El Barça sufre para ganar en Ipurúa

Victoria engañosa del Barça en Ipurúa contra un Eibar que puso contra las cuerdas al líder y dominó la posesión en muchas fases del partido. Los azulgrana se llevan los tres puntos de un campo complicado tras dos empates consecutivos y afrontan el choque europeo ante el Chelsea con todas las garantías. Suárez y Jordi Alba fueron los goleadores de un encuentro en el que Orellana fue expulsado.

0

SD Eibar  0 2 FC Barcelona

El FC Barcelona llegaba al asalto de Ipurúa para volver a la senda del triunfo en la competición y afrontar el reto de la Champions League con mayor confianza. Enfrente tenía al Eibar que disfrutaba de la séptima plaza antes del choque y que ha convertido su pequeño estadio en un bastión casi inexpugnable. La dificultad del partido para el líder era más que notable y se confirmó cuando Ernesto Valverde dio a conocer la alineación. El once de gala hasta el momento en el Barça y el que presumiblemente iniciará en Stamford Brigde. El equipo de Mendilíbar ha llegado a tal nivel en su campo que no permite apenas rotaciones en sus rivales. Y ese nivel se plasmó desde el primer instante del duelo.

Salida en tromba del conjunto armero que organizó su primera ocasión en escasos 50 segundos cuando Jose Ángel cabeceó un centro desde la frontal que pasó ligeramente desviado de la portería. Era el primer aviso del chaparrón que empezaba a caer sobre Ipurua. La presión asfixiante del Eibar obligaba a Ter Stegen a golpear en largo casi siempre y la defensa azulgrana -hoy de azul celeste- sufría para conectar la pelota con las líneas atacantes. La única forma para los visitantes era sacar el balón en largo y que Suárez y Paulinho la pudieran coger. El cuadro local sometía al líder en su campo pero su defensa pendía de un fino hilo que Messi y Suárez amenazaban con cortar. La elogiable apuesta de Mendilíbar estaba saliendo casi a la perfección pero la táctica no puede controlar al mejor jugador del mundo. Balón que recibía el 10 del Barça rodeado de contrarios bien colocados en el minuto 16 del encuentro sin aparente peligro para la zaga armera pero que el astro argentino lo convirtió en gol. Asistencia en diagonal que sobrepasó a tres defensas y que dejó a su amigo uruguayo solo ante Dmitrovic. Gran maniobra del charrúa que anotó el 0-1 tras dejar sentado al portero serbio.

Valverde respiraba en el banquillo sabedor de la importancia de adelantarse en el marcador ya que no tenía tintes positivos para su equipo hasta la llegada del gol. El Barça se consolidó en el partido aunque los locales seguían intentándolo. Pocos minutos después del tanto visitante un disparo de Orellana desde la esquina derecha del área fue directo al larguero. El chileno fue uno de los jugadores más destacados en la primera mitad en el ataque armero pero su agrevisidad y desconexión en algunas jugadas le iba a costar caro a su equipo posteriormente.

El cuadro catalán se fue haciendo con la posesión de balón y atacaba con peligro los gigantes espacios que dejaba el Eibar entre su defensa y su portero. Así llegarían las ocasiones más claras antes del descanso. Un cabezazo de Paulinho tras centro de Alba y un remate de Messi al palo tras otra buena jugada de Suárez amenazaban de nuevo el electrónico. Se pasaron los primeros 45 minutos muy rápidos con ambos equipos al ataque y dejando un juego entretenido y abierto para el segundo asalto.

El choque se reanudó con la salida del asturiano David Lombán en ausencia de Ramis que se quedó en el vestuario con supuestos problemas físicos. El martillo del Eibar seguía golpeando progresivamente la zaga culé y nutría de intranquilidad las mentes barcelonistas. El Barça no se podía permitir otro tropiezo en Liga con el Chelsea en el horizonte. Pero el Eibar no parecía dispuesto a facilitarle la semana al invicto líder. La presión del equipo vasco empujaba con fuerza las huestes blaugranas que seguían encontrando vías de escape en los contragolpes que originaba Messi. El genio rosarino transitaba por el partido reservando sus fuerzas para la Champions pero volvió a ser uno de los mejores. En su deambular pertinente descubría huecos y pases que dejaban a sus compañeros prácticamente solos ante la meta rival. Dmitrovic atajó con eficacia todas las ocasiones que le propusieron y completó un gran encuentro pese al resultado.

El partido cambió en el minuto 66 gracias a la desafortunada acción de Orellana. El chileno, teniendo una tarjeta amarilla, se permitió el lujo de golpear el balón y alejarlo con la mano tras una falta señalada por Hernández Hernández. El colegiado canario interpretó el gesto como una desconsideración y se marchó al vestuario con la bronca de su técnico. Mendilíbar, encendido desde ese momento, también fue expulsado minutos después tras protestar airadamente una acción en la que Suárez siguió una jugada que el árbitro ya había cortado. El Eibar, sin su entrenador y con un hombre menos, entró en una espiral de descontrol que aprovechó el Barça para cerrar el partido.

Antes del segundo y definitivo gol que llegó en los últimos minutos, Leo Messi se inventó una asistencia de espaldas picando el balón que Aleix Vidal desaprovechó incomprensiblemente. La sentencia fue obra de Jordi Alba que cazó el balón con la derecha tras la intervención del meta local a un tiro de Messi. 0-2 y para Londres debieron pensar los aficionados culés tras un soplido de alivio viendo jugar al Eibar. Partidazo del cuadro armero que mereció más y se marchó orgulloso y con el aplauso de su público.

El Barça de Valverde vuelve a ganar y mete presión a sus perseguidores pensando ya en el duelo de Octavos de Final frente al Chelsea. Un líder de récord que sigue invicto en esta Liga habiendo disputado 24 partidos y encadena 31 sin perder contando los últimos choques de la pasada temporada. El Eibar continúa con su buena dinámica a pesar de la derrota y afrontará la siguiente jornada en Balaídos frente al Celta.

Ficha técnica
SD Eibar: Dmitrovic; Peña, Arbilla, Ramis (Lombán, min 45), José Ángel; Diop (Escalante, min 74), Dani García, Orellana, Jordán (Charles, min 82), Inui; Kike García.
FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto (Semedo, min 89), Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta (Coutinho, min 63), Paulinho (Aleix Vidal, min 73); Messi y Luis Suárez.
Goles: 0-1 Luis Suárez (min16); 0-2 Jordi Alba (min 88)
Árbitro: Hernández Hernández del comité canario. Amonestó a Iniesta (min 47), Orellana (min 58 y 66), Diop (min 65). Expulsó a Orellana.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 24 de la Liga Santander disputado en el estadio de Ipurúa en Eibar con la presencia de 6.760 espectadores.

Sígueme en @JuandieM9

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies