La desvergüenza de no tener vergüenza

El Málaga CF, se hunde y nadie desde dentro del club le lanza un bote salvavidas, todos esperan un milagro de Navidad.

0

El Málaga se fue de vacaciones navideñas como “farolillo rojo”, junto a UD Las Palmas, y dejando escapar dos partidos que lo hubieran sacado del pozo.

La derrota ante el Betis en la Rosaleda, fue un reflejo de la falta de “coraje y corazón” que demuestran muchos componentes de la plantilla, y muy claramente un fracaso total del planteamiento de Michel durante el encuentro.  La gota que colmó el vaso malaguista, fue el esperpento vivido en Mendizorroza, ante un Alavés que demostró ganas, fuerza y confianza en su entrenador. Un Abelardo que ha cambiado totalmente a un equipo que iba de cabeza a segunda división, y que sin exigir…, protestar, quejarse… ha cogido a los mismos jugadores y les ha sabido infundir su fuerza y ganas para que en tan sólo cuatro partidos haya conseguido 3 victorias y una derrota por la mínima en el Metropolitano.

El equipo boquerón denota falta de trabajo, tanto en forma física como en preparación de los partidos.   No se pueden perder casi todos los partidos en los segundos tiempos, ni se pueden ganar encajando siempre goles en TODOS los encuentros, incluidos los de pretemporada, excepto ante el Villarreal en el Carranza, en la victoria ante la Real Sociedad y el empate ante el Levante.

Un entrenador debe gestionar a su plantilla para conseguir sacar lo mejor de cada jugador, y preparar los partidos dependiendo de “tus jugadores” y los del rival.  En los momentos que se viven por la Rosaleda, hay que aprender a jugar con lo que tenemos, ya que en el mercado invernal podrán llegar un par de jugadores más, pero el resto son los que hay.  Y muchos de los que no funcionan, son los mismos que el año pasado hicieron una vuelta casi de Champions.  Un buen entrenador no es el que entrena grandes jugadores, es el que saca lo mejor física y mentalmente a su plantilla.

Pero lo peor es que Michel, no se da por aludido, y no piensa dimitir. Es de suponer que debe tener una altísima clausula, motivo por el que el club no ha podido todavía despedirlo.  Otra razón no es entendible cuando es incomprensible por todos que se mantenga a un entrenador que tras fracasar constantemente, no tenga la Vergüenza de mirar por el club, su afición y jugadores, reconociendo su incapacidad y sólo mirar por su dinero.

Para quemar más la situación malaguista, MIchel, se ha entretenido en subir fotos en sus cuentas anunciando leches y coches…. manda huevos….

Michel en sus cuentas de redes sociales.
Michel , agradeciendo el regalo de la marca.

Ya por lo menos se le está acusando de tener parte de culpa en este fracaso, porque hasta hace poco la prensa, y muchos aficionados sólo señalaban a la dirección y presidencia.  Un servidor ya publicó hace más de un mes una nota haciendo referencia hacia que Michel también era culpable de la situación blanquiazul.

Es una pena que nadie mire por el club ya que los jugadores, entrenadores pasarán, pero la afición es la que verdaderamente siempre está con el equipo y la que únicamente siente de verdad el amor por sus colores.

Por @Sergiogl65.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies