Una primera vuelta histórica del Cornellà

El conjunto entrenado por Jordi Roger sueña, tras cuajar la mejor primera mitad de campaña del club, con conseguir disputar a final de año el playoff de ascenso a La Liga 123, un hito nunca antes logrado.

0

La Unió Esportiva Cornellà 2017-2018 va camino de récord. Cosechó la mejor primera vuelta en Segunda B de su historia tanto en puntos como en posición. La octava temporada de Jordi Roger al frente del conjunto verde va camino de ser la mejor de la historia del club. Sin embargo, el proyecto del técnico barcelonés se caracteriza por romper año tras año el mejor registro de la entidad. De las últimas cinco, solo en una no superó el listón marcado el curso anterior.

El conjunto del Llobregat es tercero, con 32 puntos. Se encuentra 11 puntos por debajo del líder, el RCD Mallorca y solo un punto por encima del quinto, el Ontinyent. El equipo se encuentra en plena lucha por mantener la plaza de promoción. La cercanía de sus perseguidores augura una bonita pelea por la postemporada. Por otro lado, la primera plaza se antoja inalcanzable por la solidez que mostró en estos  primeros meses de competición el equipo bermellón.

Enric Gallego es la figura del Cornellà, el hombre de moda. Él sí que lidera una tabla: la de goleadores, con 18 dianas. Y no solo la del grupo, sino que la de toda la Segunda B. El jugador al que Jordi Roger tuvo que retener ante numerosas ofertas este verano, está batiendo todos sus números a sus 31 años de edad. Con un promedio de casi un gol por partido, es el hombre más decisivo del equipo. Dos de cada tres tantos son suyos.

El cambio durante el verano

El proyecto viene de largo. No obstante, la renovación en este mercado estival fue enorme. Solo 7 jugadores de los 20 que forman la actual plantilla estaban el año pasado a las órdenes de Roger. Trece caras nuevas que gestionar, entre ellas tres provenientes del juvenil. Las llegadas fueron escalonadas, de manera que el proceso de integración no fue regular. Jugadores como Fito Miranda, Néstor Gordillo o Reche, claves a día de hoy para Jordi Roger, llegaron la misma semana del comienzo de la liga o incluso después. Quizás de ahí el tímido comienzo de campeonato con un empate y una derrota.

El bloque estructural se mantuvo y se incorporaron piezas de nivel. De los siete ‘veteranos’ seis son titulares habituales en los onces del Cornellà. Pero la mejora llegó a todos los flancos. Quizás el que necesitaba más refuerzo era el ataque y se trabajó en apuntalarlo. Las llegadas de Sascha, Cortés, Miranda y Néstor han dado un golpe de tuerca. El equipo lleva ocho goles más que la temporada pasada a estas alturas, lo que supone un 42% más de tantos.

La mejora en el juego

El equipo de Roger pasó de ser un equipo difícil de doblegar a ser dominador, sobretodo en casa. Los catalanes tienen y cuidan más el balón que el año pasado. El balón viaja más por el suelo y se nota en el resultado. Pese a ello, el Cornellà no ha perdido la identidad de equipo fuerte, con dominio del juego aéreo y con alta efectividad en la estrategia.

La incisividad por banda, sobretodo en la derecha con Pere y Fito Miranda está siendo determinante. La apuesta de buscar más el balón jugado desde atrás, con Édgar como principal encargado, da pie a jugadas más largas. El año pasado el juego nacía de segundas oportunidades tras la disputa aérea del delantero y el equipo era mucho más previsible y neutralizable.

Con ello el conjunto verde está en una plaza meritoria. El sueño del playoff es, como mínimo, un hito al alcance. El Cornellà de Roger va en busca de una hazaña más.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies