Iberostar o la eterna reinvención

El primer partido de cuartos de final se presentó con sorpresas

0

La Copa del Rey se estrenaba con el actual campeón de la Liga ACB, Valencia Basket y el actual campeón de la Basketball Champions League, Iberostar Tenerife, con un encuentro que prometía mucha competitividad y en parte no ha  decepcionado, aunque sí hemos visto a un debilitado equipo valenciano.

Durante el primer cuarto del partido pudimos ver a los dos equipos muy igualados y con mucha energía, pero poco a poco se empezaba a intuir que el equipo tinerfeño se sentía más motivado y ha creído en el triunfo durante los 40 minutos. En cambio el equipo taronja, que se encuentra en un momento muy delicado, ya que no cuenta con ninguno de sus bases titulares, comenzó a enlazar errores y el Iberostar Tenerife, viendo a su rival herido, sabe que puede llevarse el pase a la siguiente ronda a base de una defensa muy sólida y un trabajo colectivo.

Los hombres altos del equipo valenciano han sufrido mucho bajo aros, Tibor Pleiss que fue el más valorado en su equipo no fue suficiente para frenar a los pívots del Tenerife, eso sumado a las pérdidas de balón forzadas, las faltas en ataque y la falta de un conductor de equipo llevaron poco a poco a los jugadores a un estado de poca intensidad, con momentos de talento individual, Erick Green, pero que no fueron lo suficientemente duraderos como para romper la constante ventaja que había abierto el rival al regreso del descanso. Se ha echado de menos al equipo capaz de ganarle al CSKA hace exactamente una semana.

El Iberostar Tenerife ha demostrado más valentía y mejor actitud durante todo el partido. El contar con superioridad en la pintura y la defensa evidentemente preparada al detalle han sido claves para derrotar al que en principio se intuía como favorito de este duelo. Mateusz Ponitka, Tim Abromaitis, el eterno Fran Vázquez, Mike Tobey, Javier Beirán, Kostas Vasileiadis y Rodrigo San Miguel, todos sobre los dos dígitos de valoración fueron en equipo la fórmula del triunfo.

En resumen, este triunfo es fruto de un juego coral,  en el que cada jugador desde su sitio sumó para llevar al equipo un paso más cerca al sueño de  obtener el tan ansiado y codiciado título.

Síganme en @PatriDuarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies