Antídoto al sistema de Guardiola

El antídoto

2

Hace más de un milenio los árabes heredaron la tradición médica de los griegos. El auge de los médicos y escritores orientales parió el arte aviceniano y maimoniano de crear las drogas y antídotos para las intoxicaciones más letales de la época. Sin duda alguna, este hecho inició la revolución médica de manera inédita e irrevocable. Tras estos sucesos pioneros, el mundo cambió su manera de ver las cosas y se edificaron gigantescos imperios a partir de los saberes.

Crystal Palace
0 0 Manchester City

En el fútbol, el poder del saber tiene un gusto especial por el éxito mientras se desarrollan los monopolios en las capitales futbolísticas. Los procesos se fundamentan en el resultado del trabajo de plantillas cada vez más cargadas de trabajo y desarrollo de saberes desde la táctica. La técnica se relega al espectáculo, mientras que el mundo de las estrategias, estructura las composiciones más letales para lograr títulos, fama y dinero; del otro lado, hay quienes preparan su mente y la de sus pupilos para crear antídotos cual brebaje para esterilizar lo anterior.

Guardiola, un brillante director técnico con sangre catalán, propietario de una prolongada y exitosa trayectoria y un rico palmarés de títulos. Todos ellos fundamentados en un sistema inspirado en el cruijffismo y algunos modernismos tácticos. La presión sobre la pelota y el espacio, acoso en el menor tiempo posible y la transición ataque-defensa como respuesta automática a la pérdida del balón, son algunas de las ideas defensivas evolucionadas por el español e impregnadas en su versión del Manchester City.

La versión observada desde Selhurst Park tuvo la misma intensidad de presión como mecanismo de acción en ausencia de la pelota. El gegenpressing (Guardiola, a través de los años y de los conceptos: J. Genoud) fue un método efectivo en consideración al 75 % de posesión impuesta por el PepTeam la tarde de este domingo. Los extremos (SanéSilva), los primeros peones al defender, atacando las ideas de los centrales eagles (TomkinsDann); el achique tuvo a De Bruyne y Gündoğan como respaldo al ataque del espacio, dificultando el flujo central de Milivojevic y Riedewald.

Planteamiento 4-5-1 Crystal Palace; 4-3-3 Manchester City

Los laterales complementaron el acoso obstaculizando las bandas, donde Cabaye y Townsend encontraron dificultades de proyección. Como vértice y corrector Fernandinho (medio centro). Atentos al pelotazo forzado Otamendi y Mangala (este último, con limjtaciones de velocidad). Todo esto ocurría en apenas 35 a 45 metros, marcando un sistema agresivo de recuperación, lo que aseguró una posesión alta (77 % en el segundo tiempo), obligando a los locales al pelotazo.

Pelotazo como principal instrumento de salida en Crystal Palace ante gegenpressing del pepstyle.

No obstante, la ofensiva fugaz y letal de otros partidos se redujo a la transición y uno que otro intento fracasado de Agüero (ingresó al ′22 por Jesús). La teoría del caos diseñado por la múltiple alternancia de Sané haciendo diagonales para otorgar el pasillo del carril a Danilo (que lo usó poco) o su movimiento sostenido hacia el centro (en posición de conductor), para mostrarse como tercer hombre (movimiento con impronta de Pep); la amplitud generada por De Bruyne, Sané y Silva; fueron instrumentos consumidos en los 97 minutos jugados. Sin embargo y contra todo pronóstico, el arco hoy estuvo chueco para los citizens.

Incursión diagonal del extremo derecho, una de las variables del pepstyle

La posesión mínima persuasiva (concepto propio sobre el pepstyle) careció de profundidad debido a un gran motivo, la ausencia del arquitecto del toque final (David Silva). Su ausencia obligó a los lanzadores a abusar del balonazo cruzado o centros frontales. La zona de significancia de D. Silva se notó intrascendente y llena de volantes rivales. Se crearon 16 oportunidades de gol, sin que alguna incluyera mano a mano frente al portero; ocurrieron incursiones a raya de fondo de laterales y extremos, con pocas a espaldas del último defensor o marca punta. Esto marca una ventaja competitiva para quien defiende, pues realiza ejecuciones sencillas y sin mayor riesgo; consume o despeja balones monótonos y previsibles, facilitando la actividad defensiva.

Una de las pocas llegadas del City a la raya del fondo
Zona sin incidencia del enganche (David Silva), obliga al pelotazo.

El antídoto

Independientemente a la narcótica dependencia de un enganche neto dentro del pepstyle, existen otros factores incidentes en el empate a cero. La estrategia rival (a lo que se puede conocer como el antídoto). Y es que Guardiola tiene algunos malos recuerdos con la contraestrategia a su fútbol e ideas. Si bien es cierto su evolución ha sido estilizada, detallada y proporcionalmente equivalente a sus pequeños fracasos, en la cosmovisión de Pep aún perpetra el recuerdo de estudiosos como Mourinho, Klopp o Simeone, quienes con sus sistemas lograron neutralizar la vocación ofensiva de sus equipos, logrando inclusive, arrebatarle unos cuantos títulos. De ahí su temor a que el sueño celeste de los primeros 20 lances de la temporada, se empiece a empañar con el crecimiento del invierno británico y en plena competencia por Champions League.

Hoy, el pepstyle obtuvo su primer revés táctico en Inglaterra. Sus intentos ofensivos fueron forzados por el sistema y enjambre defensivo de un estratega estudioso y de mucha experiencia (41 años como DT): Hodgson. El técnico inglés de acentuados sistemas defensivos y transiciones rápidas, promotor del fútbol vertical por sobre el exceso de posesión, demostró su capacidad y sapiencia. Para este encuentro eligió un 4-5-1 con Benteke como forward y Saha como quinto volante, a veces de media punta (por su gran despliegue físico). Este efecto limitó la salida de Walker, mientras que por derecha Townsend hizo lo propio en desmedro de Danilo, retornado inclusive para hacer superioridad en incursiones del extremo izquierdo celeste (Sané). La línea media compuesta por dos volantes interiores (Cabaye-Riedewald) en el ida y vuelta y un vértice (Milivojevic) delante de los centrales.

La estrategia de Hodgson se fundamentó en atacar uno de los requisitos del pepstyle: el espacio. La decisión kasparoviana de atacar el espacio, el espacio de su propia cancha como método de supervivencia, entregando el instrumento restante: la posesión de pelota. Y es que, con una plantilla limitada en recursos técnicos, hubiera sido poco inteligente salir a pelearle la posesión más arriba, arriesgando espacios y otorgando manos a manos permanentes de manera riesgosa. Hodgson hoy le puso alto a una racha de 18 victorias consecutivas del City de Guardiola y parece haberle encontrado la clave a su sistema. Llegaron los antídotos a la Premier League, los antídotos al pepstyle.

 

Ficha técnica
Crystal Palace: Roy Hodgson,
Hennessey; Fosu-Mensah, Tomkins, Dann, Aanholt; Cabaye, Milivojevic, Riedewald, Townsend; Saha, Benteke.
Manchester City: Josep Guardiola,
Ederson; Walker, Otamendi, Mangala, Delph; Fernandinho, De Bruyne, Gündoğan; Sané, B. Silva, Jesús.
Árbitro: Jonathan Moss
Incidencias: Partido disputado en Selhurst Park

 

2 Comentarios
  1. Yéssica Zambrano dice

    Es un artículo muy bueno eh! Una radiografía completa de lo que representa el sistema de Guardiola. Me gustó el apelativo de “PEPSTYLE” jajaja, felicitaciones.

  2. Calier Hurst dice

    No me parece que el City recupere tantas pelotas como usted dice

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies