2017: En busca de la felicidad

2017 ha sido un año en el que, más o menos como en 2016, el Elche ha buscado con reencontrar su sitio en el mundo del futbol, así como la estabilidad deportiva e institucional perdida en 2015.

0

Lo más destacado y lamentable al mismo tiempo de 2017 fue el descenso a 2ªB. Tras empezar de manera realmente sólida e ilusionante, en la primera vuelta de 2016, los entonces dirigidos por Toril se desplomaron a la parte baja de la tabla, una situación en la que Parras no puedo hacer nada más que tratar en vano de salvar una situación que el valenciano de antemano sabía imposible de tratar.

Así, empezó la temporada 2017/18 con la creación de uno de los Elches más ambiciosos de los últimos años fichando a jugadores que habían cuajado grandes temporadas en sus respectivos equipos durante el curso previo, lo que puso las expectativas de propios y ajenos por las nubes.

Estas expectativas se vieron correspondidas, a medias. El equipo que por ese entonces dirigía Mir era una apisonadora, y no tardó en situarse como el mejor equipo de los cuatro grupos. No obstante, los resultados no se perpetuaron, y llegaron los empates y las derrotas, los pitos, la zozobra y la posterior destitución del que por aquel entonces ostentaba el puesto de entrenador.

Tras Mir, llegó “Josico“, antiguo jugador del Villareal que llegaba para aportar nuevas ideas y tratar de sacar todo el jugo a una más que competente plantilla, y de hecho, en parte lo ha conseguido. El equipo ganó en mordiente arriba, haciendo de los franjiverdes un cuadro más incomodo ante el que jugar al toque, pero todo lo que ganó arriba en cierto modo lo perdió abajo, pues acaecía de despistes y errores en defensa que le hicieron perder valiosos puntos justo cuando su rival, el Mallorca, más fallaba.

De cara al 2018, los ilicitanos solo tienen un objetivo. El Play-off. El entrenador ha dicho y redicho que a final de temporada su equipo se encontrará en posiciones de promoción, y para ello contarán como novedad con un viejo conocido, alguien que sin haber jugado en el equipo es como de la familia. Jony Ñíguez. El centrocampista hermano del ex-jugador franjiverde Aarón y el Atlético Saúl, se incorpora para dar solidez a la medular y subir la calidad del plantel para cumplir la promesa de su nuevo míster.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies