El Athletic respirará por Navidad

El equipo de Ziganda llegará a Navidad con un regalo por adelantado. Éste es el 1x1 del último partido del 2017

0

En estas fechas tan entrañables que se acercan, muchos athleticzales ya hemos recibido un regalo por adelantado con la victoria del Athletic en el Benito Villamarín, donde el Betis se empeñó en que nadie se quedara sin un obsequio. Es por ello que, en un momento tan especial del año como el actual, allá vamos con el 1×1 especial Navidad:

Herrerín (8); El Grinch: Quien menos te lo esperas te salva la Navidad. Si el Athletic no acaba el año con carbón, es por él. Volvió a rayar a gran nivel y el cariño hacia su figura se acrecienta a la misma velocidad que cierra la boca.

Saborit (5); Turrón del Día: A falta de un turrón mejor, es lo que hay. No empalaga, no se disfruta en exceso pero cumple, a pesar de que hace añorar a cualquier otra marca.

Laporte (6); El champagne de fin de año: Nunca puede faltar para los brindis más solemnes. En su justa medida es innegociable y, si no se calienta, es muy disfrutable. Las circunstancias eran favorecedoras, pero no se despistó en ningún momento.

Unai Núñez (6); Last Christmas de Wham: Da igual lo que intentes; puedes intentarlo de mil maneras pero nunca puedes huir de él. Siempre vuelve y te atrapa. El terror de la delantera bética, ya es un tema recurrente en la emisora rojiblanca.

Lekue (4); Pesadilla antes de Navidad: Tal como empezó el partido, era lo que se veía venir. Lo arregló lo justo para que no se le atragantase la nochebuena ni a él ni a los demás y para permitirse alegrías ofensivas propias de sus mejores tiempos.

Mikel Rico (7); Nochevieja: Echen lo que le echen, aguantará hasta que no quede nadie en pie. No será el rey de la fiesta, pero tumbará a todos. Sin Mikel en el centro del campo, la verbena sería terrible.

Iturraspe (6); Cóctel de gambas: Es el recurso fácil que siempre viene a la mente. Sobrevalorado pero más eficaz que en otras jornadas. Se necesita más consistencia para no pasar hambre ni en la zona media ni en el resto de compromisos navideños.

Susaeta (8); El reno Rudolph: En mitad de la niebla persistente del juego del Athletic, volvió a liderar el ataque. De lo más brillante del partido, se erige como la luz que guía la ofensiva de los leones.

Raúl García (8); El olentzero: Cuando más se le necesita allí está. Una pesadilla para el Betis y un regalo para sus compañeros hoy. No tendrá el glamour de Santa Klaus o los Reyes Magos, pero no falta a su cita nunca.

De Marcos (5); Jack Frost: Día aciago en el cual cuando el balón llegó por sus pies, el invierno llegó de golpe. A pesar de ello, sigue siendo un quebradero de cabeza para sus rivales, si bien no aprovechó ninguno de los regalos de la zaga bética.

Williams (5); El rey Baltasar: Es el que más ilusiona a todos a pesar de que en los últimos tiempos no hace nada extraordinario que mejore a los otros reyes. Pero la ilusión persiste, igual que su falta de puntería.

Aduriz (6); Lencería roja: Por mucho que jures y perjures que no necesitas usarla, cuando llega la hora de la verdad tiras de ella. Y hoy ha vuelto a suceder. Esperemos que siga trayendo suerte y no se rompa, porque no hay recambio.

Beñat (-); Elfo tras acabar su baja: No ha aterrizado todavía, pero sus compañeros le esperan como agua de mayo. Hasta el próximo partido le toca igualar el ritmo de sus compañeros que, dicho sea de paso, no es que sea excesivo en general.

Córdoba (-); Las uvas de Nochevieja: Solo se acuerdan de ellas cuando quedan minutos para acabarse el tiempo. De lo que haya sucedido antes o de como acabe la noche será siempre el último culpable. Testimonial.

Ziganda (4); La bandeja de polvorones: Es lo que menos te apetece en estas fechas, pero seguirán estando sobre la mesa cuando hayan pasado las fiestas. Sosos, aburridos y con tendencia para el atragantamiento de quien los intenta disfrutar, quien sabe si el año nuevo le darán otro brío o si sobrevivir a los turrones no será más que circunstancial. El Athletic sigue siendo la nada futbolística, y gran parte de la responsabilidad cae sobre sus hombros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies