Guía para entender la crisis del A.C. Milán

Los rossoneros quedaron concentrados "por tiempo indefinido" antes los malos resultados, a esto se suma los problemas con la UEFA y el rechazo al acuerdo mutuo, el Milan va de mal en peor y parece no tener escape a una de las peores crisis institucionales del histórico club italiano.

0

El Milán se encuentra en el fondo de una crisis que ha llamado la atención de todo el mundo del fútbol, el conjunto lombardo está al limite de un desastre que va desde lo administrativo y financiero hasta lo deportivo. Difícil ver a un equipo histórico lejos de sus mejores momentos, los hinchas están escépticos y la paciencia se termina. Parece que el Milan no tiene rumbo para salir de esta crisis, el agua desborda por todos lados y el derrumbe parece inminente; sin embargo, te contamos como llegó hasta el fondo y cuales son las opciones para salir a flote.

Crisis Financiera

Para entender la crisis, hay que remontarse a la compra del Milan por parte de los nuevos propietarios chinos. Li Yonghong compró casi la totalidad (99,93%) de las acciones del Milán a cambio de 740 millones de euros (incluidos los 220 millones de euros en deuda) bajo la empresa Rossoneri Sport Investment Lux. Para poder completar la compra del club, Mr. Li tuvo que acceder a un préstamo de 290 millones de euros a Elliott Management Corporation, una compañía de gestión de fondos estadounidense, a esta cifra hay que sumarle 50 millones en intereses y estos deben ser pagados en octubre del 2018, la firma norteamericana tiene los activos del Milán y, en caso de insolvencia, será el directo propietario del club rossonero.

Sin embargo, la compra del club ha levantado varias sospechas en Italia y el mundo financiero. No fue hasta que el New York Times sacó un reportaje sobre la procedencia de los fondos del nuevo propietario del Milán que saltaron las alarmas en UEFA. Ante la mirada de todo el mundo, los fondos de Mr. Li parecen tener ciertas incongruencias, varios medios señalan que el nuevo dueño no tiene los fondos para cubrir la deuda del club y su procedencia es por lo menos irregular.

Ante el nuevo reglamento del fair play financiero, donde los clubes con nuevos accionistas mayoritarios, fuera de los parámetros (pérdidas máximas de 30 millones en 3 años), pueden solicitar una moratoria de las sanciones presentando un plan de negocios con el empeño de equilibrar en el tiempo la gestión económica. El Millán presentó un plan financiero y solicitó el acuerdo voluntario en vista de la participación de las copas europeas.

La UEFA rechaza el acuerdo voluntario

Los medios señalaban que dicho plan sería rechazado por la UEFA, que después sería confirmado en un comunicado en el que indicaban: “En particular, la Cámara considera que, a día de hoy, hay ciertas inseguridades sobre la re-financiación de la deuda que debe ser reembolsada en octubre de 2018 y las garantías financieras recopiladas por los mayores accionistas. El AC Milan seguirá siendo sujeto de la actual monitorización y la situación será valorada de nuevo en los primeros meses de 2018”.

En resumen, la UEFA le pide al Milán pagar la deuda con el fondo de inversiones Elliott antes de la fecha de vencimiento, además de ofrecer una garantía bancaria que se aproxima a los 150 millones de euros. Dichas peticiones se consideran imposibles de cumplir para la directiva del conjunto rossonero. Otro de los problemas son las proyecciones, el eje central de plan financiero del Milán es clasificar a la Champions League, objetivo que ahora parece imposible de cumplir por el rendimiento deportivo y los resultados.

También, no podemos olvidar que el Milán gastó en el último mercado de pases €189 millones, solo superado por el Manchester City (€ 238 millones), para traer a 11 jugadores; pero, no todas las compras fueron desembolsadas en el último mercado, hay jugadores que llegaron a préstamo con obligación a compra, dinero que tendrá que salir la próxima temporada. Además, el monto de los salarios ascendió a más de 50 millones brutos esta temporada.

¿Qué le puede pasar al Milán?

Ante el pronunciamiento de la UEFA, varios rumores circulan que ante todo Elliott ha comenzado a buscar a posibles compradores del club, rumores señalan a un grupo árabe o norteamericano como posibles compradores. Esto en el peor de los casos y el más fatalista, de que Mr. Li no pueda saldar las deudas que tiene, no le quedaría más remedio que vender el club, pagar su deuda y recuperar su inversión.

La única luz que tiene el Milán para salir de esta pesadilla, sería sin duda clasificar a la Champions League. En este caso hacerlo por medio de la clasificación en la liga parece imposible, el Milan tiene que ganar la Europa League y tener el cupo directo que otorga esa competición.

Y en el caso más real, de que el Milán no se clasifique a la Champions League por ninguna vía, representaría una perdida de más de € 30 millones, no le quedaría otra que vender uno o varios jugadores. La UEFA no aceptaría el pacto, se entraría en la categoría de clubes que no respetan las reglas, con sanciones y restricciones deportivas a respetar en años sucesivos. Entre las sanciones puede ocurrir restricciones deportivas sobre la lista de jugadores que pueden participar en las competiciones europeas y quizás reducciones salariales o inclusive prohibiciones de fichajes.

Crisis Deportiva

 

Como si fuera poco, la crisis financiera y los problemas directivos se trasladan al campo. El Milán se encuentra noveno en la tabla de clasificación a 14 puntos de la Roma que tiene un partido menos, los últimos resultados no han ayudado en nada y el empate ante el Benevento en el ultimo minuto fue motivo de burla en Italia, el Milán no juega a nada y los errores defensivos son propios de un equipo que pelea el descenso.

Gennaro Gattuso sustituyó a Vincenzo Montella, pero Rino no se ha hecho notar en el campo. “Tenemos que disculparnos y entender porqué ocurren estas cosas: hemos hecho un mal trabajo”, señaló Gattuso tras la derrota de domingo ante el Hellas Verona por 3 a 0. El entrenador anuló la cena de Navidad con todo el equipo y sus familias, con el staff y dirigentes. En cambio, desde las 14:00 del martes, todos encerrados tras las vallas de Milanello al menos hasta el sábado.

Calidad antes que cantidad

El grave error del Milan, fue haber cambiado el técnico a mitad de temporada, esta plantilla fue pensada según el esquema de Montella y no hay jugadores para lo que plantea Gattuso, no cabe una explicación ante el error garrafal de no incorporar ningún extremo, el club no cuenta con otros jugadores a parte de Suso que jueguen en la raya, generen espacios y puedan marcar diferencias desde los costados. Sin duda tiene una plantilla extensa, sería más apropiado pensar en calidad antes que cantidad en estas circunstancias, si se recupera Conti tendría 3 laterales derechos, un lujo para un club con deudas.

Ante la inminente venta de algunos jugadores por la sobre población de puestos innecesarios, el Milan debe priorizar la compra de volantes extremos y un mediocampista creativo. Aunque si todo sale mal, no debemos sorprendernos si a finalizar la temporada salen Bonucci, Kalinic o Donnarumma. Lo único que queda es esperar, faltan bastante para finalizar la temporada, y cualquier cosa puede ocurrir. Lo que más necesita el Milan es que el estadio se llene y los hinchas apoyen al equipo ante el mayor reto de los últimos años.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies