a reproducir un insípido y ventajista debate sobre si x fue mejor que y dirigiendo al Málaga. Para show y debates ya tenemos Operación Triunfo. Y no son los concursantes los únicos que están dando el cante. Si algo queda claro es que Al-Thani NO sabe llevar las riendas de este Málaga. Su dictadura bananera, en la que ha jugado a ser Director Deportivo, le ha llevado a fichar (de su mano) a los contrastados jugadores Esteban Rolón y Emanuel Cecchini. Dos cracks por los que se peleaban Real Madrid y Barcelona, y que han impulsado al equipo malaguista hacia una buena posición en el campeonato…

Cuando Abdullah se cansa de dirigir, dirime sus responsabilidades hacia otra parte, mientras se sienta en el sillón de Ikea de su humilde morada. A ver… antes de escribir un tuit voy a buscar en mi agenda algún loco que quiera hacerse cargo de este barco a la deriva, más perdido que la Perla Negra de Jack Sparrow. El insulso favoritismo del jeque ha llevado a tener a Mario Husillos en su tercera etapa a bordo de esta Perla Negra (pero que muy negra), con la misión de sacar del abismo al equipo. Está claro que con el dinero del ´presi` no va a ser.

Al-Thani es como las promesas incumplidas de la Fontana di Trevi. Dejas el dinero a su suerte esperando que en unos años esa deuda sea devuelta, de alguna manera u otra, cosa que difícilmente ocurre. El ´presi` se hinchó a “malgastar” el dinero, pero sus casi 6 años de asueto económico y las innumerables ventas de jugadores estrella del Málaga (Toulalan por 5 millones, Isco por 30, Cazorla por 15, Camacho por 14…) no han devuelto al club la estabilidad económica necesaria para enmendar los benditos (deportivamente) y malditos (económicamente) dos primeros años de su “dictadura”.

Los hijos del jeque (Nasser, Nayef y Rakan), en un claro ejemplo de autoritarismo por parte de su padre, en el que ni se disimula el enchufe, perciben 1,44 millones de euros anuales. Cantidad que parece no hacer temblar al ´mandamás` catarí , cuando la deuda del club alcanzaba, a finales del mercado de verano de 2017, 20,97 millones de euros, según Marca. El Málaga sobrevive en Primera gracias a los ingresos televisivos (algo bueno tenía que tener jugar los lunes y viernes) pero este caramelo puede desaparecer si el club desciende a la Liga 123.

“Bienvenido a tu casa, mi amigo”. Me gustaría ser recibido así por el señor Abdullah Al-Thani, en su humilde morada en la que seguro le cuesta llegar a fin de mes, y debatir sentado en su sillón de Ikea. Preguntarle que le llevó a adquirir un club de la Primera División española, sin tener ni pajolera idea de fútbol. Hace unos 5 años ésto era impensable.

“El jeque es el mejor presidente que ha tenido el Málaga, sin duda”, “Gracias al jeque estuvimos en Champions, etc. Lo segundo es innegable, lo primero debatible. ¿Pero sigue siendo Lance Armstrong el mejor ciclista de la historia? Los siete Tours de France que consiguió Lance han sido destruidos y vapuleados por la crítica social, en una equiparación similar a los primeros años del señor Al-Thani, olvidados por los aristócratas del deporte. Por aquellos soñadores, que ansiaban ver al Málaga codeándose con la Juventus, Bayer Munich o PSG. Comparar a un ciclista con el presidente de un club es tan descabellado como hablar ahora del ´escondido` Al-Thani. Ambos viven de épocas pasadas.

En Málaga no somos tontos. Ya nadie se cree la historia del jeque pobre, que no puede llegar a fin de mes. Y menos si es pariente del emir de Qatar y propietario de múltiples empresas como Nas Football, que hacen llenar su billetera rancia. Al-Thani pica como una abeja, pero no vuela como una mariposa. Ni siquiera vuela. Parece que le dé miedo abandonar Qatar. Sus esporádicas apariciones son mucho más frecuentes en la red social Twitter que en la ciudad dónde se encuentra el club que preside. Red social en la que en ocasiones se transforma, para hacer gala de su fetichista juego de roles, en el que unos días juega a ser director deportivo y otros juega a ser Community Manager del club, contestando a los malaguistas, en ocasiones con sorna o ´vacile`.

Señor Al-Thani, GRACIAS, de verdad. Uno tiene que saber cuándo cumple un ciclo. Usted ya demostró que dinero tiene (o tenía) de sobra. Y también demostró que, como he dicho antes, usted no sabe de fútbol. Porque un club no es solo una empresa, es un sentimiento para aquellos que no gestionamos su dinero. Póngase en manos (de verdad) de esta Perla Negra o releve el testigo, pero no deje que el Málaga se hunda. Abandone el barco si va a continuar con su particular Ramadán de meses y no se digne a aparecer por Málaga.

Payasadas y dinero. Lo segundo falta. Lo primero abunda.

@daniluque16

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies