Mono de derbi

El Real Oviedo ya ha vendido 5.500 entradas de cara al partido ante el Sporting en un solo día. En taquilla quedan otras 2.500 de acompañante. Además, el club ha informado que quitará el carné a los socios que las intenten revender

0

La afición del Real Oviedo comienza a pensar en el derbi. El partido que todo el mundo quiere ver, que nadie quiere perderse por nada. Un encuentro diferente, ante el eterno rival. Un choque que hace más de una década que no se ve en el municipal ovetense, en partido oficial, eso sí. Por ello, toda la marea azul quiere estar presente para animar a los suyos en un día clave. Ayer, el Oviedo ponía a la venta 8.000 entradas de acompañante. En solo un día, 5.500 volaron de las taquillas a manos de aficionados. El primer paso para saber el ambientazo que se espera en el Tartiere.

Desde bien entrada la mañana, las colas que se podían apreciar en los aledaños del Tartiere daban la vuelta al propio estadio. Desde que se abriesen las taquillas y hasta su cierre, a las 19:00, el personal del club vio como el ritmo de venta era altísimo. De hecho, con estas previsiones, se espera que hoy mismo se acaben las 2.500 restantes. Es decir, que no queden entradas para público en general, las de 80 euros. Pese a ser un lunes, la afición oviedista no desaprovechó la oportunidad de poder hacerse con el billete para presenciar un derbi histórico.

Pese a ello, muchos aficionados, al igual que jugadores y cuerpo técnico, prefieren pensar primero en Reus. Porque es el futuro más inmediato, lo que manda esta semana. El sábado a las 18:00, el conjunto de Juan Antonio Anquela jugará en tierras catalanas en busca de tres puntos que le permitan llegar lo mejor posible al derbi. Un triunfo significaría llegar al gran partido por todo lo alto, después de 10 encuentros sin conocer la derrota. Por ello, los asturianos prefieren pensar en lo más inmediato. La cabeza puesta en Reus.

El club retirará los abonos de quien revenda su entrada

La adquisición de entradas de acompañante vino acompañada de un clásico. Aunque suene mal, la práctica de la reventa lleva presente en el mundo del fútbol desde hace muchos años. Esta ocasión no iba a ser una excepción. Por ello, el club comunicó que se retirarán los abonos de aquellos que se dediquen a revender sus entradas de acompañante.

Además, a través de las redes sociales, numerosos aficionados del equipo azul denunciaron esta práctica y aportaron pruebas. Ya circulan por la red los clásicos anuncios de “vendo boli bic por X dinero y regalo X entradas para el derbi del 4 de febrero”. Y algunas de estas entradas poseían un precio extremadamente elevado. Se intentaban revender localidades por un precio de 100 euros. Es decir, sesenta euros más que la de acompañante y 20 más que las de público en general.

Imagen destacada: realoviedo.es

Por @javimorcin

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies