Jornada 10 en la W-League

Una súper estrella se va a jugar con tres niños al parque, un hat-trick con aires escandinavos, un puntero cae fuera de los cuatro primeros puestos, una campeona de la NWSL anota su primer gol, y mucho más sucedió en la décima jornada de la W-League. Repasemos qué más sucedió cuando sólo quedan cuatro fechas por jugar en la temporada regular de esta emocionante liga australiana.

0

Una súper estrella se va a jugar con tres niños al parque, un hat-trick con aires escandinavos, un puntero cae fuera de los cuatro primeros puestos, una campeona de la NWSL anota su primer gol, y mucho más sucedió en la décima jornada de la W-League.

Repasemos qué más sucedió cuando sólo quedan cuatro fechas por jugar en la temporada regular de esta emocionante liga australiana.

SYDNEY FC vs NEWCASTLE JETS

Choque de titanes, Caitlin Foord disputa una pelota con Emily van Egmond. Foto: W-league.com.au

Las Jets tenían la oportunidad de quedar a un punto de Brisbane Roar, el líder de la W-LEague, si ganaban mientras que Sydney FC necesitaba ganar para asegurarse un puesto entre los cuatro primeros.

Sydney comenzó con el pie derecho, abriendo el marcador a los 19′ con el gol de Kylie Ledbrook luego de la asistencia de la estrella de las Matildas, Caitlin Foord. Ledbrook remató desde fuera del área un pelota rasante que fue a parar al ángulo inferior izquierdo de Britt Eckerstrom.

A los 26′ la genial Foord tomó una pelota en medio campo y fue hacia el área dejando atrás a las jugadoras de los Jets. Allí, mandó un centro cruzado que fue a para clínicamente a la cabeza de Princess Ibini para poner el 2-0 para su equipo.

Pero Newcastle buscaría el empate y llegaría minutos más tarde. Pasada la media hora la colegiada pitó la pena máxima después de un falta suave de Georgia Yeoman-Dale sobre Arin Gilliland en el área, que la brillante mediocampista de las Matildas Emily van Egmond no vaciló en convertir.

A los 73′ Leena Khamis lanzó un coehete desde fuera del área que la portera Eckerstrom fue capaz de parar con los dedos y así evitó que Sydney ampliara la diferencia.

Seis minutos más tarde las Jets hubieran podido empatar sino hubiera sido por dos terribles intervenciones de Aubrey Bledsoe. Y a los 83′ Caitlin Foord tuvo un mano a mano con Eckerstrom, en el que la portera le ganó la mano. Ledbrook tendría una oportunidad más dos minutos más tarde, pero la portera estadounidense volvería a salvar el arco de las Jets.

Y las oportunidades desperdiciadas por Sydney, volverían a atormentarlas ya que a los 87′ una pelota larga de Hannah Brewer cayó en los pies de Gema Simon. Ella la pateó por encima de la portera Bledsoe, dejándola fuera de su alcance y poniendo así el 2-2.

Caitlin Foord generó la última oportunidad, al desbordar por la banda derecha e ir al fondo del área desde donde sacó un remate hacia atrás que por poco no conectó con Ledbrook para que le diera una tardía victoria a Sydney.

Durante el partido fue doloroso ver cómo la centrocampista de Sydney y las Matildas, Amy Harrison, sufrió una grave lesión en la rodilla (antes de que terminara el primer tiempo) que la dejará fuera del resto de la acción restante del campeonato. Por otro lado, Gema Simon alcanzó sus 100 partidos en la W-League, y lo festejó a lo grande: convirtiéndo un gol del empate para las Jets que las ayudaría a rescatar un valioso punto después de ir perdiendo por dos goles.

Caitlin Foord también fue noticia esta semana ya que escribió un artículo digno de leer para exclusiveinsight.com donde cuenta la batalla que está teniendo adentro y afuera de la cancha debido a la grave enfermedad que padece su padre. Si les interesa leerla, la nota está en inglés y pueden encontrarla en este link: https://www.exclusiveinsight.com/caitlin-cooper-my-father-my-hero/

BRISBANE ROAR vs MELBOURNE VICTORY

Todas festejan el gol de “Polks”. Foto: brisbaneroar.com.au

El puntero de la W-League podía alejarse a cuatro puntos si ganaba, y así lo hizo con una gran victoria contra Melbourne Victory.

Despues de que la adolescente de tan sólo 18 años, Melina Ayres, abriera el marcador para Victory con un verdadero golazo digno de ver a los 21′ (pueden ver el video resumen del partido aquí: https://www.w-league.com.au/match/brisbane-roar-fc-women-v-melbourne-victory-women-w-league-05-01-2018/955135#).

Para el lado de Roar, Celeste Bureille (a préstamo desde Portland Thorns) lanzó un cohete hacia el arco rival en tiempo suplementario de la primera mitad que la portera Casey Dumont fue capaz de parar. Pero el rebote le cayó a la siempre atenta Tameka Butt, que volvió a patear pero Dumont bloqueó el disparo nuevamente. Sin embargo Tameka tendría un nuevo rebote, el cual aprovechó para mandar la pelota por encima de la portera pero la defensa de Victory sacó la pelota en la línea.

Habían transcurrido diez minutos de la segunda mitad cuando la capitana Clare Polkinghorne mandó a guardar la pelota en el arco de Dumont producto de un córner y así puso a su equipo en igualdad. A los 79′ Celeste Bureille desvió con la cabeza una pelota servida por Carson Pickett en el área y así marcó su primer gol en la W-League, además de darle a su equipo la victoria y 3 valiosos puntos que lo hacen alerjarse de su escolta en la tabla de posiciones.

MELBOURNE CITY FC vs PERTH GLORY

Ashley Hatch festeja su gol para City. Foto: w-league.com.au

Melbourne City tenía una prueba importantísima en la fecha 10 de la W-League, ya que jugaban contra un Perth Glory que contaba de nuevo con su jugadora estrella, Sam Kerr. Además, si ganaban desplazarían a Perth Glory del ansiado cuarto puesto.

Por el lado de Perth Glory, ellas también tenían una prueba ante sí ya que necesitaban retomar el impulso que las llevó a estar en los primeros puestos al principio de la temporada de la W-League.

Pero fue Melbourne City el vencedor de la tarde de manera contundente, con una dolorosa derrota para Perth por 3-0 donde City dominó todo el encuentro a pesar de una aguerrida defensa rival. A los 25′ Ashley Hatch puso a su equipo adelante en el marcador. Jess Fishlock encontró a Yukari Kinga, que jugó la pelota hacia Hatch que no se equivocó al definir y pateó la pelota por debajo de la portera Melissa Maizels.

Diez minutos más tarde, Kyah Simon asistió a Tyla Jay Vlanjnic que mandó la pelota al segundo palo, lejos del alcance de Maizels. Y antes de que terminara el primer tiempo, a los 42′, Melbourne pondría el 3-0 de la mano de Yukari Kinga. Ashley Hatch envió un centro al área que, aunque fue atrapado por Maizels, no fue capaz de contener la pelota y la defensa no pudo despejarla a tiempo.

Malbourne continuaría con el ataque sin piedad. Hatch tuvo un mano a mano con Maizels, pero fue la portera quien resultó vencedora cuando detuvo la pelota con la rodilla derecha. Más tarde, Jess Fishlock estrelló una pelota en el travesaño.

Perth mejoró un poco su juego en los últimos veinte minutos y Nikki Stanton tuvo una chance clara desde un tiro libre pero la pelota se estrelló en el travesaño.

Después de este partido, Melbourne se subió al cuarto puesto dejando a Perth en el quinto y por ahora sin chance de pelear el campeonato. Pero todavía quedan cuatro fechas donde todo puede pasar. Lo cierto es que la defensa de City tuvo una muy buena tarde ya que fueron capaces de mantener a raya a Sam Kerr, Rachel Hill y Raque Rocky durante todo el partido. Alanna Kennedy, que está jugando su primera temporada con Melbourne City, fue sin dudas una de las principales responsables de que las atacantes de Perth no pudieran desplegar todo su potencial durante ese partido clave.

CANBERRA UNITED vs ADELAIDE UNITED

Ellie Carpenter festeja su primer gol en la W-League (Foto: Matt Blyth/Getty Images)

Adelaide United no tuvo respuesta ante el juego aplastante que le impuso Canberra United en la calurosa tarde del partido que cerró la fecha 10 de la W-League.

Con la co-capitana Ashleigh Sykes de vuelta después de la lesión (esguince de tobillo) que la mantuvo marginada por algunas semanas, Canberra anotó un arrollador 6-1 después de los traspiés sufridos en los últimos tres partidos.

A tan sólo un minuto del inicio Toni Pressley lanzó una pelota desde mitad de cancha que se estrelló en el travesaño. Sin embargo, dos minutos más tarde la chica de diecisiete años que juega para las Matildas, Ellie Carpenter, anotó su primer gol en la W-League y el primero de la tarde para Canberra.

El empate vendría rápido. Emily Condon corrió por la banda y asistió a Alyssa Mautz. Después del gol, Adelaide tomó la iniciativa presionando a la defensa de Canberra para ponerse en ventaja pero fueron las locales las que consiguieron la ventaja.

Sykes se abrió camino por la banda derecha y mandó un centro rasante pasando a Amy Sayer, que venía a toda marcha, pero encontrando a la noruega Elise Thorsnes desmarcada en el segundo palo y quien puso el 2-1 para Canberra. Tres minutos más tarde sería Thorsnes quien haría la asistencia desde la izquiera para Sykes, que se encargó de poner el 3-1 por medio de un cabezazo potente.

El cuarto gol lo marcaría Thorsnes tan sólo dos minutos de que empezara el segundo tiempo. Otra vez, la brillante Sykes llevaría la pelota adentro del área, al lado de la línea de fondo, y pasaría a su marca para luego enviar un pase que llegaría al punto penal donde Thorsnes definiría con categoría, mandando la pelota hacia el techo de la red.

Karly Roestbakken pondría el 5-1 (54′) en una bonita jugada donde Amy Sayer venció a su marca y luego hizo una pared con Michelle Heyman en el área. Sayer le dejaría la devolución a Roestbakken quien vencería a la portera Sarah Willacy. El 6-1 definitivo vendría un minuto más tarde, cuando Thorsnes puso la pelota en la esquina más alejada de la portera quien nada pudo hacer para evitar que la noruega marcara su hat-trick.

Sin embargo, Adelaide no se quedó de brazos cruzados ante ese resultado parcial tan adverso. Alex Chidiac tomó la pelota en los veinte minutos restantes y armó un duelo personal con Haley Kopmeyer, permitiéndole a la portera de Canberra lucirse en varias atajadas brillantes negándole el gol a la talentosa Chidiac.

En otras noticias…

Sam Kerr estuvo en boca de todos esta semana, pero no porque haya anotado otro hat-trick o un doblete (extraño, ¿uh?). Sino porque colgó en su cuenta de Twitter un video jugando con tres niños en el parque. Y en su twitt explicaba que simplemente aceptó la invitación que los niños le hicieron de ir a jugar al parque luego de tocar su puerta. El video fue compartido casi 6 mil veces e incluso salió en las noticias locales, donde se entrevistó a los tres niños que jugaron con Sammy y estos contaron lo felices que estaban de haber podido cumplir su sueño de jugar con la súper estrella de Perth Glory y las Matildas.

Y así queda la tabla de posiciones de la W-League, de cara a la jornada 11:

Foto: w-league.com.au

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies