Los primeros deberes del Sporting en el 2018

El Sporting cierra un nefasto año 2017 en el plano deportivo a siete puntos del play-off de ascenso a Primera División. Varias son las tareas pendientes a mejorar para los rojiblancos en el 2018.

0

Muy deficiente. No cabe otro calificativo para el año 2017 que ha realizado el Sporting. Desde el propio club no lo esconden, que saben que este año ha sido uno de los más nefastos de los últimos años. No solo por el descenso el pasado mes de Mayo, sino porque el equipo, llamado a ser a uno de los grandes candidatos al ascenso este año en la Liga 1|2|3, no está dando ni mucho menos la talla.

Es por ello que en el 2018 solo cabe mejorar. Pero para hacerlo hay mucho que hacer. Mucho trabajo y un tiempo limitado para lograr cambiar ese chip. Además no es solo un problema el que requiere solución, sino que son varias áreas las que deben mejorar para que el 2018 no sea otro año de decepciones. Hay tres puntos en los que la afición rojiblanca es unánime como el principal debe a corregir del Sporting:

Arreglar una planificación deportiva con algunas incorporaciones

Muchos en verano y en las primeras semanas de competición calificaban la plantilla del Sporting como una clara candidata al ascenso. Por nombres no hay duda que lo es, pero entonces ya se antojaban algunos defectos en aquella planificación. La principal la falta de extremos verticales. Solo Rubén García podría cumplir ese perfil y los mejores partidos del valenciano han sido teniendo libertad para irse al centro. Miguel Torrecilla deberá incorporar, como mínimo, a un hombre de banda que aporte esa verticalidad. Está identificada como la principal prioridad para este mercado.

También la plantilla está escasa de mediocentros capaces de organizar el juego del equipo. Se confió para ese rol en Álex López, pero el ferrolano lleva más de dos meses con una ciatalgia que le tiene en la enfermería y sin fecha prevista de vuelta. Las otras opciones son Moi Gómez, que está siendo nuevamente una de las decepciones de la temporada y Nacho Méndez. El canterano, recién renovado, ha sido titular en los dos últimos partidos. Quizá con continuidad sea la solución, pues talento y calidad ha demotrado tener. Pero la dirección deportiva no debería asumir ese riesgo y la contratación de un mediocentro de perfil organizativo y ofensivo debería ser otra prioridad.

Gestionar las bajas de jugadores descartados o con pocos minutos
Xandao habría pedido salir del Sporting en Enero por la falta de minutos.
Xandao habría pedido salir del Sporting en Enero por la falta de minutos.

Unido al punto anterior, para que entren futbolistas, tendrá que haber bajas. El Sporting dispone de algo de margen en su tope salarial, pero alguna salida ayudaría a ese respecto. Además la dirección deportiva debe decidir si con el cambio de entrenador utiliza cantidades de la próxima temporada en éste. Una posibilidad que está encima de la mesa y que LaLiga permite en caso de destitución de un entrenador.

Una de las salidas que más enteros tiene de producirse es la de Borja Viguera. El riojano no cuenta para Rubén Baraja. No obstante su alta ficha y su mal rendimiento las últimas campañas antojan que serán un problema para encontrar destino. Hay otros casos como los de Xandao o Quintero. Ambos jugadores no están disponiendo de muchos minutos y alguno, o ambos, podrían abandonar la entidad. En ese caso el Sporting tendría que contratar al menos otro central y evaluar la situación de Juan Rodríguez, actualmente con ficha del filial.

Que el equipo funcione acorde a lo que Rubén Baraja quiere
Baraja apenas ha podido aún implantar su estilo en los ocho días que ha ejercido como entrenador rojiblanco
Baraja apenas ha podido aún implantar su estilo en los ocho días que ha ejercido como entrenador rojiblanco

El nuevo entrenador lleva dos partidos y aún no se ha visto lo que él quiere. Su debut fue ilusionante en juego y resultado, pero se vio algo empañado por el encuentro del pasado míercoles en Granada. En ambos encuentros se vio que el Sporting ha recuperado, o dado pasos firmes para recuperar, la solvencia defensiva de las primeras semanas. Pero el mayor debe está en el aspecto ofensivo, ya que al Sporting le cuesta mucho ser dominador en la parcela central y mantener la posesión del balón.

Contra el Tenerife fue mitigado por un gran trabajo sin balón realizado tras ponerse en ventaja con el gol a los cuatro minutos. Contra el Granada esas carencias fueron mucho más visibles. En este aspecto las bajas han mermado notablemente al Sporting. Los rojiblancos han tenido que disputar partidos sin ninguno de sus cuatro mediocentros de la primera plantilla, recurriendo a experimentos y jugadores del filial. Enero se antoja como un mes clave para que el equipo adopte las ideas que Rubén Baraja quiere inculcar para acercar al Sporting a los puestos de ascenso.

Fotos – Real Sporting de Gijón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies