Hay que mirarse el escudo

Estamos todos de acuerdo que la temporada del Madrid está siendo atípica, nadie recuerda una así y ni parecida, capaces de hacer historia ganando cinco títulos en ocho meses -nunca antes lo habían conseguido- y en otros cuatro entrar en una crisis profunda de las que no se recuerda en Concha Espina

0

Precisamente, por estos últimos meses, los madridistas nos sentimos avergonzados, incrédulos, desesperanzados, enfadados, así es como nos sentimos últimamente, pero no es el momento de esconderse, es el momento de coger y mirarse el escudo y de luchar por salir, no de este bache, sino de esta caída libre sin fin. Tenemos que mirar el escudo y recordar al mejor presidente que hemos tenido, y grabarnos a fuego esa frase que debería estar escrita en letras grandes al lado de su nombre y que está escrito en nuestro estadio, al lado del de Don Santiago Bernabéu, esa que reza lo siguiente:

«La camiseta del Real Madrid es blanca. Se puede manchar de barro, sudor y hasta de sangre, pero jamás de vergüenza» (Santiago Bernabéu)

Sí, te lo digo a ti: presidente, jugador, aficionado, utillero…. debemos mirar ese círculo con corona y ver todo lo que lleva dentro, mirad bien y veréis las cinco Copas de Europa del Madrid de Di Stefano, la del Madrid yeyé, las cinco Ligas consecutivas de la Quinta del Buitre… pero no todo son títulos, también se ven mitos y valores, como la calidad y entrega de nuestra Saeta, la garra de Camacho, el espíritu de Juanito, la perseverancia de Raúl, el carisma de Casillas, el liderato de Ramos, la autosuperación de Cristiano… Todo esto y mucho más, hace que a mucha gente el escudo le pese como una losa, incapaces de dar dos pases en condiciones, pero hay a otros que les pone, les pone alas para volar a la cima, sí ese sitio al que hemos llegado más que nadie, también les pone energía, ganas de luchar, de entregarse, de no darse nunca por vencido hasta más allá del pitido final, porque si hay alguien que siempre vuelve, que siempre resurge de sus cenizas como el Ave Fénix, ese es el Real Madrid.

Fuente: libretademou.es

Sí, ahora estamos hundidos en el fango, no vemos ningún rayo de luz, ningún atisbo de mejora, pero no hay que sacar el dedo acusador, solo empeorará las cosas, hay que sacar los otros cuatro para que estén unidos como un equipo, y que se unan una mano con la otra para no dejar de aplaudir a los nuestros, animarles y cantar al unísono de nuevo el «como no te voy a querer».

No hemos dejado de querer estos colores, es imposible hacerlo, por eso mismo, todos tenemos el mismo sentimiento, debemos remar todos juntos para conseguir esa mejora que debe hacerse patente el 14 de febrero contra el PSG, ese día vuelve nuestro trofeo fetiche, la Copa en la que hemos ahogado algunas penas y en la que hemos brindado y nos hemos emborrachado de orgullo hasta en 12 ocasiones, y qué mejor día para volver a enamorar que ese 14 de febrero, por eso todos juntos debemos decir: 1,2,3 ¡HALA MADRID!

Por @KarlLyon4

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies