Pep Guardiola y la maldición de los genios incomprendidos.

Los genios cargan con la mochila del rechazo a sus ideas, y esa mochila, le toca cargar a Guardiola.

0

Todavía no se han levantado las barreras que le digan al genio: “De aquí no pasarás” Beethoven.

La sociedad, en su conjunto, le suele tener miedo al cambio, a lo desconocido, a aquello que es novedoso. Y es así porque no se termina de comprender esa idea pertinente, se prefiere seguir tal y como estamos, sin tener que hacer ningún esfuerzo intelectual por darle la bienvenida a aquello que nos resulta extraño. Estas ideas locas solo las tienen los genios. Pero, ¿a qué nos referimos con genio? La respuesta es muy compleja. Según la revista National Geographic, algunas de las características que se han de tener para considerarse un genio son la inteligencia, creatividad, perseverancia, y la simple buena suerte.

Los genios se caracterizan por ser muy perseverantes, y Guardiola lo es.
Guardiola en su despacho, una situación bastante común para el de Santpedor.

Los genios son locos razonables, pero incomprendidos. Ya lo dijo Bielsa una vez, un hombre con ideas nuevas es un loco hasta que sus ideas triunfan, y cuántas veces le habrá pasado eso a Pep Guardiola. Allá donde va siempre le esperan con la escopeta cargada, desesperados por verlo caer derrotado para su disfrute personal. No se han dado cuenta ellos de que es un pensamiento muy mediocre.

Con una hegemonía que duró lo que Pep en el banquillo, los detractores tuvieron cuatro años para desprestigiar su éxito deportivo por su ideología política. En el Barça lo ganó todo y practicó uno de los mejores fútbol de la historia. Pero era por sus futbolistas, decían. El fútbol es de los futbolistas, se olvidan algunos, aunque la influencia del entrenador sea importante. 

Pero bueno, que luego fue al Bayern y le pidieron que jugara igual que en el Barça y que lo ganara todo. Y así lo hizo, ganó siete títulos en tres años y batió todos los récords posibles. En cuanto al juego, se resume en las palabras de Rummeniggue “Welt am Sonntag” en el que dijo que el Bayern nunca jugó tan bien como con Pep. Aunque no ganó la Champions, lo que hizo que “fracasara” en su andadura alemana.

Su llegada a Manchester ha sido hasta ahora el mayor reto en la carrera de Guardiola. Aterrizar en un país contracultural a tú idea, no es una tarea fácil. La primera temporada fue un reflejo de la distante relación que tenían Pep y la Premier. Los dos son igual de pasionales, pero la emoción por el juego es otra. Guardiola tenía que encontrar la tecla perfecta para unificar su estilo de juego al de la Premier. Mientras él se adaptaba, sus haters celebraban sus derrotas afirmando que la Premier era muy competitiva y que con otros jugadores, no ganaba. Pero a Guardiola ya lo han intentado matar varias veces. Y parece ser, que para matar a los genios, primero hay que sobrepasar las barreras que ellos mismos derriban.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies