Irregularidades y descontentos en Santander

El Racing de Santander termina la primera vuelta tercero en la tabla y con varias incógnitas debido al juego del equipo y la irregularidad en cuanto a resultados, ya que en mas de una ocasión, cuando parece que empiezan a ir la cosa, los de Ángel Viadero, principal señalado, se chocan de frente contra una pared.

0

Primera vuelta del campeonato de Segunda División B para el Racing de Santander, por tercera vez consecutiva, y precisamente no es todo de color de rosa en Santander. Y es que en todo lo que llevamos de temporada, el Racing no ha llegado ni a convencer a su afición ni de enganchar una buena racha de resultados como para pensar que este equipo pelea por ser líder.

El verano ya venía movidito. Se acababa de perder el ascenso en la última eliminatoria del playoff contra el Barcelona B, y el Racing se tuvo que poner otra vez en marcha en menos de un mes preparando otro año en Segunda B con Ángel Viadero a la cabeza, cosa muy cuestionada y que con el tiempo iba a ir a más. También se supo que no iba a seguir ninguno de tus tres centrales Mikel Santamaría y Samuel Llorca serían la pareja del Hercules e Israel Puerto partiría al Mirandes, que Alvaro Peña, el hombre con más calidad en el medio campo, se iba a un segunda como es el Alcorcon, que la contención de Beovide se iba al Burgos junto con el delantero suplente Carlos Alvarez y que sobre todo, el especialista a balón parado, Santi Jara y el hombre gol Abdón Prats, pondrían rumbo a Murcia y a Mallorca respectivamente.

“Operacion Retorno”

Para suplir estas importantes salidas, que tanto dieron en la segunda vuelta y que este año no es ni parecido, ya porque hay jugadores peores o porque el año pasado eramos muy buenos, la directiva trajo solamente seis fichajes y muchos con pasado racinguista, lo que se llamó, “La operación retorno”. Unos fichajes que no iban a dar ni lo poco que se esperaba de ellos.

El primero sería Quique Rivero. El joven centrocampista llegaba para suplir a Alvaro Peña pero no es ni la sombra de él. Tanto dentro como fuera del campo se le ve sin espíritu y sin intensidad. Después llegarían los dos centrales, en principio los titulares. Gonzalo, un hombre con experiencia, ha sido muy irregular, ha estado lesionado varias ocasiones y pese a hacer partidos muy buenos demostrando su poderío aéreo, no ha terminado de encontrarse a tope. Mucho menos el otro central, Paco Ragalón, que ha ido de más a menos. Vino como para hacer que el entrenador diga: “este es mi central”, pero se ha pasado más tiempo en la enfermería que sobre el césped. El que posiblemente más frutos ha dado ha sido Antonio Tomás, pese a empezar con una sanción de 4 partidos en su debut esta temporada y acabar lesionado, en el tiempo que ha estado a buen nivel, el equipo lo ha notado. Y finalmente, esta Juanjo, que yo creo que el dato de un solo gol y de rebote lo dice todo, y Alex García, que ha recaído de su primera lesión más de una vez y apenas ha tenido minutos.

Con el poco fruto que han dado los fichajes, el Racing se agarra esta temporada a su portero, Iván Crespo, que ha sido el mejor del equipo en la mayoría de partidos, a su estrella Dani Aquino, pese a no estar a tope, y a la cantera, que con Oscar y Sergio Ruiz a la cabeza, han demostrado estar a gran nivel por encima de muchos fichajes, ya que Gandara ha demostrado ser un gran central, Javi Cobo da creatividad en el centro del campo y Pau Miguelez, tanto en banda, como en punto y pese a no haber marcado han aportado más al equipo.

Con solamente esto, el club cántabro se ve obligado a realizar al menos tres fichajes, lo que supondría dos bajas a no ser que dos de esos tres fichajes sean con ficha sub 23 y se pueda ampliar así la plantilla. La prioridad es un delantero o incluso dos y si uno puede jugar en banda mejor. Y otro que juegue de medio centro y si se puede otro central que pueda ser lateral también. A día de hoy han sonado muchos nombres pero hasta que no se abra el mercado no se sabrá nada. Eso si, viendo la cuesta de Enero que se le viene al Racing, no puede perder tiempo.

En lo deportivo

Ni los resultados, ni el juego del equipo se parece al del año pasado, este año no salen siempre los partidos adelante. Empezaste cayendo en la primera ronda de Copa del Rey frente al Leioa de mala manera, con dos más sobre el campo y dejandote marcar el gol que te echaba en el último minuto. Después, tras dos victorias en las dos primeras jornadas contra Arenas de Getxo y Gernika, llegaría la derrota contra tus dos rivales directos. Un tosco Mirandes te ganaba 0-1 en El Sardinero, y el filial sportinguista te daba un baile venciendote 3-1 en El Molinon. Más adelante, cuando el Sporting B iba a pelear contigo arriba, la gente volvía a pensar lo mismo que el año pasado: “El equipo de Ángel Viadero no gana a un rival directo”. Tras el mal arranque llegaban dos victorias de calma, ahora si ganabas al Leioa fuera y al un sin puntuar hasta ese momento Peña Sport.

Adentrandonos en el mes de octubre, iba a haber de todo. Mientras en casa ganabas al Bilbao Athletic por la mínima y remontabas a un buen Barakaldo que fue mejor con dos goles en el descuento, fuera de casa no pasabas del empate a cero contra el Izarra y el Vitoria, llegando a caer en la siguiente salida contra el Amorebieta, todos en ese momento en descenso. Con esta mala dinámica, de planteamiento, de juego, de falta de gol y sin convencer, Ángel Viadero iba a salvar el primer ultimátum el 1 de Noviembre contra el Burgos, venciendo en casa por 1-0 al rival que si te ganaba te pasaba.

Tras este punto de inflexión y los rivales asequibles, lo lógico sería encadenar una racha de victorias hasta el final de la primera vuellta a excepción de algún punto que te puedas dejar en un campo difícil contra el Logroñes o que Tudelano y Real Sociedad B te pudiesen poner problemas en casa. Pero las racha solo duró tres partidos más. Ganabas al Caudal y Lealtad y vencías en el último minuto al Osasuna B. Después, volverían a llegar las dudas. Un inofensivo Tudelano te marcaba un gol tonto que te hacía perder dos puntos y la oportunidad de ponerte a un punto del Mirandes. Luego el Logroñes te iba a superar en Las Gaunas y no ibas a ser capaz de hacer un gol a la Real Sociedad B, en un campo encharcado, pese hacer un buen partido. Esto hacía que Ángel Viadero se la volviese a jugar en el último partido contra el Real Unión que volvió a superar y que con el empate del Mirandes, acabaría a seis puntos de la cabeza de la tabla.

Así termina la primera vuelta de este Racing, con mismo entrenador pero sin identidad con respecto al año pasado. En busca de resultados que a veces no llegan. Y con una afición descontenta que espera que se acierten con los fichajes para poder ser primeros de grupo. Y es que el Racing, que juega un amistoso contra el Laredo, este viernes con motivo del centenario del rival, ya ha vuelto al trabajo y haciendo una minipretemporada para encadenar una buena cuesta de Enero. Empezaran visitando “La Jaula” así llamado el campo del Arenas de Getxo. El primer partido en casa, llegará a El Sardinero, el sexto clasificado y la revelación, el Gernika. Y más adelante llegarán los dos partidos clave. Visitaras Anduva en busca de recortar puntos al Mirandés y recibirás al Sporting B. Dos rivales directos en los que de no dar la talla y vencer, el Racing quedaría muy descolgado de la cabeza y probablemente con cambio en el banquillo.

Foto destacada via Pagina Oficial del Real Racing Club donde el presidente Ángel Higuera y el presidente de honor Tuto Sañudo posan junto al árbol de Navidad y escudo del club, deseando unas felices fiestas a todos los racinguistas.

@davizuco7

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies