Un 2017 con dos caras

El 2017 del Pontevedra CF es sin duda un año de dos caras. La A la temporada pasada con la disputa del Playoff, y la B lo que va de curso

0

Con el final de año uno echa la vista atrás y hace balance. Analizando el año granate, 2017 ha sido sin duda un año con dos caras para el Pontevedra. El año del yin y el yang que deja un sabor agridulce a los lerezanos.

La cara A

Sin duda la cara amable del conjunto lerezano fue la temporada pasada. El año comenzaba con triunfo del Pontevedra en casa ante el Guijuelo. Uno más ante su afición. Pasarón se convirtió sin duda en el talismán granate el curso pasado. 45 puntos sumados en casa, 14 victorias en 19 partidos y solo 2 derrotas. Sin duda fue una temporada de como en casa en ningún sitio.

Una temporada en la que los pontevedreses no se bajaron del Playoff. El cuarto puesto fue granate casi de principio a fin. Finalmente con 60 puntos en su cuenta el Pontevedra se ganó ese puesto en Playoff que le permitía pelear por el ascenso. Un playoff que, a pesar del mal resultado ante el Real Murcia (perdiendo en casa 1-3 y empatando a 1 en la Nueva Condomina) está en la cara A por ser una gran gesta y la guinda al pastel de un gran año.

En la cara A sin duda están jugadores clave en esa gran temporada como Mario Barco, Bonilla, Jacobo Trigo o Miguel Loureiro que, por el contrario, están en la cara B al tener que decirles adiós en el mercado veraniego. Pero igual que hubo despedidas, también hubo llegadas ilusionantes.

El Pontevedra daba la bienvenida, con Luisito al frente, a Anxo Pérez, Mongil, Goldar, Adri León, Jimmy, David Castro, Miguel Ángel, Prosi, Carlos Ramos, Marcos Álvarez, Jorge Hernández, Jesús Berrocal, Etxaniz e Iván Martín. Una plantilla con la que se marcó un objetivo basándose en la temporada anterior. Un objetivo de luchar por estar arriba que, sin duda, tras la primera vuelta, ha quedado atrás.

La cara B

Poco positivo ha vivido el conjunto lerezano en esta primera vuelta de competición en el Grupo I. El conjunto de la ciudad del Lérez tuvo un inicio de curso para el olvido. Cayeron en las tres primeras jornadas ante Celta B, Rápido de Bouzas y Cerceda. Parecía que se salía de la dinámica negativa ante el Toledo pero un gol en el último suspiro dejó el resultado en empate. La visita a Fuenlabrada se saldó con derrota. No sería hasta la jornada 6 que el equipo de Luisito daría un vuelco y encadenaría tres triunfos consecutivos ante la UD Sanse, Racing de Ferrol y Real Madrid Castilla. Se volvía a la derrota ante el Rayo Majadahonda. Volverían al triunfo en su feudo ante el Coruxo. La derrota volvería ante la Deportiva Ponferradina con un gol de los bercianos in extremis, algo que ha lastrado mucho al equipo gallego lo goles en el último momento. En la jornada intersemanal de nuevo un gol en el último suspiro dejó sin tres puntos a los granates ante el Fabril. Una situación que se repitió ante el Talavera y el Navalcarnero en un choque en el que los granates llegaron una y otra vez pero no materializaron las ocasiones en goles. Los gallegos empataron en Guijuelo tras remontar los salmantinos en el descuento. Mismo resultado, empate, se cosechó ante Real Valladolid B y Gimnástica en Pasarón. Así como ante Unión Adarve. El último partido del año se saldó con derrota ante el Atleti B en casa.

Unos resultado malos que llevaron al equipo a acabar el año en Playout con 19 puntos. Pobre balance al que se unen otros datos como el número de goles encajados, 25, buena parte de ellos en los últimos minutos de partido perdiendo innumerables puntos que hubiesen mejorado la situación, y la falta de efectividad. El equipo ha demostrado que llega y llega pero no materializa las ocasiones.

Los malos resultados han cabreado a la afición que con pitos y cánticos expresaba su protesta en los últimos encuentros. Una afición a la que el míster Luisito respondió en su última rueda de prensa post partido que, a la postre, acabaría siendo su última rueda de prensa como míster granate. El técnico teense fue destuído y a día de hoy aún no se conoce sustituto. De momento el equipo a vuelto al trabajo tras las vacaciones navideñas.

El 2018 pinta para los granates como un año de lucha y cambios. Empezando por el banquillo y por los posibles movimientos de mercado. Cambios que se espera ayuden para luchar por un nuevo objetivo, salvar la categoría con garantías e intentando no pasar apuros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies