Augusto Batalla, el arquero del Madrid que no fue

Un interés, una supuesta oferta, y una eterna promesa

0

Corría enero de 2015, y en los medios de Argentina y la prensa internacional, golpeó fuerte una noticia que hablaba de una supuesta oferta del Real Madrid por Augusto Batalla, arquero de tan sólo 18 años perteneciente a River Plate, que había sido campeón Sub 17 con su seleccionado y se posicionaba como una de las grandes promesas del fútbol sudamericano. Hoy, a casi 3 años de esos rumores, analizamos en retrospectiva cómo influyó para el joven portero del que, dicen, se perfilaba para ser el suplente de Iker Casillas en ese entonces, hasta la actualidad, donde se va de su club para jugar 3 competencias, incluida la Copa Libertadores, con Atlético Tucumán, a préstamo por 1 año.

“El Real Madrid quiere a Augusto Batalla” titulaban, “será difícil retenerlo”, decía Rodolfo D’Onofrio, presidente de River, al mismo tiempo que los medios partidarios hablaban de una “fortuna”. El Merengue habría quedado impresionado con lo visto de Batalla en sus actuaciones con las Selecciones, tanto Sub 17 como Sub 20, pese a no haber jugado ni un minuto con el primer equipo de River Plate. Tal es así que el interés del Madrid llegó a valer 10 millones de euros, una exorbitante cifra para los números que se manejaban en el fútbol argentino 2 años atrás. La prensa española daba como un hecho la transferencia, que consistiría en una cesión de un año en el que el arquero jugaría en el Castilla con vistas a futuro de incorporarse al primer equipo. Estaba todo dado, ¿qué fue lo que frenó la negociación?.

La negativa de Batalla, y las pretensiones de su club, echaron por tierra el salto europeo del portero, que prefirió quedarse a pelear el puesto en River Plate, que en ese momento estaba en un presente muy bueno, y que prácticamente le aseguraba que en un futuro cercano sería el dueño del arco. El Real Madrid terminó fichando a Kiko Casilla, y Batalla, eventualmente, tras la salida de Marcelo Barovero, se terminó quedando con el puesto. 1 año más tarde firmó una renovación que lo alejaba cada vez más de un futuro europeo.

2017 fue, sin embargo, una temporada difícil para el arquero de 20 años, que alternó más momentos malos que buenos en la portería, lo que le valió la perdida de la titularidad frente al veterano Germán Lux. El año anterior, si bien había sido irregular, parecía afianzarse en el 11 inicial, pero algunos errores, como por ejemplo en la final de la Copa Argentina en la que River venció a Rosario Central, sembraron la semilla de las dudas acerca de si realmente estaba capacitado para defender uno de los arcos más grandes del país.

El último año lo terminó siendo el tercer arquero, muy lejos en la consideración de Marcelo Gallardo, que lo sostuvo pese a las críticas recibidas a finales de 2016. Esta temporada va a encontrar a Augusto Batalla en un nuevo equipo, Atlético Tucumán. El “Decano” se quedó en la fase de grupos de la pasada edición de la Copa Libertadores, pero se consolidó como uno de los equipos más difíciles del fútbol argentino, siendo finalista de la Copa Argentina, justamente frente al ex-equipo de Batalla. “Me juzgaron como si tuviera 15 años en Primera”, dice el arquero, que sufrió las consecuencias de una transferencia fantasma, que le otorgó, sin quererlo, una jerarquía que quizás no era la que todos creían. Sólo queda esperar que le depara este año, para ver si, con un perfil más bajo, logra recobrar la confianza y la consideración de un posible futuro europeo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies