Resumen del 2017 del Real Madrid

A pesar de los cinco títulos conseguidos nos debemos preguntar. ¿Ha empañado este inicio de liga el año del Real Madrid?

0

Este 2017 ha sido un año espectacular, el mejor de su historia según las estadísticas, para el Real Madrid. Pese a los malos resultados de esta primera mitad de liga que colocan al club blanco cuarto en la tabla, no podemos olvidar todo lo logrado hasta el mes de septiembre.

Los de Zidane comenzaron el año con un claro objetivo: La Liga. Este era el indicado para conseguirla ya que este trofeo no caía en manos blancas desde el 2012 con Mourinho. La plantilla era ilusionante y gozaba de una plenitud de forma excepcional. Nada ni nadie se podía interponer entre los dos. Y así fue, el equipo ganó la liga en la última jornada derrotando al Málaga.

Pero, como todos sabemos, Real Madrid y Champions League son también conceptos bastante parejos. Con la victoria la temporada pasada ante el Atlético de Madrid, se planteaba otro reto: ser el primer equipo en ganarla dos veces consecutivas. El camino no fue fácil: Nápoles, Bayern de Múnich, Atlético de Madrid y Juventus fueron los rivales a batir. Pero enfrente estaba, otra vez, la plantilla más completa y mejor gestionada del continente. Gracias a esto, el titulo volvió a las vitrinas del Santiago Bernabéu.

Sin duda alguna, la temporada 16/17 estuvo repleta de grandes éxitos, pero hubo un lunar, la Copa del Rey, en la cual se cayó eliminado en cuartos de final ante un aguerrido Celta de Vigo que fue capaz de ganar en el Bernabéu por 1 a 2 y mantuvo el tipo en su estadio sacando un valioso empate a dos que dejaba a los merengues sin el sueño del triplete y apeado de este trofeo.

A pesar de ello se consiguió el doblete, con la consecución de estos se pudo luchar y ganar  la Supercopa de Europa, el Mundialito de clubes y la Supercopa de España. Esta fue especialmente importante, no por el título sino por el rival. El Madrid se enfrentó al eterno rival, el Fútbol Club Barcelona. La Supercopa fue el pretexto para que los merengues dieran un repaso histórico al Barça que hacía pensar que estábamos en el comienzo de una era dorada del madridismo.

Pero no fue así. La liga comenzó y se empezaron a perder puntos contra rivales de menor calibre. Empates contra Valencia y Levante y las derrotas contra el Betis y Girona que fueron catastróficas. Estos, sumados a los comprensibles empates en San Mamés y el Wanda Metropolitano, unidos al periodo aplazado por el y Mundialito, colocaba a los blancos a 11 puntos a falta de un partido antes de la cita clave; el clásico.

En este, los blancos tenían la oportunidad de hacer algo grande. Debían demostrar que seguían siendo el Real Madrid, el mismo equipo de la Supercopa de España, el vigente campeón del torneo y de Europa, pero no pudieron. Errores defensivos y la auto-expulsión de Carvajal echaron a perder el buen juego del equipo en la primera parte y el partido terminó con un contundente 3-0 en contra.

Toca hacer autocrítica y mejorar en la competición doméstica.

Así, el 2017 termina para todos. Si hacemos balance, ha sido un buen año en “La Casa Blanca”. Un total de cinco títulos y entre ellos la segunda Champions consecutiva llaman al optimismo. No obstante, el Real Madrid debe ser autocrítico y mejorar los aspectos que flaquean para volver a ser el equipo que maravilló al mundo del futbol no hace tanto. Por delante, nuevos retos: remontar 14 puntos al máximo rival y hacer ver en Europa que “no hay dos sin tres”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies