El 2017 del Dépor: navegando a contracorriente

El club ha vivido con dos cambios de entrenador, contraste de sensaciones, pocas alegrías para recordar, líos extradeportivos y un acuerdo financiero que puede ser clave para el club y el estadio.

0

El Deportivo de la Coruña ha sufrido un año torcido en todos los sentidos, un año en el que ha dado pocas alegrías a sus aficionados, y en el apartado deportivo continúa en el aire su presencia en la primera división la próxima campaña. También, ha firmado un acuerdo que puede ser clave para la sostenibilidad del club. Esto y mucho más, en otro año ‘loco’ en la parroquia blanquiazul …

Enero y Febrero: recesión tras la marcha de Babel y malos resultados

El año empezó torcido, torcido porque el hasta entonces jugador más determinante de la plantilla, Ryan Babel, abandonaba el club de forma gratuita para recalar en las filas del Besiktas. La espectacular racha de resultados de diciembre, donde se consiguieron cuatro victorias, sufrió un punto de inflexión con la marcha del holandés. En enero, el club sumaría cinco empates. Dos de ellos en Copa del Rey, que significarían la eliminación contra uno de los posteriores finalistas de la competición, el Deportivo Alavés. El equipo estaba sufriendo un bajón a nivel de juego y a nivel emocional.

Esos cinco empates serían proseguidos de cuatro derrotas consecutivas en el mes de febrero ante cuatro integrantes de la parte baja de la tabla, con unos jugadores que reflejaban una clara desmotivación. La grada pitó al palco pidiendo soluciones y el presidente dio un últimatum al técnico que ocupaba en ese momento el banquillo blanquiazul. Como resultado, una nueva era empezaría en La Coruña.

El equipo se encontraba en el mejor momento de la temporada, venía de ganar dos partidos importantes en el Molinón y ante el Barça, con cuatro partidos seguidos sin perder. El derbi se disputaba en la siguiente jornada y caía en el momento perfecto …

Marzo y Abril: destitución de Garitano y resurgir con Pepe Mel

Estos meses de final de temporada se vieron marcados por el cambio de entrenador y el vaivén de sensaciones y resultados.

El 25 de febrero el Dépor caería estrepitosamente en Butarque. El Leganés venció por 4-0 en el que sería el último partido de Gaizka Garitano en el banquillo coruñés, a pesar de que el equipo no estuvo ninguna de las 23 jornadas en descenso. El 28 de febrero, Pepe Mel se convirtió en entrenador deportivista, curiosamente, el día de su 54 cumpleaños.

Tres días después sería el estreno del madrileño. Lo haría en Riazor ante el Atlético de Madrid en un partido que finalizó 1-1 donde el equipo parecía un conjunto totalmente renovado. El Dépor no conocería la derrota hasta tres jornadas más tarde. Una victoria por 0-1 en el Molinón le hizo a Pepe Mel ganarse la confianza de la afición, un épico gol de Mosquera haría las delicias del gran número de aficionados desplazados a Gijón. Tras ello, llegaría un empate ante el Betis por 1-1 en un partido correspondiente a la jornada 21 que fue aplazado por los famosos problemas en las cubiertas de Riazor orginados por la lluvia y el fuerte viento.

La primera quincena de marzo no pudo acabar mejor para el Dépor de Pepe Mel., que recibió al Barcelona y fue capaz de vencerle por 2-1. Riazor disfrutó de un partido de ensueño y dejó a los azulgranas sin opciones de ganar la Liga. El equipo estaba en el mejor momento de la temporada y la siguiente jornada se jugaría el derbi en Riazor, un partido que caía en la mejor situación posible, y en el se podría confirmar el resurgir del equipo, la huida de la denominada ‘zona caliente’ y por supuesto, la victoria mas agradable posible, ante el máximo rival.

Pepe Mel cambió el planteamiento con el que había alcanzado el éxito en los partidos anteriores e incluyó un trivote en la alineación. Con Borges jugando en una posición más adelantada de lo habitual, el equipo se vió ahogado en el medio campo incapaz de encontrar una salida de balón. Un solitario gol de Aspas decantaba un derbi gris sin apenas ocasianes de los dos equipos del lado celtista. Abril comenzaba oscuro moralmente para el Dépor y el conjunto encaró un mes de vértigo donde se disputarían hasta siete jornadas ligueras, donde sólo se lograrían los tres puntos en una única ocasión.

Sería ante el Málaga por 2-0. Los demás resultados dejaron una muy pobre imagen: derrota en Mestalla por 3-0, empate ante el Granada (0-0), derrota por 4-2 en la visita al Sevilla, caer ante la Real Sociedad (1-0), el suicidio por 2-6 ante el Real Madrid en Coruña y el no ser capaces de vencer a un Osasuna ya descendido dejaban al equipo en una situación peligrosa.

El club herculino se mantenía a ocho puntos del descenso a falta de sólo tres partidos, pero con una profundo sentimiento de que esto se debía a demérito de otros. El deportivismo no estaba contento y la sensación era que el supuesto resurgir del equipo con Mel fue un puro espejismo.

Los jugadores no sabían que explicaciones dar al término de los encuentros y el equipo seguía sin sellar la permanencia …

Mayo y junio: salvación, ascenso del Fabril y acuerdo financiero

El segundo trimestre del año discurrió en la línea en la que se había movido hasta el momento: el juego del equipo seguía sin gustar a nadie, y ni siquiera los propios jugadores sabían que explicaciones dar al término de los encuentros para justificar el bajo nivel que un grupo que a priori tenía calidad suficiente para desempeñar un buen papel en la Liga.

En el mes de mayo finalizaba la competición doméstica y lo hacía con tres partidos. En el primero de ellos, jugado contra el Espanyol, el equipo sufrió una dura derrota ante su afición en Riazor por 1-2; y la salvación matemática seguía sin ser conseguida.

En esta situación, la siguiente jornada que sería disputada en Villarreal se antojaba crucial para las esperanzas deportivistas de sentenciar un año más la permanencia del equipo en Primera División. Esto fue posible gracias al empate sin goles logrado el catorce de mayo en el Estadio de la Cerámica, en la penúltima jornada de Liga. En un encuentro donde los valencianos se jugaban certificar su pase a Europa, el submarino amarillo dispuso de más ocasiones, pero por suerte para los intereses blanquiazules estas no se materializaron en goles. Los de Pepe Mel conseguirían mantener la portería a cero y lograr un punto que les mantendría una temporada más en la máxima categoría del fútbol español.

El mes de mayo se cerró en Riazor con un contundente 3-0 a la Unión Deportiva Las Palmas en la última jornada de la Liga Santander, donde el público deportivista disfrutó de una victoria que no se repite con frecuencia en el coliseo coruñés. El partido, consumó a Andone (que anotó un doblete) como máximo goleador del conjunto herculino con 12 tantos.

A nivel de club, el 28 de mayo se produjo uno de los momentos más importantes de la temporada gracias al ascenso del filial, el Deportivo Fabril, a la categoría de bronce tras derrotar en casa por dos goles a cero al Cacereño, en el partido de vuelta de la correspondiente eliminatoria. Sin duda, una alegría que la afición deportivista compartió con entusiasmo con todos los integrantes del filial coruñés, que de la mano de Cristóbal Parralo se había proclamado anteriormente campeón de su grupo en Tercera División, mostrando un espíritu competitivo muy alejado del ofrecido por la primera plantilla.

A finales del mes de junio, se produjo una de las noticias más importantes para el futuro del club: el acuerdo de refinanciación de la deuda contraída con Hacienda con ABANCA y el consiguiente patrocinio del Estadio de Riazor que desde ese momento pasaría a denominarse Abanca-Riazor hasta el 2025.

En una comparecencia que el club hizó pública a través de YouTube, el presidente blanquiazul Tino Fernández junto con el presidente de ABANCA, Juan Carlos Escotet, manifestaban en rueda de prensa que el acuerdo cancelaba la deuda privilegiada de 45 millones de euros con Hacienda. De esta manera, se podrían llevar a cabo una serie de reformas en el Estadio de Riazor gracias al acuerdo obtenido con el Concello de A Coruña, que tambien otorgó su permiso al club para permitir un patrocinador del estadio municipal.

El acuerdo con la entidad financiera se prolongará durante 15 años y de esta manera el Deportivo podrá aumentar su tope salarial de cara a la nueva temporada y por otra parte ahorrarse el 25% correspondiente a la venta de un jugador (que antes era pagado a Hacienda como penalización) y recuperar paulatinamente la sanidad económica con la que no contaba hasta el momento del acuerdo.

La misión de mejorar la plantilla parecía cumplida, hasta que llegaron los primeros partidos de Liga …

Julio y Agosto: mercado de fichajes y comienzo de Liga

Llegó el verano de fichajes para el Deportivo con la misión clara de mejorar la plantilla y ser más ambiciosos con el nuevo proyecto. Se confió en el madrileño Pepe Mel, que había conseguido la salvación la temporada pasada con mucho sufrimiento, para comandar la nave blanquiazul en la nueva travesía, en la que el club denominó a los jugadores como “xente mariñeira” gente marinera para los no gallegohablantes– que se convertiría en el lema oficial del club en la presente campaña.

El acuerdo con ABANCA permitía un mayor desembolso en fichajes. El desafío era según, el presidente, quedar entre los diez primeros clasificados y entrar en el grupo de la llamada liga cerrada, aquellos equipos que saben que su destino será jugar la temporada siguiente en Primera División.

Llega el mes de julio y comienza de este modo el mercado de fichajes. La gran codicia y el suspiro del deportivismo es el regreso del hijo pródigo, Lucas Pérez, que solo quería volver a su casa. Dos caminos destinados a cruzarse y dos clubes condenados a entenderse, Depor y Arsenal.

Pero antes, regresan de cesión Pablo Insua, tras una gran temporada en el Leganés a las órdenes de Asier Garitano; Fede Cartabia, que volvía al equipo herculino, esta vez en propiedad. Tambien volvieron Juan Dominguez y Saúl, ambos cedidos en el Mallorca y el Girona, respectivamente. El primero se marchó al Reus, previa rescisión de contrato y el segundo se quedó debido a la ruptura de negociaciones para su cesión al Brescia italiano. Destaca la venta del mencionado Pablo Insua al Schalke 04 por 3,5 millones de euros. Una venta que ayudaría a acometer movimientos en el mercado. Por otra parte, Róber volvió a marcharse cedido al Levante.

La política en este mercado fue la de volver a traer a los jugadores que se considera que rindieron bien la temporada anterior. Así pues fueron regresando Carles Gil -con opción de compra obligatoria de 3,5 ‘kilos’ el próximo verano-, Guilherme –4,5 millones-, el mencionado Fede Cartabia y Juanfran. También regresó a A Coruña, Adrián López, el asturiano tras una travesía por Atlético de Madrid, Porto y Villarreal, regresa a su club de debut en Primera pero esta vez como un futbolista experimentado.

Como caras nuevas tenemos a Gerard Valentín, un lateral derecho que se suma al ataque con mucha facilidad pero con unas evidentes lagunas defensivas; Fabian Schär, uno de los centrales suizos con mayor caché internacional y una salida de pelota exquisita, Zakaria Bakkali, cedido desde el Valencia, un habilidoso extremo belga que no contaba con muchos minutos en la capital del Turia. Fede Valverde, cedido desde el Real Madrid, una de las mayores promesas del fútbol mundial, uruguayo. A última hora se incorporó al portero rumano Costel Pantilimon, debido a la lesión de dos meses del meta de Coristanco, Rubén Martínez.

Tras una buena pretemporada en cuanto a resultados, el equipo parecía rodado y listo para el inicio de liga. No fue así lo demostrado en el césped, donde una derrota por 0-3 ante el Real Madrid y un empate ante el Levante fuera de casa mostraban las carencias del equipo, que no se asemejaba al prometido en verano.

Para alegría de los deportivistas, tras dos meses de duras negociaciones, se producía el ansiado regreso de Lucas Perez a la capital coruñesa solo dos días antes de finalizar ela ventana de traspasos, lo que daba esperanzas tanto a club como a afición.

El equipo había ganado solo dos de los nueve primeros partidos, y era el más goleado de toda la liga. Esto comenzó a poner en tela de juicio la labor del técnico deportivista …

Septiembre y Octubre: Fabril imparable, malos resultados y Mel es sustituido por Parralo

Tras las primeras jornadas de liga, el club vivió un gran contraste entre el primer equipo y el filial.

El Fabril demostró que había llegado a la categoría de bronce para quedarse, siendo uno de los conjuntos más sólidos y firmes del grupo. El equipo fue capaz de sumar siete victorias consecutivas en los primeros meses de competición, llegando a ponerse líder en la séptima jornada. El filial consiguió mantener el puesto hasta la jornada 12, bajando hasta la segunda posición en la que se encuentra actualmente.

En el lado opuesto se encontraba el Deportivo. El grupo, entrenado en ese momento por Pepe Mel, no estaba cosechando los resultados esperados. Un mal inicio de liga hizo que el equipo rondase los puestos de descenso desde la primera jornada al ganar solo dos partidos de los primeros nueve disputados. Ésto, sumado al hecho de ser el conjunto más goleado de la categoría, comenzó a poner en tela de juicio la labor del técnico deportivista. El cese de Mel parecía inevitable, pero la victoria ante el Getafe consiguió calmar las aguas momentáneamente. Sin embargo, poco duró la tranquilidad en Riazor. Tras el empate ante el Éibar en Ipurúa y la derrota contra el Girona, la directiva anunciaba la destitución del entrenador. El 24 de octubre Mel dejaba el banquillo coruñés y cedía su puesto a Cristóbal Parralo, técnico del filial deportivista.

El debut de Parralo no fue el esperado. Dos días después de su incorporación, el Deportivo caía por 1-4 ante Las Palmas en 1/16 de la Copa del Rey, generando dudas entre los aficcionados. No obstante, Parralo conseguía resarcirse ese mismo fin de semana en competición liguera, venciendo por 1-3 al conjunto canario y manteniendo al equipo fuera de descenso en la décima jornada. Victoria de mucho valor, tras ser la primera remontada fuera de casa en las últimas cinco temporadas y la primera victoria fuera de la presente temporada, la segunda en el año natural.

Los problemas extradeportivos unidos a la mala racha de resultados están rompiendo a un club y están cansando a una afición que …

Noviembre y Diciembre: contraste de sensaciones, líos extradeportivos y situación del equipo

En estos dos útimos meses del año, el equipo experimentó una mejora en cuanto al juego desarrollado durante los encuentros, pero este no fue materializado en resultados. Como añadido, una retahíla de situaciones extradeportivas han sucedido en el club, donde la tranquilad parece un lejano deseo propio de épocas pasadas.

El mes de noviembre trajo la mejora deportiva al club, tras el cambio de entrenador y la primera victoria liguera conseguida fuera de casa en el Estadio Insular por 1-3. Debido al parón de selecciones, se disputaron tres compromisos liguerosy uno copero. El equipo perdería sus dos primeros partidos. Dos partidos y dos puntos que se escaparon en los últimos minutos y podrían haber sido de vital importancia para la escuadra herculina. Primero, ante todo un Atlético de Madrid -que bien es cierto que no atravesaba su mejor momento- pero al que el modesto conjunto deportivista puso contra las cuerdas, y solo un gol de Thomas tras una falta en la frontal del área en el descuento bastó para dar la victoria a los colchoneros. No así fue en Málaga. En la visita a la Costa del Sol el equipo remontó un tempranero gol de los malacitanos, pero esta remontada acabaría siendo en vano dado a que dos goles marcados por el Chory Castro y el exdeportivista Borja Bastón harían que la victoria se quedara en la Rosaleda. En el último compromiso liguero del mes, el equipo firmó un partido gris contra el Athletic que finalizaría en empate a dos tantos. Y ya a final de mes sería eliminado de la Copa a manos de Las Palmas, en un partido en el que los blanquiazules estuvieron a punto de remontar la eliminatoria con una actuación estelar de Borja Valle saliendo desde el banquillo, que lograría anotar dos goles.

El equipo sabía poner en aprietos a su rival pero no conseguía los resultados esperados. En Diciembre la ecuación se repitió, pero en ella no ejerció la primera variable antes planteada. El equipo consiguió una solitaria victoria en casa ante el Leganés por 1-0. Esta derrota fue acompañada por tres trágicas victorias, en las visitas al Pizjúan y al Camp Nou, y la última, la más trágica, en O Noso Derbi. Una derrota que deja al deportivismo frustrado, tras un gran ambiente preparado durante toda la semana y tras grandes esperanzas de acabar el año con tranquilidad después de conseguir una victoria contra el máximo rival.

Los malos resultados han sido aderezados con ‘líos’ fuera de los terrenos de juego. El 17 de noviembre el Diario As publicaba una entrevista con el delantero Florín Andone. En ella, decía sentirse frustrado y replantearse si fue acertada su decisión de quedarse en el club. Días más tarde, concretamente el 27 de noviembre el rumano sufría un encontronazo en el entrenamiento con el defensa Alejandro Arribas. La práctica fue suspendida por Parralo, y ambos fueron ‘castigados’ sin viajar al encuentro copero en Las Palmas. Pocos días después, el 8 de diciembre, Arribas era vendido al Pumas méxicano. Se desconoce el costo exacto de la operación, pero parece que rondaría los tres millones de euros. Para terminar, el día de Navidad saltó la noticia de que una jugadora del equipo femenino, Patri Diaz, había celebrado abiertamente la victoria del Celta en el derbi en su cuenta de Instagram. Una masa de aficionados se echó encima de la joven jugadores pidiendo al club su rescisión. Aunque rapidamente, una de sus amigas aclaró que le había cogido el móvil para hacerle una broma. El club la ha sancionado abriéndole un expediente, aunque finalmente, sabemos que no podemos dudar de su compromiso por el club.

El equipo termina el año en los puestos de descenso, y con muchas esperanzas de mejorar. De cara al mercado invernal, se espera un refuerzo en la portería, así como otro en la defensa. En el apartado de salidas, parecen destinados a abandonar el club tanto Tyton como Bruno Gama, con otros jugadores a la espera de ser cedidos.

Fuente: riazor.org

Termina un año duro para el Dépor, pero hay una cosa que sabemos, y es que serán acompañados por su incombustible afición en 2018. Felices y deportivistas fiestas, firmado: la redacción del Deportivo de Grada3.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies