¿Qué nos pasa en Europa?

Los culés vivimos en un ciclo gris en Champions, que no tiene fin. Todos los años se repite la historia. La temporada comienza de una manera brillante. Sin derrotas. Tampoco en Champions. Resultados abultados, sin importar demasiado el rival.  Nuestras aspiraciones van incrementando y acabamos creyendo que este es nuestro año, ésta vez no habrá batacazo. Pero siempre lo hay. La maldición de cuartos.

0

Los culés vivimos en un ciclo gris en Europa, que no tiene fin. Todos los años se repite la historia. La temporada comienza de una manera brillante. Sin derrotas. Tampoco en Champions. Resultados abultados, sin importar demasiado el rival.  Nuestras aspiraciones van incrementando y acabamos creyendo que este es nuestro año, ésta vez no habrá batacazo. Pero siempre lo hay. La maldición de cuartos.

La temporada 2015-2016 fue una derrota dura para el Barça. Veníamos de ganar la Champions el año anterior.  El nivel de forma que llevábamos era excelente. Nuestro rival a batir en Cuartos: Atlético de Maadrid. Un equipo al que el club azulgrana conoce muy bien. Se suponía, que en aquel momento, podíamos ganarles . Pero no fue así. Global: 3-2. Nos eliminaron.  Otra vez. Hace dos años también fueron ellos. En Champions siempre consiguen ser superiores.

La temporada 2016-2017, el Fútbol Club Barcelona fue una especie de saco de boxeo que parecía no parar de llevarse golpes. En un primer momento, la eliminatoria parecía favorable para nosotros, nuestro rival el PSG. Éramos los favoritos, sin lugar a dudas. Pero las cosas se torcieron demasiado pronto. Ida en Parc des Princes, una derrota demasiado abultada, 4-0.  La gran hostia. El sueño se había acabado para nosotros. Solamente los más optimistas podía creer que una remontada era posible. Pero el milagro sucedió. El partido del Camp Nou acabó – sorprendentemente- con un 5-1.

Nos plantamos en cuartos de final sin ni siquiera creerlo. Nuestro rival, la Juventus. Esta vez teníamos claro que no iba a ser una goleada. Veníamos preparados de la anterior ronda. Esta vez iríamos a por todas. Pero no fue así. Otra vez una derrota abismal. Desgraciadamente para nosotros, las cosas fueron muy diferentes. La Juventus planteó el partido con una acción defensiva inquebrantable. Ahora sí, fin del sueño. Otro año sería.

Esta temporada, tras el ridículo de la anterior, las cosas se planteaban muy diferentes.  Invictos en Liga y ya clasificados para la final de Copa. En Champions, la fase de grupos la pasamos como los primeros clasificados. 0 derrotas. En octavos tampoco tuvimos demasiados problemas. Nos plantamos en cuartos.

La ida en el Camp Nou frente a la Roma, victoria 4 a 1. creíamos  que ya lo teníamos resuelto, ¿Cómo nos iban a marcar 3 goles allí? Nadie pensó que aquello podía pasar hasta que empezó el partido. En el minuto 6 la Roma marca el primer gol, la remontada se asoma. Llega el segundo gol y la reacción del equipo azulgrana sigue sin llegar. Hasta el minuto 73 no se produce el primer lanzamiento entre los 3 palos de los azulgranas. El equipo está irreconocible. El tercer gol era la crónica de una muerte anunciada. Nadie podía creerse el resultado. Tampoco los jugadores de la Roma. Incluso Klopp airmó que creía que era una broma. Los culés estaban inmóviles, no reaccionaron en ninguno de los 3 goles. Derrota merecida. El batacazo de todos los años.

¿Por qué nos pasa?

Estos tres últimos casos son un ejemplo del fracaso que año tras año, recibimos en Europa. Es algo que no acabámos de entender. Ninguna derrota en 40 partidos en Liga. Pero llega Champions y otra vez eliminados. Será calidad, suerte o mala actitud, pero siempre el mismo final. La maldición sigue vigente. Este año, ha sido culpa de la actitud, se planteó el partido con miedo. Otros años ha sido culpa de un mal partido. Pero la cuestión verdaderamente importante es que todos los años se repite. Será una causa de desmotivación. O que los jugadores no luchan por el escudo. Los 700 millones gastados en 4 años tampoco han ayudado.  Quizás en los próximos años en abril las cosas no se tuerzan y finalice la maldición de cuartos. Seguiremos esperando

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies