Los Celtics se apuntan la primera con una emocionante victoria

Heroico partido de los de Boston, que tuvieron hasta cuatro jugadores por encima de los veinte puntos y a un Tatum, que se quedó en 19, especialmente motivado y con galones ante la falta de efctivos de los verdes. Middleton y Giannis, con 31 y 35 puntos respectivamente, fueron insuficientes para los Bucks

0

Milwaukee Bucks

107 113

Boston Celtics

Tremendo partido y tremendo final el que se vivió en el TD Garden entre Boston Celtics y Milwaukee Bucks. Los de Brad Stevens llegaban a esta eliminatoria con el factor de campo pero con muchas, muchísimas y muy importantes bajas. Ante la falta de Irving, Smart, Hayward o Pleiss, tuvieron que ser los más jóvenes, apoyados en un gran Al Horford, quienes dieran un paso hacia adelante para levantar a los de Massachusetts.

Lo cierto es que el partido tuvo una igualdad tremenda desde el principio, con alguna excepción casi puntual. Por Boston fue Tatum quien, desde el principio, tuvo el arrojo de llevar el peso de su equipo, especialmente en la parte ofensiva. Por el bando contrario fue Middleton quien más entonado parecía de cara al aro rival, preludio de lo que terminaría siendo su partido. Solo un gran final de los Celtics, unido a la estrepitosa marca de los Bucks en el apartado de pérdidas (8), colocó el +12 al final del primer cuarto (17-29) tras una acción de 3+1 de Morris casi sobre la bocina.

Totalmente distinto fue el segundo período, donde los de Milwaukee se contagiaron de un arrollador inicio para remontar el encuentro en poco más de tres minutos (32-31), con un parcial de 15-2 de salida que dejó realmente aturdidos a los locales. Mucho más pragmáticos y agresivos que los minutos anteriores, los de Joe Prunti llegaron a establecer su máxima del partido (43-33), aunque un último arreón de los Celtics recortó la diferencia a sólo tres puntos al aviso de entrada a vestuarios (47-44).

Quizás las dos figuras del encuentro, Giannis y Horford, en una disputa (vía nba.com/bucks)

A partir de aquí empezó un partido nuevo, casi podría decirse que volvió a comenzar de cero. Con dos equipos muy intensos, pero trabajando con más corazón que cabeza, lo cierto es que lo que menos se vio en este inicio fue acierto, al menos en ataque. Se les veía con presión, muy precipitados. Fueron los de Boston los que mejor manejaron la situación y, gracias en parte a un gran Morris, consiguieron llegar al último cuarto con una ventaja más cómoda (64-70).

No empezaron demasiado bien los que tenían que ser últimos doce  minutos para los Bucks. A falta de diez minutos Eric Bledsoe tenía que sentarse en el banco por culpa de su quinta falta. Sin duda un contratiempo para las aspiraciones de los de Wisconsin. Se veía además a unos Celtics más cómodos en el partido, jugando a lo que ellos querían, con su ritmo de juego y a Tatum de nuevo tirando del carro de los suyos. Morris, muy bien en ambos lados de la cancha, y junto a él Rozier, Brown o Horford,  también ayudaron a que los verdes obtuvieran una renta de diez puntos (76-86) que, dada la altura de partido, ya empezaba a ser importante.

Y efectivamente era importante, pero desde luego que no definitiva. Menos si en el equipo contrario hay un monstruo griego de nombre impronunciable que, si tiene el momento, pocos jugadores y sistemas pueden parar. Giannis cogió el timonel y la iniciativa y llevó, junto a su inseparable Middleton a un final de lo más apretado y rocambolesco. Una serie de tiros libres para Al Horford llevó al partido a un emocionante desenlace.

Middleton y Brown cuajaron un gran encuentro (vía nba.com/bucks)

Dos triples consecutivos, primero de Brogdon para los Bucks, que ponía el 93-93, y seguido uno de Rozier a falta de cinco décimas para el final, y que casi sentenciaba el partido, pusieron la emoción en un TD Garden que sufría como en las mejores ocasiones. Cuando parecía que el triunfo se quedaba ya en casa, un triplazo inverosímil de Middleton, casi sin tiempo (de hecho tuvo que ser revisado), escorado, con mucha oposición y desde una distancia de locos, ponía el empate a 99 para llevar el partido a la prórroga ante la incredulidad del público.

Aunque el inicio del tiempo extra fue un calco de lo visto hasta los minutos finales, con dos equipos con muchas ganas, lo cierto es que se impuso el espíritu Celtic, encarnado en un Tatum que se pegó con todo el mundo, tanto en ataque como (muy especialmente) en defensa, terminando por desquiciar a un Antetokounmpo que acabó expulsado por faltas. Finalmente victoria y primer punto de la serie para unos que, sin embargo,  Celtics que van a tener que sufrir mucho si quieren obtener el pase de ronda.

Ficha técnica
Milwaukee Bucks: Middleton (31), Antetokounmpo (35), Henson (7), Bledsoe (9), Snell (2), Brogdon (16), Terry (3), Parker (2), Zeller (2)
Boston Celtics: Horford (24), Tatum (19), Baynes (0), Brown (20), Rozier (23), Morris (21), Larkin (5), Ojeleye (0), Monroe (1)
Parciales: 17-29, 30-15, 19-26, 33-29. OT: 8-14
Serie: Boston Celtics 1-0 Milwaukee Bucks
Incidencias: TD Garden, Boston, Massachusetts

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies