2017, el año de las abejas obreras de Bouzas

Repasamos el 2017 del Rápido de Bouzas con la ayuda de su capitán Sergio Cotilla 'Coti'. Un año inolvidables para los aurinegros que quedará siempre en el recuerdo

0

Cada año por estar fechas es inevitable el hacer balance, analizar el 2017. El fútbol no iba a ser menos y, en el caso del Rápido de Bouzas, si uno mira por el retrovisor y observa cada paso del camino en este año, sin duda, el balance es más que positivo. Una gran temporada en Tercera que acabó con un puesto en la zona de Playoff para luchar por el ascenso. Una fase de ascenso para el recuerdo con un último partido en Girona que supuso la guinda a una gran temporada. Un verano de despedidas y llegadas que conformaron un nuevo proyecto que ha hecho una primera vuelta de ensueño siendo un recién ascendido y trabajando duro desde la humildad y el esfuerzo. El 2017 será el año de las abejas de Bouzas sin duda  y quién sabe lo que está por venir en 2018.

Segunda vuelta con premio final

En la última jornada de 2016 se sumaba un empate ante Arosa que dejaba al equipo primero con 41 puntos para comenzar una segunda vuelta en la que seguir soñando. Y es que la temporada iba como la seda con Patxi Salinas al frente y ya empezaba a estar más que permitido soñar.

El año comenzó con victoria al Órdenes (2-3) aumentando la renta de puntos con el segundo clasificado. Un liderato del que no se bajaron los aurinegros hasta la jornada 27 en la que cayeron ante el Fabril (3-0) que pasó a ser el nuevo líder del Grupo I de la Tercera División.

Una caída a un segundo puesto del que ya no se moverían. Un segundo puesto que daba acceso a una lucha por el ascenso impensable a principio de curso, pero que a base de ilusión y trabajo se convirtió en un objetivo más que real que finalmente se logró. Un Playoff que ponía el broche de oro a una temporada mágica en la que lo mejor aún estaba por llegar.

 Así lo recuerda Coti…

La segunda vuelta del año pasado la recuerdo con mucha felicidad, aunque en el momento fue muy tensa, pero en realidad en esa fiesta no estábamos invitados y al final comimos hasta el postre (JJaja) Esa frase la usaba mucho Patxi y con la que se ve reflejada en realidad nuestra situación

Un ascenso histórico

Y el momento de la verdad llegó. Con el trabajo bien hecho, con una gran temporada a las espaldas en las que ocupar puestos de promoción fue la norma, llegaba el momento de dar el todo por el todo y hacer historia. Y así fue. El primer escalón fue el CD Cayón. El 21 de mayo se disputó el partido de ida con un resultado de 0-2 a favor del Rápido. Los aurinegros golearon en la vuelta en el Baltasar Pujales con un marcador de 4-0 el 28 de mayo.

El segundo escollo midió a los aurinegro con el Villa Santa Brígida. El 4 de junio los gallegos vencieron a domicilio 0-1. Mismo resultado 1-0  se cosechó en casa consiguiendo llegar al último escalón. Un último escalón que comenzó con empate a 1 en casa y con un viaje a Girona que para muchos era un imposible. Un empate a 2 dio el ascenso histórico al Rápido.

Yago Pérez:  Es un recuerdo muy bonito, una temporada que nunca olvidaré. Aún hay veces que me pongo melancólico y le echo un vistazo a las fotos

 Juanma Torres: Fue un año muy bonito, en el que aprendí mucho.  Muy feliz. Nos dio muchas posibilidades a todos para poder crecer.

 Así lo recuerda Coti…

Del play off, la verdad, solo tengo palabras positivas y recuerdos felices. Las primeras eliminatorias tuvimos algo de fortuna, nos nos tocaron rivales asequibles pero bueno que teníamos que ganar y eso es muy complicado siempre que juegas un play off de ascenso. Pero nosotros con nuestra ilusión y ganas de ganar, pues conseguimos llegar a la última eliminatoria. Y la suerte o fortuna que tuvimos anteriormente con el sorteo esta vez no nos ayudó. El Peralada era y es un hueso duro con muy buenos futbolistas y ellos tenían la obligación de subir de categoría y nosotros, la verdad, es que solo teníamos esa ilusión. Sufrimos en casa pero fuimos con esperanzas a Girona. En Peralada ya se notaba la tensión en el hotel, cuando salíamos a pasear, en todo momento se notaba la concentración e ilusión que teníamos todos incluidos el cuerpo técnico. Antes del partido, antes de ir hacia el campo, Patxi con su cuerpo técnico y la ayuda de Portas, que por mala suerte de una lesión no pudo jugar el play off, nos prepararon un vídeo súper emotivo con nuestra gente dándonos animos y referentes del fútbol como Michel Salgado, Julio Salinas o el mismo Del Piero. Nos daban la enhorabuena y nos deseaban lo mejor. En ese momento, cuando acabó el vídeo, yo personalmente ya sabía que íbamos a ganar la eliminatoria, veía las caras de mis compañeros, amigos, y ya sabía que esa eliminatoria era nuestra. Y así fue. Después de conseguir la victoria todo fue alegría y celebración como no. Y la verdad que para ese momento de finalizar no tengo palabras para describir esa sensacion.Pasamos una noche noche maravillosa y sin dormir por que hotel no teníamos (jaja) nos fuimos para el aeropuerto y destino Vigo. Y así fue la hazaña de un grupo de amigos y el ascenso a Segunda B.

Construyendo un Rápido de bronce

Con el fin de la temporada y el ascenso debajo del brazo, tocaba configurar el proyecto del Rápido 2017/18, un Rápido de bronce. El proceso comenzó con la salida de Patxi el 6 de julio y la llegada del nuevo capitán del barco, Borja Jiménez que tomaba el timón el 9 de julio.

De la maravillosa temporada del ascenso continuaron en el proyecto Coti, Yago Pérez, Carlitos, Diego Diz y Carnero. A ellos, y con un escaso presupuesto de apenas 200 mil euros para configuar una plantilla, los refuerzos empezaron a llegar.

El primer fichaje llegó a mediados de mes. Se fichaba a Pedro García, un jugador formado en las categorías inferiores del Real Club Celta, que gozaba de una gran experiencia en la división de bronce del fútbol español. A él le siguieron el meta Brais Pereiro, que había desarrollado principalmente su carrera en otro conjunto vigués, el Coruxo; Trigeros, que llegó al conjunto aurinegro procedente de la descendida Arandina en la que militó las dos últimas temporadas; Colo, procedente del Caudal; Cristian, un jugador con experiencia en la categoría y que llegaba del Somozas; Adrián, experimentado defensa argentino de 33 años llegó al club vigués desde el Pontevedra, club del que llegó a ser capitán y en el que el curso pasado apenas tuvo minutos; David, que ahora se está recuperando de una lasión y Deivid, llegó al Rápido de la mano del míster con el compartió equipo la temporada pasada, el Izarra.

A finales del mes de julio recalaban en vigo, Ruxi, joven refuerzo para la zaga que llegaba cedido por el Nàstic; Alan, guardameta argentino con trayectoria a nivel internacional; Óscar Sielva, un jugador experimentado que llegó a debutar en Primera, y Junior, el lateral llegó a Bouzas cedido por el Mallorca, equipo en donde militó en División de Honor juvenil.

Ya en agosto llegarían las últimas incorporaciones, Antonio Caballero ‘Caba’, debutó con el primer equipo del Elche la pasada temporada de la mano de Toril; Isma Gallar, formado en las categorías inferiores del Málaga, jugó la pasada temporada en el Linares; Claudio, apuesta por talento peruano; y Anderson, llegaba desde preferente en una apuesta del club.

Con la plantilla configurada tocaba echar a andar en esta nueva etapa con toda la ilusión y las ganas de con trabajo duro conseguir la salvación.

Así lo recuerda Coti…

 

El verano, el poco que tuvimos, se descansó lo que se pudo y tocaba tema de renovaciones y demás. Ahí me lleve un gran chasco cuando más de la mitad del equipo no continuaba. Para mí fue una verdadera pena después de conseguir todo lo que conseguimos que tanta gente no continuase, pero bueno, ya se sabe cómo es el fútbol hay que seguir para delante. El nuevo proyecto tenía muy buena pinta la verdad, y entre Alex Martínez y Borja Jiménez montaron un grupo con muchas esperanzas e ilusión. Para mí lo hicieron de locos con el poco tiempo que tuvieron y demás dificultades. Montaron un equipazo para mi gusto.

La revelación del campeonato

Una primera vuelta de dulce ha vivido el Rápido es un particular idilio con la categoría de bronce. Tras conseguir el ascenso en verano, el nuevo proyecto de los de Bouzas ha cosechado más alegrías que penas y no se ha bajado de los puestos altos de la tabla siendo una de las revelaciones. Lo que muchos creían flor de un día o algo pasajero ha demostrado ser una propuesta trabajada y que da sus frutos.

La primera vuelta ha acabado con el equipo quinto clasificado y con 31 puntos. Un colchón de puntos que comenzó labrándose en las primeras jornadas en las que se cosecharon tres victorias seguidas ante Guijuelo, Pontevedra y Gimnástica. Le siguieron cinco partidos sin lograr sumar tres puntos con un balance de cuatro empates, ante Unión Adarve, Atleti B, Real Valladolid y en el derbi ante el Cerceda, y una derrota en el derbi ante el Celta B. Una racha que finalizó con el triunfo ante el Toledo a domicilio. En su feudo cayeron ante el Fuenlabrada volvieron a vencer fuera ante el Sanse una jornada después. El miércoles 1, en su feudo, cosecharon un empate ante el Racing de Ferrol. La derrota volvería en el Alfedro Di Stefano ante el Real Madrid Castilla con un abultado marcador que no plasmó lo visto en el campo. De vuelta en casa se impusieron al Rayo Majadahonda. En el derbi ante el Coruxo se saldó con derrota. Golearon a la Ponferradina  en casa, empataron a cero ante el Fabril en Abegondo, y la pasada semana sumaron un punto, en lo que hizo el amago de ser un partido de fútbol debido al temporal, ante el Talavera. El año no podía acabar de otra forna que no fuese victoria y así sucedió en su choque con el Navalcarnero. 

Así lo recuerda Coti…

De este buen conjunto nadie yo creo q esperaba estos resultados que son impresionantes. 31 puntos en la primera vuelta y 5 en la clasificación, es impresionante. Y esto yo creo que todo se debe al trabajo diario, tanto de la plantilla como del cuerpo técnico, que trabajamos como ‘energúmenos’ desde el primero al último contando con el cuerpo técnico y dirección deportiva para conseguir un objetivo que es la salvacion.

 

Mirando al futuro

El fin de año también es momento de propósito y deseos para el año que entra. Sin duda el principal propósito del Rápido de Bouzas es la salvación, algo para lo que ya han hecho gran parte del trabajo por lo que toca seguir en esa línea y permitirse soñar.

Como todos los equipos ahora llega enero, el comienzo de la segunda vuelta en la que esperan en la cuesta de enero Guijuelo, Pontevedra, Gimnástica y Unión Adarve. Además de fútbol, enero es momento de mercado de fichajes y en el club aurinegro se esperan un par de salidas y la llegada de gente que refuerce la delantera de los vigueses.

En los próximos días, una vez acabadas las vacaciones empezará el camino de nuevo y con la ilusión y el trabajo por bandera, todo puede pasar.

 

El deseo del capitán

Mi deseo personal para 2018 es que todo siga igual que hasta ahora. Desde la humildad el trabajo y la ilusión conseguiremos todo lo que nos propongamos y, una vez conseguido el objetivo, que va a estar complicado, disfrutaremos e intentaremos hacer los máximos puntos posibles.

Un 2017 involvidable y un 2018 cargado de ilusión. El Rápido y sus abejas obreras han llegado al bronce para quedarse y desde Grada 3 les deseamos la mejor de las suertes y un 2018 cargado de triunfos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies